viernes 14 de mayo de 2021
Deportes Boxeo | Roma | Mundial

Nino Benvenuti, il signore del boxeo que cumple 83 años

Considerado como el mejor púgil italiano de la historia –y uno de los deportistas más queridos y admirados de su país–, logró el oro olímpico en 1960 y, como profesional, fue monarca superwelter y mediano hasta que, el 7 de noviembre de 1970, fue destronado por Carlos Monzón en Roma.

Giovanni Benvenuti nació en Isola d'Istria –al sudoeste de la actual República de Eslovenia, sobre el mar Adriático– el martes 26 de abril de 1938. En esta pequeña localidad costera y, alentado por la pasión de su padre, Fernando –un humilde pescador–, aprendió los rudimentos del boxeo, que su progenitor practicaba en su juventud: cuando ingresó por primera vez a un gimnasio, tenía 13 años y pesaba solo 39,5 kilos.

Ya radicado en Trieste –a unos 27 kilómetros al norte de Isola d'Istria–, comenzó a participar en certámenes para aficionados, hasta que logró el título italiano de 1954 en la categoría Novatos. Al año siguiente se sumó a la Selección Nacional Amateur y, en enero de 1956, Nino se consagró campeón italiano welter (hasta 67 kilos), en Parma.

Este mismo año, el invicto de Benvenuti llegaría a su fin en Turquía ya que, en una de las tantas giras que realizaba la Selezione por Europa, fue derrotado en un fallo muy controversial, y donde muchos afirmaron que, la victoria, debía haber sido para el italiano.

Poco después, Nino perdió a su madre –que falleció a los 46 años, por una afección cardíaca– y, para colmo de males, el entrenador de la Selección, el estadounidense Steve Klaus, decidió que no integrara el elenco nacional que participaría de los Juegos Olímpicos de Melbourne.

nino benvenuti 01 edit.jpg
Benvenuti se consagró campeón olímpico en welter (hasta 67 kilos) en los Juegos de Roma 1960.

Benvenuti se consagró campeón olímpico en welter (hasta 67 kilos) en los Juegos de Roma 1960.

En 1957, Benvenuti subió a superwelter (hasta 71 kilos) y, en esta nueva división, conquistó su segundo título italiano, en Bolonia; la medalla de oro en el campeonato Europeo, en Praga y, dos años después, repetiría este halago en Lucerna, Suiza. Además, Nino se alzó con otros tres títulos italianos: en 1958, en Terni y, en 1959 y en 1960, en Milán. Así, Benvenuti conquistó en un lustro cinco coronas de su país.

Pero, su gran deseo, era participar de los Juegos Olímpicos de Roma, en 1960, que fueron los primeros televisados de la historia y, una vez asegurada su presencia en los mismos, el nuevo entrenador de la Selezione, el italiano Natale Rea, decidió que Nino bajara cuatro kilos y combatiera en welter.

En su camino al oro olímpico, Nino derrotó por sendos 5-0 al futuro campeón Europeo de la división, el francés Jean Josselin; al futuro monarca mundial superwelter, el surcoreano Kim Ki-soo, al búlgaro Shishman Mitsev, y al británico James Lloyd y, en la final, venció por 4-1 al soviético Yuri Radonyak.

nino benvenuti 02 edit.jpg
Ademas de su medalla de oro olímpica, Nino –que tenía 22 años– recibió la Copa Val Valker, que se entrega al mejor púgil de los Juegos.

Ademas de su medalla de oro olímpica, Nino –que tenía 22 años– recibió la Copa Val Valker, que se entrega al mejor púgil de los Juegos.

No solo esto: Benvenuti –que tenía 22 años– recibió la Copa Val Valker, que se entrega al mejor púgil de los Juegos y, quien estuvo a punto de alzarse con la misma, fue un tal Cassius Marcellus Clay, de apenas 18, quien se coronó en la categoría mediopesado. En la historia de los Juegos, solo Nino y Patrizio Oliva –oro en Moscú 1980, en welter junior– son los únicos dos italianos que alcanzaron tan prestigiosa distinción.

