viernes 3 de abril de 2020
Economía | cuarentena | Impuestos | Afip

Las empresas aguardan nuevas medidas, priorizan el pago de sueldos y piden prórroga de impuestos

A la espera de definiciones de Afip, el sector productivo prioriza cumplir con los sueldos para cuidar las fuentes laborales y piden medidas concretas para aliviar la presión tributaria en el marco de la cuarentena obligatoria.

Las empresas transitan un panorama muy complejo, producto de la cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno Nacional, en el marco de la pandemia por el coronavirus. Más allá de un puñado de sectores que continúan operando, para la gran mayoría, el gap de desactivar la actividad por al menos 14 días, traerá sin dudas consecuencias económicas muy severas.

A la caída del nivel de actividad, producto de un consumo que recién comenzaba a dar algunas señales de repunte, el efecto coronavirus y la consecuente cuarentena obligatoria, generó estragos en las empresas que hoy se debaten cómo asumir con los compromisos de pagar salarios, no cortar la cadena de pago a proveedores y cumplir con los futuros vencimientos de impuestos, todo esto con un nivel de operaciones reducido a su mínima expresión.

Mientras tanto desde Afip analizan como medida de alivio una Resolución General (RG) que postergue el pago de impuestos hasta después de la cuarentena, para descomprimir a los contribuyentes y principalmente al sector pyme que, en caso de extenderse el período de aislamiento obligatorio, quedaría virtualmente imposibilitado de asumir con los compromisos.

En una conversación exclusiva con Ahora Vengo, por Aire de Santa Fe, Luis Mino entrevistó al tributarista CPN y profesor universitario, Marcelo Rodríguez, CEO de MR Consultores, que advirtió la delicada situación que se encuentra el sector corporativo y señaló que, “a la hora de priorizar, los pagos de sueldos se encuentran por encima de los compromisos tributarios”.

cpn marcelo rodriguez.jpg
CPN Marcelo Rodríguez, CEO de MR Consultores

CPN Marcelo Rodríguez, CEO de MR Consultores

“Hoy el problema económico no impacta solamente a un monotributista o a una pequeña empresa, sino que traerá consecuencias a las medianas y también a las grandes corporaciones”.

“Esta situación genera un crack económico que realmente es impensable cuales serán las consecuencias ulteriores”, señalo el CEO de MR Consultores.

Para el especialista, dentro de esa problemática, “en este contexto, con recursos finitos es muy difícil inferir realmente que se pueda pagar todo”. Las empresas, deben asumir un “cóctel de componentes impositivos” cómo el IVA, Ingresos Brutos, retenciones, junto con tasas y compromisos con los municipios, sumado al pago de cargas sociales del personal, dentro de un magro “cash flow” y acotada disponibilidad financiera, sin perder de vista que el 31 de marzo deberán comenzar a pagar los sueldos y demás compromisos adquiridos con terceros, como alquileres, prestaciones de servicios profesionales y pagos a proveedores”.

“En el medio, se está esperado que el fisco tome alguna decisión al respecto, al menos una norma que de alguna manera dosifique la obligación de los contribuyentes.

Por otro lado, el especialista resaltó que “el estado argentino tampoco tiene mucho que ofrecer en este contexto de serias dificultades para el fisco”.

Según Rodríguez, hoy lo único concreto que hay, es una resolución del ministerio de trabajo, que permite en la medida que se pueda demostrar que el personal no está prestando funciones, en relación de la carga previsional y de manera excepcional, se considera que la remuneración que paga la empresa tendrá un tratamiento como un concepto “no remunerativo”, con una dispensa a los pagos de los componentes concernientes a la seguridad social”. Al momento de hacer el recibo de sueldo, no se le descontará al empleado la parte correspondientes a los aportes al Sipa y a su vez, en lo referente a las cargas patronales, el empleador no tendrá que asumir el compromiso correspondiente a la seguridad social.

La economía que viene

Sobre los próximos meses, Rodríguez indicó que los contadores están muy preocupados, “fundamentalmente porque cómo profesionales, atendemos a empresas que sabemos que para que se recuperen de esta situación, van a pasar meses o tal vez varios años” y agregó que: “muchas actividades de nuestros clientes tal vez dejen de tener algún sentido a partir de ahora, en virtud a que va a ser muy largo el camino para que puedan recuperarse”.

Hoy la cruda y triste realidad, es que el contador prevea este tipo de decisiones. Hay que enfrentar esta realidad que se nos ha venido encima. Privilegiar la salud es lo primordial, aseguró el CPN Marcelo Rodríguez, pero cuándo priorizamos eso también tenemos que tener en cuenta que el negocio que estamos desarrollando se ha complejizado de tal manera que tal vez no pueda seguir funcionando como se venía desarrollando, concluyó.

Accedé a la entrevista con el CPN tributarista Marcelo Rodríguez

Marcelo Rodríguez -tributarista- by airedesantafe

Dejá tu comentario