miércoles 15 de junio de 2022
Espectáculos Flor peña | Dan Breitman |

El tajante mensaje de Flor Peña en el comienzo de La pu*@ ama, su nuevo ciclo: "Si les parece ofensivo..."

La actriz y conductora llegó a la pantalla de América con una propuesta que lleva su firma.

Alas 22 puntual, y una vez finalizado LAM, comenzó La pu*@ ama, el programa con el que Florencia Peña desembarca en América. En esta nueva propuesta, la actriz busca darle su impronta a un típico late night. De esa manera, a través de monólogos, sketchs, entrevistas e invitados, Peña se anima a un formato que no es el más fácil dentro de la televisión argentina.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Flor Peña cantó, bailó y le dejó un mensaje a cada uno de los haters

La emisión comenzó con Peña entrando al estudio, dándole la bienvenida al público, y agradeciéndole al canal por el voto de confianza, al ubicarla al frente de una propuesta que busca explorar (y desbordar) los límites de lo permitido. En sus propias palabras, Peña destacó: “Si a alguien le parece ofensivo el programa, hay millones de otros canales para que se vayan a ver. Este programa es un late night pegado con cinta sketch”, y luego concluyó: “Persevera y cansarás, y por eso yo hoy puedo tener mi propio programa”.

Flor Peña cantó, bailó y le dejó un mensaje a cada uno de los haters

En segundo instancia, Peña anunció un pequeño musical, en el que aparecieron varios de quienes serán sus compañeros y compañeras habituales en La pu*@ ama, Diego Ramos, Bimbo, Dan Breitman, el Chino D´Angelo y Noralih Gago. Finalizado ese segmento, Peña procedió a contar cómo fue el punto cero de su ciclo: “Lo primero que quiero contarles es que cuando me junté con las autoridades, me preguntaron, ¿Qué querés hacer? Yo quiero ser yo, quiero poder ser yo en la tele. Y me miraron y me dijeron, ‘vas a tener que ir después de las diez de la noche’. Y aquí estoy”.

Luego, la comediante agregó: “Le agradezco al canal que tenga la libertad y el desprejuicio de dejarnos jugar en un espacio que no es el habitual, a los que nos gusta el humor y la trasgresión. Esa cabeza y esa libertad que está teniendo América, yo la agradezco, porque siendo mujer estoy frente a un programa, y las mujeres en el humor, sobre todo en canales abiertos, no tenemos tanto lugar. En un momento donde no nos podemos reír de nada, y donde seguramente cometamos errores, pero estamos aprendiendo”.

Flor Peña: "Estoy muy feliz de estar acá"

A continuación, llegó el primer sketch de la emisión, en el que Peña y Diego Ramos, simulaban ser las caras de un noticiero muy serio, en el que se colaba información absurda, y una publicidad de lo más extravagante. Luego el programa volvió al escritorio de la conductora, y allí Flor dialogó con Bimbo, que tuvo una ingeniosa participación llamada La nube de Bimbo, en la que opinó sobre la presencia de Robert De Niro en Argentina.

#MomentoDeÚltima, la única realidad: noticias que te dejan helado

Después de otro sketch llamado Coca Sarlo, investigadora del Conisex, Peña tuvo un divertido mano a mano con Roberto Moldavsky. En un momento de mucha emoción, el capocómico recordó a Gerardo Rozín, y comentó: “Era un amigo, y nos queríamos mucho. Estuvimos juntos todo este último año, que fue durísimo, y la verdad es que lo extraño mucho. Es difícil en este medio hacerte amigo y encontrar cosas en común por fuera, hasta discutíamos. Lo quiero mucho”.

Roberto Moldavsky recordó a Gerardo Rozín: "Nos queríamos mucho"

Finalmente, y luego de otro sketch titulado Los machiturros, Peña se despidió de la primera entrega de su nuevo ciclo, y exclamó para sus compañeros y compañeras: “Les agradezco la confianza, el talento, y que estén jugando como juegan. Porque es un grupo de locos que salió a jugar sin prejuicios”. Y después de eso, interpretó una canción, junto a Dan Breitman.

El SHOW de Flor Peña y Dan Breitman en el cierre de un PROGRAMÓN

De esa manera, culminó el primer episodio de La pu*@ ama. Ahora queda por delante afianzar el estilo que Peña quiere darle a su programa, y más desafiante aún, encontrar al público ideal que apueste por este nuevo proyecto televisivo, que busca en la disrupción su esencia.