El profesionalismo esperaba por él y, la carrera amateur de Benvenuti, había llegado a su fin con un extraordinario récord de 120-1 (sí, la única derrota que sufrió como aficionado fue la polémica caída por puntos de 1956, en Turquía).

Debut profesional, y campeón mundial superwelter

El viernes 20 de enero de 1961, Nino debutó como profesional y, en Trieste, le GPP 6 al tunecino Ben Ali Allala. Con Libero Golinelli como entrenador y, Bruno Amaduzzi como manager, sumó una victoria tras otra y, el 1 de marzo de 1963, en su 30ª pelea, se coronó campeón italiano mediano al GKO 11 a Tommaso Truppi en el Palazzo dello Sport de Roma.

Pero, a su primer título mundial lo obtendría en la categoría inmediata inferior, la superwelter, o mediano junior, cuyo límite es de 154 libras, o 69,853 kilos. La corona estaba en poder de su compatriota Alessandro (Sandro) Mazzinghi, quien se había coronado el sábado 7 de septiembre de 1963 al GKOT 9 al estadounidense Ralph Dupas en el Velódromo Vigorelli, de Milán (y a quien volvió a vencer en su primera defensa, el lunes 2 de diciembre siguiente, en Sidney, al GKOT 13).

Mazzinghi se casó en febrero de 1964 con Vera Maffei pero, solo diez días después, mientras regresaba de una fiesta en Montecatini, protagonizó un grave accidente automovilístico, donde murió su esposa y él sufrió una fractura de cráneo y una seria lesión en un oído.

nino benvenuti 03 edit.jpg
Benvenuti (derecha) se consagraría campeón mundial por primera vez el viernes 18 de junio de 1965 en un colmado estadio San Siro, en Milán, donde le GKO 6 a su compatriota Alessandro (Sandro) Mazzinghi y se alzó con las coronas AMB-CMB superwelter.

Benvenuti (derecha) se consagraría campeón mundial por primera vez el viernes 18 de junio de 1965 en un colmado estadio San Siro, en Milán, donde le GKO 6 a su compatriota Alessandro (Sandro) Mazzinghi y se alzó con las coronas AMB-CMB superwelter.

Volvió a combatir en abril siguiente y, hasta encontrarse con Nino, retendría dos veces más sus títulos: ante el estadounidense Tony Montano, en Génova, y su compatriota Fortunato Manca, en Roma, el sábado 3 de octubre y el viernes 11 de diciembre de 1964, respectivamente.

Así, en su 4ª defensa, enfrentó a Benvenuti, en un combate que atrajo la atención de todo el país, y que se disputó el viernes 18 de junio de 1965 en un colmado estadio San Siro, en Milán. Fue el choque entre un estilista (Nino) y un peleador (Mazzinghi), y donde el retador, con un formidable uppercut de derecha, noqueó a su rival en el sexto asalto y se alzó con las coronas AMB-CMB superwelter.

Luego de su primera pelea con Mazzinghi, dejó el título italiano mediano y, el viernes 15 de octubre del mismo año, Nino conquistó el cetro Europeo de esta división –que había dejado vacante el formidable húngaro László Papp–, al GKO 6 al español Luis Folledo, en Roma.

La revancha con Mazzinghi –establecida como obligatoria en una de las cláusulas del contrato del primer duelo entre ambos– se disputó el viernes 17 de diciembre siguiente en el Palazzo dello Sport romano y, Benvenuti, le GPP 15 (unánime) y retuvo sus cetros.

El sábado 14 de mayo de 1966, Benvenuti retuvo la corona Europea mediana al GKOT 14 al alemán Jupp Elze, en Berlín y, el sábado 25 de junio siguiente, en su 66ª pelea, resignaría sus títulos superwelter (y su invicto) en el Gimnasio Changchung de Seúl, Corea del Sur, al PPP 15 (dividido) con el local Kim Ki-soo, con una escandalosa polémica.

