miércoles 12 de agosto de 2020
Deportes | Fútbol | Argentina | Selección Argentina

Mundial de Argentina 1978: Kempes y la historia del curandero que le permitió jugar la copa

El delantero cordobés del Valencia estuvo a punto de perderse la cita mundialista, torneo en el que fue goleador, figura y campeón con el seleccionado que conducía César Luis Menotti.

A 42 años del puntapié inicial del Mundial de Argentina 1978, Mario Alberto Kempes, goleador y figura de aquella Selección Argentina campeona del mundo reveló que por qué estuvo cerca de no jugar y la solución “mágica” que permitió que estuviera presente en la cita mundialista. Además contó cómo fue transformarse en comentarista de un videojuego de fútbol.

Leer más► Borussia Dortmund ganó, goleó y repudió al racismo

Estuve a punto de perdérmelo. Tres semanas antes de viajar trabé mal jugando con Valencia y se me aflojó la rodilla. Los médicos afilaban el cuchillo, pero fui a un masajista tipo curandero y me salvó. Me dijo que ni se me ocurriera ponerme nada y descansara. A los tres días me dijo ‘andá’. En Valencia me querían matar, ‘vos estás loco, te tenés que operar’, me decían. El fin de semana jugué y no pasó nada. Por eso tenía esa vendita, con el cuidado de que no esté apretada”, contó quien fue elegido como máximo goleador del Valencia.

Embed

Además de obtener la copa y ser el goleador de aquel seleccionado de César Luis Menotti, Kempes expresó por qué “valora más las cosas” a partir de aquel Mundial: “Es de las cosas más bonitas que le pueden pasar a un jugador de fútbol. Todos soñamos con la máxima competición siendo deportistas. Viví muchísimas cosas lindas como deportista. Con Paolo Rossi somos los dos únicos que son goleadores del mundial, campeón y mejor jugador del mundo a la vez”.

Sobre los por qué el futbolista argentino es considerado de los mejores en el mundo del fútbol, el cordobés considera que: “El argentino siempre está predispuesto a todo. Es el jugador que no te va a bajar los brazos en ningún momento. Eso hace que seas buscado por todos en el mundo entero. Caemos bien a la gente y nos quieren porque nunca damos nada por perdido”.

mario alberto kempes seleccion argentina mundial 1978
Kempes celebra su segundo gol ante Holanda, el 2-1 para la Selección Argentina que terminaría asegurando la copa con otro tanto de Daniel Bertoni sobre el final del encuentro.

Kempes celebra su segundo gol ante Holanda, el 2-1 para la Selección Argentina que terminaría asegurando la copa con otro tanto de Daniel Bertoni sobre el final del encuentro.

A Di Stéfano no lo vi, pero lo vi a Diego (Maradona), a Messi. Gracias a Dios tuvimos la fortuna de tener a los dos mejores jugadores de los últimos 25 años o más. En el fútbol es un equipo el que gana. Siempre sale una figura entre tantos partidos, pero lo importante es que los compañeros entiendan que dentro y fuera de la cancha tienen que confiar en vos”, agregó sobre los futbolistas albicelestes y las etapas que vivieron los considerados los “mejores” de Argentina.

Luego de una exitosa carrera con “los cortos”, el “Matador” sigue ligado al fútbol desde un rol muy alejado de lo que sucede habitualmente con los ex jugadores. No se hizo entrenador ni representante, es periodista deportivo, comentarista y comentarista en el videojuego de fútbol más popular del mundo: el FIFA.

Embed

“Da mucha satisfacción. Con mi compañero Fernando Palomo tenemos una computadora delante y la idea de lo que quiere que digamos. Tenés que repetir 20 o 30 veces algo sobre un jugador y vas cambiando las palabras. Cerrás los ojos y ves el partido de fútbol, pero no está”, contó el ex Valencia acerca de escuchar su voz en el simulador de fútbol más utilizado en el mundo.

Radicado en Florido, Estados Unidos, Kempes asevera que todo lo que consiguió como jugador y persona fue porque: “Sé lo que hice y creo que lo hice bien. Tanto dentro como fuera de la cancha”, concluyó.