miércoles 25 de noviembre de 2020
Espectáculos | Sebastián Estevanez | Accidente doméstico |

Sebastián Estevanez mostró su rostro recuperado y habló sobre su accidente doméstico

Hace dos meses, Estevanez sufrió serias quemaduras en su cara, cuello y manos cuando intentaba prender el fuego de su hogar

"Me confié, cometí un error. Estaba tratando de prender un quebracho que tenía en la chimenea, en el living. Al hogar lo tengo a un metro de altura. Le había puesto bastante papel de diario, lo prendía y se me apagaba. Así me pasó dos o tres veces. Y la cuarta vez, que yo pensé que estaba apagado, le tiré un chorrito de alcohol, tenía en casa un bidón de un litro por la mitad", recordó el actor.

Leer más ► Luciano Pereyra se mostró a los besos junto a uno de sus "mejores amigos"

Este viernes, Sebastián volvió a mostrarse en las redes y comentó cómo se encuentra de salud tras aquel accidente doméstico.

"Hola! Por suerte ya estoy recuperado! Gracias por los mensajes con tanto amor y gracias a @drgustavosampietro @bessonepiel @marcosapud_ok", indicó con felicidad.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Hola! Por suerte ya estoy recuperado! Gracias por los mensajes con tanto amor y gracias a @drgustavosampietro @bessonepiel @marcosapud_ok

Una publicación compartida de Sebastian Estevanez (@sebastian.estevanez) el

Con el objetivo de concientizar, el actor no dudó en mostrar su rostro después del terrible accidente doméstico que le valió diversas quemaduras múltiples. "Aunque sabía que estaba mal lo que estaba haciendo, nunca tomé dimensión de lo que me podía pasar, por favor nunca usen cosas inflamables para encender el fuego, tengan mucho cuidado!", le recomendó a sus 649 mil seguidores.

Leer más ► Antonela Roccuzzo deslumbra con su foto en Instagram

"Le dije a mi mujer: 'Llamá a una ambulancia porque me muero, no puedo aguantar el dolor'. Sentía que me moría", confesó Sebastián. "Tuve dolores de todo tipo pero como este ninguno. Era algo insoportable. Empecé a caminar y a dar vueltas alrededor de la cocina esperando la ambulancia, que debe haber tardado 15 minutos pero que en mi cabeza fue como una vida entera. Estaba todo deformado. La explosión fue como una piña en la cara y más que nada en la oreja. A medida que iban pasando los días el dolor era cada vez peor. Porque la quemadura va avanzando. En ese momento era tan fuerte el dolor que me ofrecieron internarme en el Hospital del Quemado pero les dije que no", continuó su narración, entrevistado por Clarín.