En el 14º round, las cuerdas del ring cayeron repentinamente y, la pelea, se suspendió por casi 15 minutos. Benvenuti podría haber pedido que se la declarara “sin decisión” pero, confiado en que iba ganando holgadamente, no lo hizo... Al momento del fallo de los jueces, llegó la sorpresa: el italiano Antonio Galardio vio ganar a Nino por 72-68; el coreano Yong Soo-chung, dio ganador al púgil local por 72-69 y, el estadounidense NIck Pope, consagró la victoria del retador por 74-68. La categoría tenía un nuevo campeón.

Su trilogía con Emile Griffith

El viernes 21 de octubre de 1966, Nino le GKOT 11 al francés Pascal Di Bendetto en Roma, retuvo su corona Europea mediana y, tras una reunión con su manager, Bruno Amaduzzi, resolvieron que continuaría su carrera en esta división donde, el campeón mundial, era Emile Alphonse Griffith –ex monarca welter en 1961, entre 1962 y 1963, y entre 1963 y 1965–, quien se había adueñado de las coronas AMB-CMB de las 160 libras o 72,574 kilos el lunes 25 de abril de 1966 al GPP 15 (unánime) al nigeriano Dick Tiger (su nombre real era Richard Ihetu) en Nueva York.

Con el oriundo de las Islas Vírgenes chocaría tres veces y, en todos los casos, lo hizo en la Gran Manzana. En el primer enfrentamiento (donde el estadounidense cayó en el 2º asalto y, el europeo, en el 4º), que tuvo lugar el lunes 17 de abril de 1967, Nino le GPP 15 (unánime) en el Madison Square Garden y, así, se convirtió en el rey mediano AMB-CMB en la Pelea del Año para The Ring Magazine.

Pero en la revancha, disputada el viernes 29 de septiembre siguiente en el Shea Stadium de Queens, el moreno le GPP 15 (mayoritario) y recuperó sus coronas. Faltaba el desempate y, el tercer y último choque, se realizó el lunes 4 de marzo de 1968, en el Madison –en el que Griffith cayó en el 9º round–, donde Benvenuti volvió a GPP 15 (unánime) y cerró la trilogía por 2-1 a su favor.

nino benvenuti 04 edit.jpg
Benvenuti enfrentó tres veces a Emile Alphonse Griffith. En la primea pelea entre ambos (foto), que tuvo lugar el lunes 17 de abril de 1967, Nino le GPP 15 (unánime) en el Madison Square Garden y, así, se convirtió en el rey mediano AMB-CMB, en la Pelea del Año para The Ring Magazine.

Benvenuti enfrentó tres veces a Emile Alphonse Griffith. En la primea pelea entre ambos (foto), que tuvo lugar el lunes 17 de abril de 1967, Nino le GPP 15 (unánime) en el Madison Square Garden y, así, se convirtió en el rey mediano AMB-CMB, en la Pelea del Año para The Ring Magazine.

Tras cuatro defensas exitosas en su segundo reinado (ante los estadounidenses Don Fullmer y Fraser Scott, el cubano Luis Manuel Rodríguez, y el neoyorquino Tom Bethea), Nino y su equipo decidieron enfrentar a un ignoto retador sudamericano que, si bien había disputado 80 peleas, era un perfecto desconocido en el mapa del boxeo mundial. A esta quinta defensa la haría ante un tal Carlos Monzón

Sus derrotas con Escopeta, y su retiro

En 1970, Nino tenía el mundo a sus pies. Millonario, y con un buen pasar, hasta había incursionado en el cine, donde en 1969 coprotagonizó el spaghetti-western Vivi o preferabili morti (Vivo, o preferiblemente muerto), junto a Giuliano Gemma. Sin apremios de ningún tipo, encaró su 88ª pelea, y la 31ª en la Ciudad Eterna –donde nunca había perdido–, ya que el combate ante el por entonces campeón argentino y sudamericano mediano tendría lugar en el Palazzo dello Sport el sábado 7 de noviembre de ese año.

Escopeta había arribado a Roma el domingo 25 de octubre en el vuelo 140 de Aerolíneas Argentinas, acompañado por su técnico, Amícar Oreste Brusa, el promotor Juan Carlos Lectoure, y su sparring, José Humberto Menno (de casi 85 kilos, con los que practicó trabar, amarrar y palanquear, ya que Benvenuti lo hacía en sus peleas y los árbitros no solían observarlo por ello).

