sábado 23 de enero de 2021
Espectáculos | Meghan Markle | hijo | Instagram

El dolor de Meghan Markle: sufrió un aborto espontáneo

La duquesa de Sussex habló por primera vez de la pérdida de su segundo hijo, en julio de este año.

A través de una carta publicada en The New York Times, Meghan Markle se animó a hacer una confesión inesperada, y muy dolorosa. Conmovida, reveló que en julio de este año sufrió un aborto espontáneo, perdiendo a su segundo hijo.

“Esos momentos tristes, que dan miedo o son demasiado importantes, los vivimos a solas. Nadie se para a preguntar: ‘¿Estás bien?’. Perder un hijo implica un sentimiento de culpa casi insoportable que mucha gente ha vivido pero del que pocas personas hablan. En medio del dolor de nuestra pérdida, mi marido y yo descubrimos que, en una sala con 100 mujeres, de 10 a 20 de ellas habían sufrido abortos. Y, a pesar de esa impactante cifra, la conversación sigue siendo un tabú, aderezado con una (injustificada) culpa y perpetuando un ciclo de luto en solitario”, escribió con mucha angustia.

La duquesa de Sussex intentó poner en palabras el sufrimiento del príncipe Harry, que no se despegó ni un momento de ella: “Sentada en la cama del hospital, viendo cómo el corazón de mi marido se rompe mientras intenta sostener el mío, del que solo quedan pedazos”.

La venganza del príncipe Harry contra su mejor amigo por sus dichos sobre Meghan Markle
La venganza del príncipe Harry contra su mejor amigo por sus dichos sobre Meghan Markle

La venganza del príncipe Harry contra su mejor amigo por sus dichos sobre Meghan Markle

La actriz contó cómo fue el momento exacto en el que se dio cuenta que estaba perdiendo a su bebé: "Era una mañana de julio que comenzaba tan ordinariamente como cualquier otro día. Saqué a mi hijo de su cuna. Después de cambiarle el pañal, sentí un fuerte calambre. Me dejé caer al suelo con él en mis brazos, tarareando una canción de cuna para mantenernos a ambos tranquilos, la alegre melodía contrastaba con mi sensación de que algo no estaba bien".

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FB9crv9SJNJx%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAPoyUZCfVOzCK6HBrlAtJDhxTgMin5NgC8D8n8IPrPokuMS9QVk5DtPl7QkMHvY8Wi3IYAzeuVJKoqVFvpZBxDM6gFb18hLZCbDhXN3ruUBm0sC3fOWXibTXbjKcAcdvXu6DH7lwnj74RiRLcl65jzr02r64gZDZD

Conmovida por esos recuerdos que se le venían a la mente, concluyó: "Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo. Horas más tarde, yacía en una cama de hospital, sosteniendo la mano de mi esposo. Sentí la humedad de su palma y besé sus nudillos, mojados por nuestras lágrimas. Mirando las frías paredes blancas, mis ojos se pusieron vidriosos. Traté de imaginarme cómo nos curaríamos".

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FB3HaNHqFb0y%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAPoyUZCfVOzCK6HBrlAtJDhxTgMin5NgC8D8n8IPrPokuMS9QVk5DtPl7QkMHvY8Wi3IYAzeuVJKoqVFvpZBxDM6gFb18hLZCbDhXN3ruUBm0sC3fOWXibTXbjKcAcdvXu6DH7lwnj74RiRLcl65jzr02r64gZDZD