martes 30 de noviembre de 2021
Gobierno de Santa Fe Santa Fe | Municipalidad | boliches

Primera noche de boliches: covid, cambio de hábitos e incertidumbre empresarial

La Municipalidad de Santa Fe informó que se cumplió con la normativa vigente para la reapertura de locales bailables. Pero hay empresarios que decidieron no abrir. Este sábado se registró la presencia de alrededor de 1.800 personas distribuidas en tres lugares.

El retorno de las habilitaciones para los boliches bailables luego de un año y medio de pandemia en la ciudad de Santa Fe dejó al dejó en claro que difícilmente las cosas vuelvan a ser como antes: si bien la Municipalidad consideró un éxito el desarrollo de esta primera noche, hubo dueños de locales que decidieron no abrir sus puertas y otros que se preguntan si esta actividad continuará siendo rentable.

Los únicos boliches que decidieron reabrir este sábado fueron Altavista y Bonito Pueblo, ubicados junto a la Ruta 168, y House, sobre Av. Alem. En los dos primeros hubo aproximadamente 1.300 personas, mientras que en House ingresaron 400 clientes.

El decreto del Gobierno de Santa Fe establece que estos locales cerrados pueden funcionar con un aforo máximo del 50% de su capacidad y que los asistentes deben contar con, al menos, una dosis de vacuna contra el covid.

En el programa Algo que Decir, conducido por José Graells y con la participación de Facundo González en Aire de Santa Fe; el subsecretario de Control de la Municipalidad, Guillermo Alvarez, resaltó que se cumplieron todas las normas y dijo que los locales funcionario entre las 21 del sábado y las 3 de la mañana de este domingo.

boliches1.jfif
El decreto del Gobierno de Santa Fe permite un aforo del 50% del total del espacio en los boliches bailables.

El decreto del Gobierno de Santa Fe permite un aforo del 50% del total del espacio en los boliches bailables.

De todos modos, reconoció las dificultades que enfrenta el sector. Sobre todo, los empresarios que durante gestiones anteriores fueron obligados a mudar sus locales a la Ruta 168: "En esos casos debieron hacer inversiones millonarias en dólares. Pero por errores, falta de incentivos o, incluso, cambios culturales en los jóvenes, se les ha dificultado lograr un funcionamiento acorde a lo invertido".

Jorge Reynoso es el propietario del boliche La Pirámide, uno de los que debió trasladarse a la vera de la ruta hace algunos años. Sin embargo, este sábado tomó la decisión de no abrir: "Llevamos dos años cerrados y los daños colaterales que sufre un local como el nuestro siempre son más graves que los que se producen en lugares abiertos".

El empresario se refería a la existencia de concesiones en espacios abiertos que terminan funcionando como si fueran boliches, con menos inversión. "

"Alcanza con montar equipos de luz, sonido, una barra y baños químicos", remarcó. Y se quejó porque "en la actual ordenanza ni siquiera existe el concepto de pubs, pero todos sabemos que existen y abren, por ejemplo, en barrio Candioti".

La confitería bailable está muerta y sepultada

Reynoso ya no tiene expectativas de revertir esta situación: "El viejo concepto de confitería bailable está muerto y sepultados. Estamos pensando qué hacer, porque abrir nuestras puertas ya no es un negocio. Habrá que adaptarse".

Para el empresario, la pandemia y las redes sociales contribuyeron a cambiar la conducta de la gente: "Quedó un público muy joven que asiste a fiestas. Las fiestas funcionan, pero no el boliche bailable".

De todos modos, advirtió que se torna imprescindible volver a discutir la nocturnidad en Santa Fe para transparentar la situación y asegurar que existan los controles adecuados.

Boliche.jpg
Según el dueño de La Pirámide, el viejo concepto de confitería bailable

Según el dueño de La Pirámide, el viejo concepto de confitería bailable "está muerto y sepultado".

En este sentido, Guillermo Alvarez dijo que la Municipalidad clausuró el parador Roll and Rock, que funciona en la Costanera Este, porque detectaron gente bailando en la playa y este lugar no está habilitado para eso: "Bailar en la playa es hermoso, pero no está habilitado para funcionar como boliche". No es la primera clausura que se produce en un parador.

Al ser consultado por la fiesta Bresh que se organiza durante ese fin de semana en el predio de La Rural, el funcionario explicó que cuenta con la habilitación correspondiente y que se trata de un evento esporádico, y no de una actividad permanente.

Santa Fe ya había habilitado el funcionamiento de discotecas, locales bailables y salones de fiestas para baile en sus espacios al aire libre. La novedad es que a partir de este fin de semana también se habilitan en espacios cerrados. Los mencionados locales deberán contar con la habilitación de las autoridades municipales y comunales.

La nueva resolución provincial señala que “a la fecha resulta posible y conveniente adoptar determinaciones que permitan ampliar la habilitación de concurrentes a estas actividades”, y aclara también que las mismas “podrán ser revocadas en cualquier momento, si la dinámica de casos y ocupación de la infraestructura sanitaria lo aconsejan”.

Dejá tu comentario