sábado 21 de mayo de 2022
Gaming | videojuegos | bugs | Industria

Videojuegos, lanzamientos y el amor ciego a lo "medio hacer"

Entre bugs y crasheos, mucho se comenta sobre la preventa de videojuegos, el amor ciego de los fanáticos y las verdaderas intenciones de las franquicias.

Con el avance de la industria y la notable calidad que se ha logrado en el último tiempo, se debería pensar que los problemas de bugs y crasheos en los videojuegos, ya son mínimos. Sin embargo, los últimos y más esperados lanzamientos, han puesto en duda las verdaderas intenciones de las franquicias, así como también el amor ciego que puede existir, por parte de los fanáticos, a los juegos a “medio hacer”.

Quizás sea por su nombre, por sus creadores o porque es un rework de una obra maestra. Muchos son los amantes que apuestan grandes sumas de dinero a un producto que, para ellos, vale la pena. Hasta que le dan play y aquellas ilusiones se ven desmoronadas por una experiencia penosa producto de la imposibilidad de juego por un “errores de fábrica”.

cyberpunk-5453092.jpg
Los bugs y crasheos, a diferencia de los que muchos creen, no han quedado en el pasado y están más presentes que nunca.

Los bugs y crasheos, a diferencia de los que muchos creen, no han quedado en el pasado y están más presentes que nunca.

Los videojuegos también se equivocan

Los bugs y el crasheo siempre existieron. Estos son aspectos, tanto de apariencia como de jugabilidad, que datan de las primeras consolas hasta la actualidad. Es común que se produzcan, más en etapas primarias del desarrollo de un videojuego. Sin embargo, esos errores suelen minimizarse lo más posible antes de que el juego salga al mercado. La manera es haciendo testeos. Estos se llevan a cabo, normalmente, por personas especializadas en detectarlos e indicar la posible fuente del problema. Luego el reporte es pasado al equipo encargado del desarrollo, los cuales eligen aquellos que corregir y los que, por cuestiones de costo, se dejan en segundo plano.

Por esa razón, es normal encontrarse algún bug o tener problemas de compatibilidad apenas es lanzado un videojuego. Aunque, a medida que ha pasado el tiempo, se ha logrado que estos se reduzcan y disimulen al máximo, lo cual ha generado que cada vez sea mejor la experiencia de juego. El problema surge cuando, en un contexto donde las cosas deberían funcionar a la perfección para el momento que se está viviendo a nivel industrial, se lanzan al mercado productos sumamente esperados, con errores extremadamente graves en el desarrollo que hacen pensar que, en vez de avanzar, se está volviendo a retroceder.

eFootball-2022.jpg
Ilusiones rotas con el eFootball 2022 (antiguo PES) el cual iba a ser uno de los mejores videojuegos de fútbol.

Ilusiones rotas con el eFootball 2022 (antiguo PES) el cual iba a ser uno de los mejores videojuegos de fútbol.

¿Las disculpas son suficientes?

Se pueden exponer dos ejemplos de dicha magnitud. Uno fue (y sigue siendo hasta hoy) el Cyberpunk 2077, el cual se desarrolló desde el año 2013 hasta su lanzamiento en el 2020. Y el más reciente, eFootball 2022 (ex PES), la mayor promesa de los juegos deportivos de fútbol, que viene siendo ideado y desarrollado desde el año 2019 hasta la fecha. Ambos nombres generaron total expectativa en toda la comunidad, prometiendo calidad y una experiencia de juego nunca antes vivida. Aunque nadie imaginó que, efectivamente, iba a ser una experiencia totalmente nueva, pero no por cosas buenas.

Los fans alrededor del mundo, en un principio han hecho memes y se han reído de los bugs, los cuales muchos de ellos dan escalofríos en la espalda de lo terroríficos que son. Sin embargo las risas se fueron borrando a medida que los errores seguían ocurriendo, los juegos se seguían crasheando y ya era imposible jugar verdaderamente a ellos. Un claro reflejo fue la puntuación extremadamente negativa que tiene al día de hoy el eFootball 2022 en Steam. Sin embargo, las franquicias sólo salen a pedir “disculpas” mediante comunicados, diciendo que se corregirán los errores.

sss.jpg
El uso de las redes sociales y la posibilidad de puntuar, inclusivo hacer videos reviews, le da la posibilidad a los usuarios controlar, hoy más que antes, el éxito de un videojuego o su completo fracaso.

El uso de las redes sociales y la posibilidad de puntuar, inclusivo hacer videos reviews, le da la posibilidad a los usuarios controlar, hoy más que antes, el éxito de un videojuego o su completo fracaso.

Una reacción necesaria

De alguna forma, los fanáticos se sienten estafados. Muchos de estos lanzamientos han tenido preventas, y debido a que son nombres con reconocimiento mundial, han confiado en las desarrolladoras. Lo que provocó que muchos dieran sus opiniones sinceras en los portales de venta donde se los puede adquirir, para que otros no lo compren. Es que el uso de las redes sociales y la posibilidad de puntuar, inclusivo hacer videos reviews, le da la posibilidad a los usuarios controlar, hoy más que antes, el éxito de un videojuego o su completo fracaso.

De alguna forma esto es positivo. En la actualidad la industria de los videojuegos está en auge, lo que provoca que muchos empresarios sin conocimiento de videojuegos, pero sí de números, estén al frente de grandes corporaciones con años de influencia en la misma. Lo que parece generar, poco a poco, un abandono de la calidad gráfica, jugabilidad y buena estadía de los jugadores, para pasar a un interés puramente monetario. Quizás, este es un momento donde los jugadores están comenzando a ver con ojos más críticos a sus videojuegos favoritos, sabiendo la importancia que tienen sus opiniones para mantener los valores en la industria.