menu
search
Economía jubilación | covid | Desempleo

Jubilación anticipada por desempleo: una recomendación de los organismos internacionales

Las personas mayores fueron las más vulneradas durante la pandemia del covid en el mundo. Por eso se recomendó avanzar en sistemas de jubilación anticipada para sostener a quienes no tienen trabajo.

Sin embargo, la Asociación Internacional de la Seguridad Social ( AISS) apenas irrumpió la pandemia planteó que “de responder a las necesidades específicas en materia de ingresos relacionadas con la crisis de la covid-19, en muchos regímenes de seguridad social se ha establecido el pago adelantado de prestaciones de jubilaciones y pensiones”.

También expertos del FMI plantearon que para ayudar a enfrentar los efectos económicos del Covid, apenas irrumpió la pandemia en julio de 2020, una de las medidas ya entonces en discusión era que los gobiernos aprobaran la jubilación anticipada de los trabajadores de más edad desocupados. Y también la reducción de las contribuciones patronales a la Seguridad Social.

Leer más ► El Gobierno anunció el plan de jubilación anticipada de Anses

En la Argentina la jubilación anticipada tiene la exigencia de que el trabajador desocupado ya cuente con 30 o más años aportes y le falten hasta 5 años para cumplir los requisitos de edad, de 60 años las mujeres y 65 años los varones.

Anses: analizan jubilar a mayores de 55 y capacitar a jóvenes
En todo el mundo las personas mayores de edad fueron las más vulnerables ante la aparición del covid. Por eso se recomendó brindarles apoyo, sobre todo, a los desempleados que no están en edad de jubilarse.

En todo el mundo las personas mayores de edad fueron las más vulnerables ante la aparición del covid. Por eso se recomendó brindarles apoyo, sobre todo, a los desempleados que no están en edad de jubilarse.

En tanto, se aprobó la eliminación o la reducción de las contribuciones de las empresas a la Seguridad Social en los sectores más afectados por la pandemia más el pago por parte del Estado de una parte de los sueldos de los trabajadores. Esta medida no ha sido calificado como “populista” por quienes sostienen que si lo es la “jubilación anticipada por desempleo”.

En el estudio “Los planes de pensiones en la crisis de la COVID-19: Impacto y consideraciones en materia de políticas”, si bien se aclara que “las opiniones expresadas en estas notas son las de los autores y no necesariamente representan las del FMI, el Directorio Ejecutivo o la gerencia del FMI”, se reconoció que el tema tenia alcance internacional.

Así, los autores - Csaba Feher e Ignatius de Bidegain- señalan que “la contracción económica provocada por la pandemia del coronavirus está dando lugar a una caída de la demanda de mano de obra que, pese a los esfuerzos de los gobiernos por preservar las fuentes de trabajo, no solo reduce las tasas de empleo sino también las tasas de actividad”.

Leer más ► Jubilación anticipada para desempleados con 30 años de aportes: cómo será el nuevo beneficio

“Concretamente, es posible que los trabajadores de más edad -que son más vulnerables al coronavirus, tienen derechos razonablemente importantes a prestaciones jubilatorias y suelen tener menos probabilidades de reincorporarse al mercado laboral- procuren dejar el empleo de forma permanente y jubilarse”.

A eso se agrega que “los gobiernos están introduciendo alivios tributarios”, como la reducción de las contribuciones patronales a la Seguridad Social. “Todo esto repercute tanto en la sostenibilidad como en la suficiencia del gasto de los sistemas públicos de pensiones, lo cual puede exacerbar las presiones fiscales generales derivadas de la crisis”, se insiste.

El impacto en los sistemas de jubilación privada

Además advierten que los regímenes de jubilación privada también “se ven perjudicados por la crisis” porque “ la menor rentabilidad reduce el valor de sus activos” que “ se manifiestan en prestaciones más bajas de los planes privados de pensiones o en dificultades financieras para los empleadores que patrocinan los planes”.

En consecuencia, “las crisis económicas pueden acelerar las solicitudes de jubilación anticipada y de prestaciones por discapacidad… Los dos canales principales para recibir prestaciones jubilatorias antes de la edad de jubilación fijada por ley son la jubilación anticipada o la solicitud debidamente aprobada de prestaciones por discapacidad permanente o a largo plazo”.

A renglón seguido, los autores señalan que si bien para jubilarse “se debe cumplir la edad de jubilación fijada por ley y haber realizado contribuciones por un período suficientemente largo (historial de servicio), sin embargo la mayoría de los sistemas “permiten la jubilación anticipada en función de la ocupación, el historial o tiempo de servicio o la decisión del beneficiario (jubilación anticipada general)”.

“La práctica óptima exige que la jubilación anticipada reciba prestaciones más reducidas a fin de equilibrar el valor presente de las prestaciones jubilatorias previstas y las contribuciones totales pagadas”, para rápidamente plantear que “las prestaciones jubilatorias más bajas pueden incrementar la pobreza entre los adultos mayores y hacer necesarias más transferencias sociales, en especial porque suelen ser los trabajadores con menos formación y de más bajo ingreso los que ven peligrar sus perspectivas laborales a raíz de una larga crisis”.

Dejá tu comentario