martes 7 de abril de 2020
Gritos de la Tierra | Medioambiente |

Agua segura, una deuda pendiente a nivel global

La conmemoración del día mundial del agua sirve para recordar que una de cada tres personas no tiene acceso seguro a este bien esencial.

En tiempos donde extremar medidas de higiene se volvió una norma imperativa a nivel global, una porción importante de la población del mundo todavía no tiene acceso seguro al agua potable. Una deuda pendiente de sociedades con bajo nivel de desarrollo se volvió urgente y más visible que nunca a la luz de la principal arma que, al día de hoy, existe contra la pandemia del coronavirus: poder lavarse las manos.

Leer más ► Cambio climático: el mundo debe acelerar los recortes de emisiones de gases de efecto invernadero con urgencia

Cada 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua y la fecha sirve para repasar algunos datos en relación a este tema: según el informe mundial de Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos, todavía más de 2000 millones de personas en todo el mundo carecen de acceso a los servicios básicos de agua y saneamiento.

Esto ocurre a pesar de que desde el año 2010 y por una resolución de la Asamblea General de la ONU, el acceso al agua potable y al saneamiento es un derecho humano. Por eso -según establece el organismo internacional- los Estados deben “crear condiciones para brindar acceso universal al agua y al saneamiento”.

PLACA NOTA SOBRE AGUA 1.jpg

En Santa Fe existe desde principios de año una ley llamada “derecho de jarras” que garantiza el acceso a agua de calidad gratuita en restaurantes, bares, escuelas y dependencias del Estado.

Un desafío global

Los organismos internacionales estiman que alrededor del 65% de la población de América Latina y el Caribe tiene acceso a servicios hídricos gestionados de forma segura, un porcentaje que cae al 22% cuando se trata de servicios de saneamiento que sean considerados gestionados de forma segura. La mayoría de estas poblaciones sin acceso a servicios se concentran en áreas periurbanas, más que nada en los cinturones de pobreza ubicados en la periferia de las grandes ciudades.

Leer más ► Fuego y humo, el peligroso combo de los veranos en las islas frente a Rosario

África es el continente que más padece este grave déficit de infraestructura que tiene impactos directos en la salud. Se estima que la mitad de la población de ese territorio bebe agua de fuentes no protegidas.

placa nota sobre agua 2.jpg

En el África subsahariana, apenas el 24% de las personas tienen acceso a agua potable y el 28% a instalaciones de saneamiento básico que no sean compartidas con otros hogares. Las mujeres y las niñas son quienes soportan la mayor parte de la carga de recolección de agua y dedican a ello más de 30 minutos al día, en detrimento a su educación.

Ley de jarras

Santa Fe se convirtió este año en una honrosa excepción en cuanto al derecho a acceder a agua potable, libre y gratuita en todos los espacios públicos y no públicos de la provincia. El proyecto llamado Derecho de Jarras, es ley desde principios de este año y fue motorizado por Aníbal Faccendini, director de la Cátedra del Agua de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Anibal Faccendini on Twitter

La iniciativa propone que haya disponibilidad (por ley) de agua potable libre y gratuita en bares, restaurantes, en las escuelas públicas y privadas y en los tres poderes de la provincia tanto para trabajadores como personas en situación de trámite y promocionar el derecho de jarras en toda actividad privada que implique agrupamiento de personas.

El Derecho de Jarras ya es ordenanza en Rosario desde 2015, es única en su tipo en la Argentina y en América latina y puede tener un impacto saludable directo o indirecto en las 365 localidades de la provincia.