A la delegación la completaron el profesor Oscar Patricio Russo, preparador físico, y otro sparring, Juan Aranda, quienes abonaron sus pasajes, ya que el promotor del combate, Rodolfo Sabbatini, solo había enviado cuatro tickets aéreos a Buenos Aires.

Escopeta hacía footing todas las mañanas durante 40 minutos en el parque Villa Gloria, a cuatro cuadras del hotel Sporting, donde se alojaron –Carlos ocupó la habitación 666, en el 6º piso, junto al profesor Russo– y, por la tarde, trabajaba en el gimnasio, siempre bajo la atenta mirada de Brusa.

Casi nadie asistía a ver su entrenamiento pero, en cambio, los de Benvenuti, en el campamento montado en la localidad de Trani, en la región de Apulia, provincia de Bari, sobre el mar Adriático, eran casi una reunión social, con decenas de periodistas, cámaras y flashes para el monarca, quien –valga reiterarlo– se encontraba en el pináculo de su carrera.

nino benvenuti 07 edit.jpg
El reinado de Benvenuti entre los medianos terminó el sábado 7 de noviembre de 1970 cuando, en el Palazzo dello Sport de Roma, fue noqueado en el 12º round por Carlos Monzón.

El reinado de Benvenuti entre los medianos terminó el sábado 7 de noviembre de 1970 cuando, en el Palazzo dello Sport de Roma, fue noqueado en el 12º round por Carlos Monzón.

Tal era la confianza de los italianos que, incluso, en los días previos a la pelea, el Corriere dello Sport y la Gazzetta dello Sport llegaron a titular, a cinco y cuatro columnas, respectivamente: "¿Quién eres, Monzón?" y "Carlos qué?", en dos muestras más de la seguridad que tenían todos en que el campeón conservaría su corona.

Esa lluviosa noche del sábado 7 de noviembre de 1970, el Palazzo dello Sport estuvo colmado por18.000 espectadores –de los cuales 200 eran santafesinos que acompañaron a su coterráneo a la capital italiana– que dejaron en las boleterías una recaudación de 110 millones de liras (unos 176.000 dólares de la época).

La pelea tuvo un solo dueño: Carlos Monzón, quien dominó la misma de principio a fin. Aunque peleó infiltrado en su mano derecha debido a una crónica lesión en la misma, Escopeta asumió siempre la iniciativa y, especialmente a partir del 3º round, fue minando la resistencia física, boxística y pugilística de Benvenuti quien, promediando la misma, comenzó a evidenciar signos de cansancio y preocupación, ya que lo que todos los italianos creían –que esta sería otra defensa fácil para el monarca–, se hacía cada vez más cuesta arriba.

Brusa, Menno y Russo, quienes estaban en el rincón de Carlos (Lectoure no pudo hacerlo porque, días antes, sufrió un esguince de tobillo jugando al fútbol), le pedían en cada descanso que trabajara con tranquilidad, pero éste quería terminar con su tarea cuanto antes. En el 10º asalto, una derecha del retador hizo flamear al campeón, que sonrió como si no hubiera pasado nada pero que, en realidad, lo conmovió hasta los huesos. En el 11º round el visitante salió a buscar la definición por la vía categórica, pero Nino se las arregló a duras penas para escapar del asedio del oriundo de San Javier.

nino benvenuti 08 edit.jpg
Benvenuti disputó su 90ª y última pelea el sábado 8 de mayo de 1971 –seis meses y un día después de perder sus títulos con Monzón, en Roma– y, el escenario, fue el estadio Louis II de Montecarlo. En la primera de sus 14 defensas, Escopeta le GKOT 3 y, tras el combate, Nino, que tenía 33 años, anunció su retiro. Su récord fue de 82-7-1 (35 ko).

Benvenuti disputó su 90ª y última pelea el sábado 8 de mayo de 1971 –seis meses y un día después de perder sus títulos con Monzón, en Roma– y, el escenario, fue el estadio Louis II de Montecarlo. En la primera de sus 14 defensas, Escopeta le GKOT 3 y, tras el combate, Nino, que tenía 33 años, anunció su retiro. Su récord fue de 82-7-1 (35 ko).

