martes 29 de septiembre de 2020
Espectáculos | Susana Romero |

Susana Romero habló de su delicado estado de salud

Susana Romero aseguró que "ya se tendría que haber muerto hace rato" y preocupó a todos.

Susana Romero, una de las actrices que brilló junto a Alberto Olmedo, dejó a todos con la boca abierta al contar que padece un grave problema de salud. Aseguró que los médicos tardaron bastante en dar con el diagnóstico y teme lo peor.

En diálogo con Confrontados, la morocha explicó que padece problemas cardíacos severos. En medio de la pandemia tuvo que someterse a dos intervenciones quirúrgicas y sus hijas no pueden ir a cuidarla por la cuarentena.

“Tuve dos operaciones de corazón complicadas. No me siento bien, me falta el aire, estos días no me ayudan y la soledad tampoco. Ayer y hoy fueron los peores días, hay otros días en los que zafo. Estoy en plena recuperación, me falta todavía porque encontraron también que tengo una parte de la carótida semitapada. Es todo por el estrés, porque no fumo, no tomo nada”, detalló.

Alberto Olmedo y Susana Romero

La exvedette también sostuvo que los profesionales que la atienden demoraron en darse cuenta de que tenía una afección cardiovascular compleja: “Desde hace más de tres años que vengo con problemas y cada vez peores porque nadie daba en la tecla. Pensaban que era un tema óseo y otras cosas, menos lo que tenía. Con los estudios me dijeron que no tenía nada en los huesos y que quizá fuera algo cardíaco. Y salió que sí, tengo un soplo en el corazón de toda la vida. Tengo el 76% de las arterias tapadas, y también la femoral de las piernas, más el corazón y la carótida”.

susanaromero.jpg

“No sé cómo seguía respirando, ya me tendría que haber muerto mucho antes”, agregó con profunda angustia. Acto seguido, indicó que fue agotador pasar por tantas intervenciones.

“Me quisieron hacer tres by pass y me negué. Entonces, me hicieron cinco stent en las piernas. Me tuvieron que coser las arterias. Tomo muchos remedios, estoy harta. El médico me obligó a hacerme la segunda operación. Yo no me quería operar más. Cada una duró seis horas. Estoy tan cansada... Y me hice las dos operaciones en el medio de la pandemia, con apenas un mes y pico de diferencia. Pero bueno, sigo respirando. Hasta cuando, no sé”, concluyó.