miércoles 18 de mayo de 2022
Espectáculos Soledad Pastorutti |

Soledad Pastorutti contó cuáles son las grandes preocupaciones con sus hijas

Soledad Pastorutti habló sobre la educación de sus hijas y los motivos que la preocupan a futuro.

La popular cantante se refirió a la educación de sus niñas, y se sinceró sobre su recaudo a la hora de que se expongan en las redes sociales. Soledad Pastorutti habló durante una entrevista sobre la educación con sus hijas, y se sinceró al confesar una de las grandes preocupaciones que tiene por las niñas de 8 y 11 años. Al referirse a un particular pedido que le hizo Regina, la más pequeña, Soledad alertó sobre los peligros de las redes sociales. “La más chiquita ahora me pedía tener su TikTok abierto y ahí es donde se me ata el moño porque yo no la pasé bien con eso”, admitió la popular cantante en diálogo con La Voz del Interior.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

La artista compartió su lado más sensible

Soledad Pastorutti se unió a la mencionada red durante la cuarentena y compartió su costado más distendido. Sin embargo, remarcó que la exposición puede traer sus consecuencias. “Le digo que por ahora no, porque hay que estar seguro de querer que todo el mundo te conozca y poder disfrutarlo realmente”, reflexionó.

image.png

Según informa el sitio web Mdzol, por otro lado, sobre la educación que les brinda a sus hijas, Soledad detalló: “Ellas estudian piano, canto y danza. Incentivo mucho el arte en ellas, toda persona debería hacer algo artístico”. Además, la cantante contó que con sus hijas ha tenido charlas sobre las posibilidades de vivir del arte. “Lo que sí les digo es que no significa que tengan que vivir del arte y que sea fácil vivir del arte. Ellas ya me conocieron así con una carrera, pero siempre les digo que no es tan fácil”.

Leer más ► Eugenio Derbez confesó que "no quería ser papá" de Aislinn Derbez

En otras entrevistas, Soledad Pastorutti había comentado su vivencia en la crianza de sus niñas. “Probé la experiencia de vivir en Capital y cuando fui mamá, decidí que mis hijas se criaran en el campo y que tuvieran una niñez sana y libre como la que tuve yo. Los días de Antonia y Regina en Arequito son como los de cualquier niño criado en un pueblo del interior. Van al mismo colegio al que fui yo y no tienen doble escolaridad, porque eso no existe acá. Es una escuela pública y van todos los chicos de diferentes clases sociales. Eso se puede hacer aún porque al ser tan chiquito el pueblo, nos conocemos todos”, especificó.