Antes de comenzar el 12º asalto, Brusa le habló a Carlos y, en la que se convertiría en una de las decenas de frases célebres del Maestro a lo largo de su incomparable trayectoria, le dijo: "Ese hombre está muerto. Vaya y póngalo nocaut".

Un viejo dicho en el ámbito del boxeo reza que, quien cae de cara a la lona, no se levanta más. Y, en este combate, fue así. Tras recibir una devastadora derecha, Nino quedó en un rincón neutral como un títere al que le habían cortado los hilos. Uno de sus segundos ingresó al ring para detener la cuenta de Rudolf Durst, pero fue inútil: la misma llegó a 10 al 1'57" del 12º round y, a partir del out del árbitro alemán, Carlos Monzón –con 28 años y tres meses exactos de edad– consumó su obra maestra y, la Argentina, coronó al cuarto campeón mundial de su historia, el primero en Europa, y el pionero de los 11, que a la fecha, consagró nuestra provincia. La Pelea del Año 1970 para The Ring Magazine, había terminado.

Cuando Escopeta firmó el contrato para su combate ante Benvenuti, el escrito establecía que, en caso de ganar –lo que ocurrió–, debía darle la revancha directa a Nino. Esta se había programado, tentativamente, entre el 15 de marzo y el 30 de abril y, las sedes, serían Roma o San Remo. Esto consta en una escritura privada firmada el jueves 12 de noviembre de 1970, solo cinco días después de que Carlos se consagrara campeón mundial, entre Rodolfo Sabbatini, Bruno Amaduzzi y Tito Lectoure, donde figuraban estas fechas y, además que, de las ganancias del festival –que otra vez organizaría Sabbatini, sobre una base de 120.000 dólares–, a cada uno les correspondería el 30 % de los beneficios.

Pero, finalmente, se confirmó para el sábado 8 de mayo de 1971 –seis meses y un día después de la consagración de Carlos en la Ciudad Eterna–y, la misma, tendría como escenario al estadio Louis II de Montecarlo. Por ello, a Monzón le cupo el honor de protagonizar la primera pelea con un título mundial en juego –y que estaba en su poder– en la historia del principado. En Mónaco no existía una Federación de Box pero, sí, una subvención a los promotores. La primera que se otorgó fue para esta pelea y, Sabbatini, recibió 50.000 dólares por sus “servicios a la causa turística monegasca”.

La pelea Monzón-Benvenuti II (por la que Escopeta cobró 100.000 dólares, contra los 15.000 de la primera, cuando fue retador), y que sería la primera de las 14 defensas exitosas que realizaría el santafesino, comenzó a las 22.20 pero, lo que muchos imaginaban que sería un choque difícil para Carlos, ya que enfrentaría a un Nino con hambre de revancha, no fue tal.

nino benvenuti 09 edit.jpg
Tras su retiro, Nino cultivó una gran amistad con Monzón.

Tras su retiro, Nino cultivó una gran amistad con Monzón.

Escopeta necesitó menos de tres rounds para aplastar al italiano –a quien derribó dos veces–, hasta que la piadosa toalla lanzada por Bruno Amaduzzi desde el rincón del ahora retador acabó con el suplicio para este y, el árbitro del combate, el argentino Ángel Victorio Pedro Avendaño –conocido como Víctor, y quien logró la medalla de oro en mediopesado en los Juegos Olímpicos de Amsterdam 1928–, dijo basta a los 1’05” del 3º round y consagró al victoria de Monzón por abandono.

“Fue la noche más triste de mi vida y, en la conferencia de prensa, anuncié mi retiro del boxeo. Ya no tenía nada que hacer. La mirada de Monzón era terrorífica. Al igual que en la primera pelea, cuando vino a rematarme, me asusté. No tendría que haber aceptado tan rápido otro choque con él, porque no me había recuperado de la derrota anterior. Pero no hay excusa alguna, me ganó un formidable campeón”, confesaría luego Benvenuti quien, años después, se declararía gran admirador –y sin retaceos– del formidable monarca que lo había derrotado dos veces y, de yapa, sin necesidad de esperar el fallo de los jueces, ya que ambas fueron antes del límite.

