miércoles 15 de junio de 2022
Espectáculos Darío Barassi | Martín Fierro | 100 argentinos dicen

Luego de los Martín Fierro, Darío Barassi dio el discurso que había preparado desde su casa

Frente a un tupper con una picada, el sanjuanino que subió a recibir el premio por su programa 100 Argentinos Dicen, agradeció a todos.

Darío Barassi está atravesando su mejor momento. A pocos días de anunciar la inminente llegada de su segunda hija, el exitoso conductor se subió al escenario de los Martín Fierro para recibir la codiciada estatuilla dorada. El sanjuanino agradeció junto a su equipo el premio que ganó su programa, 100 Argentinos Dicen. Sin embargo, se quedó con gusto a poco, según el mismo reconoció, por haber perdido en las ternas Revelación y Mejor Conducción, ante Jey Mammon y Guido Kaczka respectivamente. Por eso, al regresar a su casa y fiel al estilo humorístico y descontracturado que lo caracteriza, tomó un tupper con una picada, se sentó en la mesa de su casa y ofreció los discursos que había preparado.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

“Tengo un tupper de picada, estoy llegando del Martín Fierro. La pasé espectacularmente bien. Estoy orgulloso del programa que ganamos, soy fanático del programa que hago. Me parece una bomba 100 Argentinos”, aseguró Barassi en un video que compartió en las redes sociales.

image.png

Y agregó: “Lamentablemente Revelación y Conductor los perdí. Y les tenía ganas porque es muy novedoso para mí el tema de la conducción. Yo soy actor y se me presentó la posibilidad de conducir y me hicieron descubrir una nueva pasión. Felicitaciones a Jey y a Guido que se los ganaron, les mandó un beso a los dos. Pero como llevo 15 días preparando el discurso por si los ganaba, se lo van a tener que fumar ahora en este video”, anunció con su característico humor.

Después, aprovechó para agradecer a todos los miembros del programa. “También a mis amigos de siempre, a los de la tele, a los de San Juan. Tengo el celular explotado de mensajes”, aseguró.

Luego se refirió a su familia. “Soy un privilegiado de la familia que tengo”, sostuvo. Y destacó: “También iba a agradecer al público. Todo el mundo me saluda como si fuera un primo, recibo tanto cariño y soy muy feliz de recibirlo”.

Para el final dejó a su esposa, Lucía Gómez Centurión, y a sus dos hijas, Emilia y la beba que nacerá en los próximos meses. “Iba a hablar de mi mujer y mis dos hijas. Mi mujer hoy estaba radiante. Yo soy un apasionado de mi trabajo. La única contra que tiene es que me quita tiempo con ustedes, hijas. Pero sé que van a ser buenas pibas y me van a entender”, reflexionó.

Mirá el video

Embed