jueves 25 de febrero de 2021
Espectáculos Juana Repetto |

Emocionante: Juana Repetto contó cómo fue que su hijo le perdió el miedo al agua

Juana Repetto está muy feliz porque su visita a Miami hizo que Toribio se animara a meterse al mar.

Juana Repetto sorprendió en las redes haciendo un particular posteo sobre su hijo Toribio. Parece que el pequeño le perdió el miedo al agua y después de varios intentos se animó a meterse sin ponerse nervioso. La actriz tuvo emotivas palabras sobre el logro de su primogénito y dio varios detalles del acontecimiento.

"Por aquí los que me siguen hace rato saben que Toro es bastante mandado y poco temeroso en lo que respecta a lo corporal. Es un niño que tiene un muy buen manejo y conciencia acerca de su cuerpo. Era impensado para nosotros que el agua le diera tanto miedo. No nos lo imaginamos. Les hablo del miedo a nivel de no meter ni un pie en el primer escalón de la pileta. Como siempre están la ansiedad y la expectativa personal, en este caso se suma que el 'que sepan nadar' es una gran tranquilidad para nosotros a nivel seguridad y ni hablar de la mirada del resto que como siempre es un grano en el culo", comenzó diciendo.

Embed

Luego expresó que ella le insistió varias veces para que diera el primer paso, pero él tenía mucho miedo y no quería. "Por suerte generalmente logro ver que estoy forzando algo al pedo y logro confiar, acompañar y saber esperar. Pero... quería que le perdiera el miedo al agua y decidí proponerle empezar natación en lo de unos amigos y le encantó la idea. Tomamos esas clases en las que no lo obligamos a hacer nada que no quisiera o le diera inseguridad y empezó a divertirle meterse en la pile pero con la profe nomás. Ni a upa mío, ni solo, ni con bracitos ni nada. ¡Pánico! Busqué herramientas que lo ayudaran a poder disfrutar sin sentir miedo y entre un flota flota más las clases, más unos bracitos de Spider... de a poco él solo se fue mandando", agregó.

Por último, expresó: "Primero se metió con los bracitos donde hacía pie, después se animó a flotar y luego a donde no hacía pie. Siempre solo, teniendo el control absoluto de su cuerpo y la situación. Está tan emocionado con su logro que no les explico... Era su gran meta. Me decía: 'mamá lo quiero hacer pero no me animo'".

Embed