A los 12 días de haber cumplido 33 años y, tras 90 combates, la carrera profesional de Nino había terminado con un récord de 82-7-1 (35 ko).

A partir de allí, cultivaría una gran amistad con Monzón, que se mantendría con los años e, incluso, cuando Escopeta estuvo detenido en Junín –tras ser condenado por la muerte de su última esposa, Alicia Muñiz–, recibió la visita de Nino. Cuando el oriundo de San Javier falleció trágicamente el domingo 8 de enero de 1995, Benvenuti dijo: “Su muerte me dolió muchísimo. Fue el mejor boxeador al que enfrenté en toda mi carrera, y fue un grande de la Historia. Me enorgullece de que en la Argentina tengan un gran recuerdo de mí junto a él”, señaló emocionado sobre quien fuera su verdugo en el ring, y su amigo debajo del mismo.

Su vida después del boxeo

Tras el retiro, Nino siguió ligado al cine y, en 1975, integró el elenco de Mark il poliziotto spara per primo (Mark el policía dispara primero). Su tercera participación fue en 2008, con Carnera, The Walking Mountain(Carnera, la Montaña que Camina),basada en la vida de Primo Carnera, el primer italiano que ganó un título mundial cuando, el jueves 29 de junio de 1933, venció al estadounidense Jack Sharkey (le GKO 6 en el Madison Square Garden) y conquistó la corona pesada, que resignaría en el mismo escenario, y ante el local Maximilian (Max) Baer, quien le GKOT 11 el jueves 14 de junio de 1934.

También comenzó a trabajar como comentarista deportivo para la RAI (Radio y Televisión Italianas), donde se desempeñó como tal hasta principios de este siglo; redactó múltiples artículos periodísticos, fue un permanente invitado a programas televisivos, y hasta participó de avisos comerciales.

nino benvenuti 05 edit.jpg
Esta foto es de septiembre de 1968, antes de medirse con el estadunidense Art Hernández en Toronto, Canadá. El italiano, que ya era campeón mundial mediano, juega con su primogénito, Stefano, de 6 años.

Esta foto es de septiembre de 1968, antes de medirse con el estadunidense Art Hernández en Toronto, Canadá. El italiano, que ya era campeón mundial mediano, juega con su primogénito, Stefano, de 6 años.

En 1992 ingresó al prestigioso International Boxing Hall of Fame (IBHOF) de Canastota, Nueva York y, a lo largo de los años, recibió múltiples reconocimientos por su trayectoria. En 1995 reveló que había viajado a Calcuta, India, para hacerse voluntario en el hospicio de la Madre Teresa.

En 2001 y, tras una votación de periodistas especializados, Nino fue declarado “Deportista del Siglo” de la provincia de Trieste; en 2010 y en 2011 y, junto con muchas otras figuras internacionales, colaboró con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), para el Día Mundial de la Alimentación y, el jueves 7 de mayo de 2015, se inauguró una placa dedicada a él en el Walk of Fame dello sport italiano(Paseo de la Fama del deporte italiano), sito en el Foro Itálico de Roma.

nino benvenuti 06 edit.jpg
En 1969, Benvenuti (izquierda) coprotagonizó el spaghetti-western Vivi o preferabili morti (Vivo, o preferiblemente muerto), junto a Giuliano Gemma. En 1975, integró el elenco de Mark il poliziotto spara per primo (Mark el policía dispara primero) y, su tercera participación, fue en 2008, con Carnera, The Walking Mountain (Carnera, la Montaña que Camina), basada en la vida de Primo Carnera, el primer italiano que ganó un título mundial.

En 1969, Benvenuti (izquierda) coprotagonizó el spaghetti-western Vivi o preferabili morti (Vivo, o preferiblemente muerto), junto a Giuliano Gemma. En 1975, integró el elenco de Mark il poliziotto spara per primo (Mark el policía dispara primero) y, su tercera participación, fue en 2008, con Carnera, The Walking Mountain (Carnera, la Montaña que Camina), basada en la vida de Primo Carnera, el primer italiano que ganó un título mundial.

