martes 26 de octubre de 2021
Economía Empleo | Provincia de Santa Fe | Economía

El empleo formal sigue por debajo del nivel previo a la pandemia en la provincia de Santa Fe

Las cifras de empleo registrado comenzaron a descender en el 2018 y la crisis económica que generaron las medidas para contener el covid-19 agravaron el escenario. En dos años se perdieron más de 20.000 puestos de trabajo formales en Santa Fe.

A pesar del rebote de la actividad, el empleo registrado de trabajadores en relación de dependencia sigue por debajo de los niveles de prepandemia. Y el Gobierno busca revertir esta situación con estímulos fiscales y en Seguridad Social a las empresas que contraten personal nuevo.

En diciembre de 2017, la Provincia de Santa Fe registró 514.269 trabajadores en relación de dependencia registrados del sector privado. Dos años después había descendido a 493.060 formales. A fin de 2020 sumó 482.709. Y en julio de 2021 (último dato) subió a 488.564, según los datos del Ministerio de Trabajo.

La pérdida de empleos privados formales en tan solo dos años (2018/19) fue de 21.209 trabajadores. Y desde entonces, con pandemia, cuarentena, flexibilización de las restricciones y rebote de la actividad en lo que va del año de más del 10%, hay apenas 4.496 asalariados santafesinos más; y se encuentra por debajo de los niveles anteriores a la pandemia.

Desempleo medidas.jpg
En todo el país hay largas colas cuando se ofrecen puestos de trabajo.

En todo el país hay largas colas cuando se ofrecen puestos de trabajo.

El dato nuevo es el bajísimo incremento del empleo registrado con el rebote de la actividad, la llamada elasticidad empleo/PBI.

Para modificar esa baja relación, el Gobierno está impulsando distintas medidas para estimular a las empresas, en especial a la micro y pymes, a contratar nuevos trabajadores con eximiciones o reducciones de las contribuciones patronales. Y también condonar los aportes e impuestos no ingresados a cambio de regularizar a los trabajadores no registrados.

Se trata de medidas que estuvieron vigentes en el pasado, en especial en los 90', con escasos o nulos resultados. Y además genera un mayor desfinanciamiento del sistema de Seguridad Social.

Es que, además, desde hace largos años, las empresas tercerizan sus actividades con otras empresas, pequeñas y medianas, que a su vez contratan a los trabajadores por la modalidad del monotributo, con menos derechos y cargas sociales. Eso explica que las estadísticas oficiales y a pesar del crecimiento de la población activa, marquen un número descendente de trabajadores en relación de dependencia registrados, y un número de creciente de monotributistas.

Leer más ► Vivir endeudados, un drama que atraviesa a las familias argentinas y que se aceleró en la pandemia

A nivel nacional, el informe del Ministerio de Trabajo detalla:

  • Construcción: registra un año completo de variaciones mensuales positivas, pero aún se encuentra un 1,7% por debajo del nivel del primer trimestre de 2020.
  • Explotación de minas y canteras: viene recuperando empleo desde diciembre de 2020, aunque aún se encuentra un 3,7% por debajo del empleo previo al comienzo de la pandemia.
  • Hoteles y restaurantes: se trata de un sector que se encontraba en caída antes de la pandemia, y el inicio de la emergencia sanitaria profundizó su deterioro. El sector mostró avances en marzo y abril, pero volvió a retroceder en mayo y junio. Su nivel de empleo actual se ubica 21,4% por debajo del vigente en el primer trimestre de 2020.
  • Industria Manufacturera: hasta hace dos meses estuvo mostrando variaciones mensuales positivas durante un año completo, y en los últimos dos meses se mantuvo estable. No obstante, dada su dinámica previa, su nivel de empleo se ubica +2,1% por encima del registrado en el primer trimestre de 2020.

    Por otro lado, hubo un conjunto de sectores que se mantuvieron estables en relación con el mes anterior. Esos sectores son agricultura, ganadería, caza y silvicultura, suministro de electricidad, gas y agua, Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, comercio, intermediación financiera, industrias manufactureras y enseñanza.

    Finalmente, presentaron caída del empleo en julio, pesca (-1,1%), servicios sociales y de salud (-0,2%), transporte, almacenamiento y comunicaciones (-0,2%) y servicios comunitarios, sociales y personales (-0,1%).