jueves 19 de mayo de 2022
Espectáculos Paul McCartney | marihuana |

25 de enero: el día en que Paul McCartney fue deportado de Japón por tenencia de drogas

Al llegar al aeropuerto de Tokio, al ex beatle le encontraron marihuana en su equipaje y terminó pasando nueve días en prisión. La serie de shows que tenían programado con Wings, quedaron suspendidos.

El 16 de enero de 1980, el ex beatle Paul McCartney, aterrizó en Japón junto a su banda Wings para llevar adelante una serie de conciertos que finalmente no pudieron concretarse. Resulta ser que el músico fue detenido en el aeropuerto internacional de Narita, en Tokio luego que le descubrieran 218 gramos de marihuana en su maleta.

Las autoridades incautaron la droga, lo arrestaron y lo mantuvieron en una cárcel mientras legalmente se decidía como sentenciarlo ya que en Japón, no existía la libertad bajo fianza.

image.png
El hecho tuvo repercusión mundial y sus shows junto a Wings fueron suspendidos. 

El hecho tuvo repercusión mundial y sus shows junto a Wings fueron suspendidos.

Leer más ► Teresa Parodi enfrenta una complicada enfermedad

“Está todo confuso en mi memoria. El caso es que de alguna forma la marihuana acabó en mi maleta y que llegué a Japón y me detuvieron. Durante siete días estuve en una celda de cuatro por ocho metros cuadrados. Me libré porque era famoso” contó McCartney en una entrevista realizada por James Corden.

Se dice que durante su estadía en la cárcel, solo tenía una esterilla para dormir y recién al segundo día pudo tener contacto con su esposa Linda McCartney. Mientras tanto, sus hijos se mantenían preocupados por la situación y los medios no dejaban de hablar de lo sucedido.

McCartney pensó que no le iba a tocar pasar por el puesto de revisión de equipaje pero el músico terminó siendo descubierto, por lo que terminó visitando nueve días al Centro de Detención de Narcóticos de Tokio y la gira con su banda fue suspendida. Un día como hoy 25 de enero de 1980, hace 42 años, fue liberado y deportado de Japón, sin haber sido enjuiciado. La cantidad encontrada en el doble fondo de su maleta era suficiente para acusarlo de narcotráfico, con una condena de hasta 7 años.