El miércoles 26 de abril de 2017, Nino se convirtió en Embajador del Boxeo Italiano en el Mundo, distinción que le fue entregada por Vittorio Lai, presidente de la Federazione Pugilistica Italiana (FPI), en el marco de la ceremonia oficial del cincuentenario de su consagración como campeón mundial mediano, con el patrocinio del Comitato Olimpico Nazionale Italiano(CONI), y la embajada estadounidense en Italia.

Asimismo, el miércoles 28 de marzo de 2018, y en Roma, fue distinguido con el Premio a la Cultura Italiana en la Argentina, que entrega la Società Italia Argentina (SIA), por su aporte a la difusión de los valores de esta nación europea en nuestro país, y por ser “un hombre que se hizo amar por los argentinos más allá de sus méritos deportivos”.

Nino tiene seis hijos. Con su primera esposa, Giuliana Fonzari, con quien se casó en 1961, cuando debutó como profesional, fueron padres de Stefano –quien se suicidó el año pasado, a los 58–, Macri, Giuliano y Francesco y, en 1971, adoptaron a Soraya, una niña tunecina.

nino benvenuti 10 edit.jpg
En 1967 y, estando aún casado, Nino comenzó una relación con Emilia Nadia Bertorello (foto), con quien tiene una hija, Nathalie.

En 1967 y, estando aún casado, Nino comenzó una relación con Emilia Nadia Bertorello (foto), con quien tiene una hija, Nathalie.

En 1967 y, estando aún casado, comenzó una relación con Emilia Nadia Bertorello, con quien tiene una hija, Nathalie. Tras una separación de casi 30 años y, luego de que Benvenuti se divorciara de su primera mujer, en 1998 contrajo enlace con ella, con quien actualmente vive en Roma.

A los 83 años –que cumple hoy– Nino Benvenuti conserva su enorme don de gente, amabilidad, simpatía y educación, por lo que es uno de los deportistas más queridos, admirados y respetados de la historia italiana.

nino benvenuti 11 edit.jpg
Otro de los amigos que el boxeo le dio a Benvenuti fue Emile Griffith, con quien peleó tres veces (dos en 1967, y una en 1968), con saldo 2-1 a favor de Nino.

Otro de los amigos que el boxeo le dio a Benvenuti fue Emile Griffith, con quien peleó tres veces (dos en 1967, y una en 1968), con saldo 2-1 a favor de Nino.

Su asistente y biógrafa oficial, Anita Madaluni, dijo sobre el legado de Benvenuti en el boxeo: “Nino se escapa del clásico prototipo del boxeador por infinidad de razones, entre las que destacan su humildad y su amabilidad. Pero, también, su cultura familiar, su educación, sus intereses. Fue actor, escritor, periodista de radio y televisión durante más de 40 años, es decir, fue más tiempo periodista que boxeador. Nino es, como diríamos hoy, un artista polifacético. Y con una personalidad carismática. No es casualidad que la Federación Italiana de Boxeo lo haya nombrado Embajador del Boxeo de Italia en el Mundo. El secreto de Nino, probablemente, es ser solo Nino…”

¡Buon compleanno, signore Giovanni Nino Benvenuti!

nino benvenuti 12 edit.jpg
Nino trabajó como comentarista deportivo para la RAI (Radio y Televisión Italianas), redactó múltiples artículos periodísticos, fue un permanente invitado a programas televisivos, y hasta participó de avisos comerciales. En 1992 ingresó al prestigioso International Boxing Hall of Fame (IBHOF) de Canastota, Nueva York.

Nino trabajó como comentarista deportivo para la RAI (Radio y Televisión Italianas), redactó múltiples artículos periodísticos, fue un permanente invitado a programas televisivos, y hasta participó de avisos comerciales. En 1992 ingresó al prestigioso International Boxing Hall of Fame (IBHOF) de Canastota, Nueva York.