lunes 22 de noviembre de 2021
Deportes Bielsa | Argentina | Selección

Marcelo Bielsa: las razones de su cansancio a 17 años de su renuncia a la selección argentina

Desautorizaciones y un fuerte choque con Julio Grondona, desencadenaron la renuncia de Bielsa tan solo dos semanas después de la medalla dorada en Atenas. Un proceso que dejó una huella histórica dentro de la selección argentina.

Para propios y extraños, es innegable la reacción popular ante las acciones de Marcelo Bielsa. El ex jugador de la Lepra, que completó sus estudios como profesor de educación física y comenzó su revolución como entrenador de la mano de un grupo de futbolistas amateurs de la Universidad de Buenos Aires en la década de los 80 -que lograron igualarle un encuentro a la mismísima reserva de Boca-; tuvo su compromiso mayor en los seis años que estuvo al frente de la selección argentina, entre 1998 y 2004, tras haber obtenido sendos títulos al mando de Newell’s y Vélez Sarsfield, y llevar al primero a una final de la Copa Libertadores de América, en el año 1992.

LAS LECCIONES DE BIELSA: entrenamientos de la Selección Argentina

Bielsa siempre tuvo su estilo innegociable: tenaz, agresivo y poco amistoso con la prensa -esta situación tiene un detonante, ante la “traición” sobre una modificación táctica en sus primeros partidos con la selección difundida sin su permiso, lo que provocó la ruptura con los medios de comunicación que se mantiene hasta el día de hoy-. Esa ferviente forma de dirigir, lo ha llevado en su momento a estar a cargo del equipo celeste y blanco en un momento donde grandes entrenadores buscaban suceder a Daniel Passarella, a mediados del año 1998 luego de la eliminación ante Holanda en los Cuartos de Final de la Copa del Mundo de Francia.

Selección Argentina de Marcelo Bielsa

Desde su llegada a la selección argentina, Bielsa causó una revolución en su paso por la selección. Equipos que de principio a fin mostraban una marcada identidad dentro de la cancha, con una presencia fuerte en ataque y en el protagonismo del juego en todos los momentos del encuentro. Esta filosofía quedó reflejada en los números totales de su ciclo: superó el 60% de la totalidad de los puntos en los cotejos de las eliminatorias para Corea/Japón 2002 (79.6%); y en ocho encuentros de la clasificación a Alemania 2006 (62.5%). Es el entrenador que mejores registros tiene a lo largo de la historia en las eliminatorias en la selección nacional, teniendo en cuenta la cantidad de partidos que disputó.

DiFilm - Marcelo Bielsa dio una conferencia de casi 4 horas 2003

El comienzo del desgaste: el Mundial de Corea - Japón 2002

Marcelo Bielsa Ayala
Las lesiones y fatigas en Corea Japón fueron determinantes para Marcelo Bielsa. En la foto, junto a Roberto Ayala, que se desgarra en el precalentamiento previo al debut de la selección argentina ante Nigeria.

Las lesiones y fatigas en Corea Japón fueron determinantes para Marcelo Bielsa. En la foto, junto a Roberto Ayala, que se desgarra en el precalentamiento previo al debut de la selección argentina ante Nigeria.

Bielsa fue una verdadera topadora en el ciclo mundialista comprendido entre los mundiales de Francia 1998 y Corea Japón 2002. Nadie imaginó lo que podía pasar en el mes de junio posterior a la grave crisis económica que azotó el país en diciembre de 2001 en donde el fútbol, pese a tener “poco que ver”, generó de la mano de Bielsa una esperanza que desde otro lado se veía difícil alcanzar.

Bielsa Argentina
E

E

La “Revolución Bielsista” tuvo su momento más crítico en la Copa del Mundo disputada en el Lejano Oriente: llegando como máximo candidato para llevarse el trofeo, no pudo sortear la fase de grupos, donde finalizó en el 18° puesto tras una victoria, una derrota y un empate ante Nigeria, Inglaterra y Suecia respectivamente -ante Inglaterra, a Bielsa se le cortó un invicto de 18 partidos-, determinando la peor actuación de un seleccionado argentino en la historia de los mundiales.

Suecia 1 Argentina 1 Mundial Corea Japon 2002 (Relato Mariano Closs)

Las malas decisiones en la lista, junto a las lesiones y fatigas de los futbolistas en pleno campeonato del mundo tras extensas temporadas y la ausencia de cambios radicales en momentos límites, desencadenaron en un momento complicadísimo del seleccionado argentino, que más que nunca había tenido un candidato con sensaciones de campeón, y su estadía terminó durando solo diez días en sus periplos por las ciudades de Ibaraki, Sapporo y Miyagi.

Marcelo Bielsa despues de la eliminacion de Argentina en Korea Japon 2002 FUTBOL RETRO TV

Pese a este tropiezo, la AFA decidió en un fallo sin precedentes renovarle el contrato con la selección hasta la próxima Copa del Mundo, a celebrarse en Alemania en el año 2006. Esta situación solo había ocurrido únicamente con los DT´s campeones del mundo: César Luis Menotti tras la obtención del mundial celebrado en nuestro país en el año 1978 y Carlos Salvador Bilardo, quien hizo lo mismo en México 1986 -y como dato a destacar, es uno de los cuatro entrenadores a nivel mundial que poseen la experiencia de haber dirigido en dos Copas Mundiales de la FIFA, junto al italiano Vittorio Pozzo, el brasileño Mario Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer-.

Tiempos de revancha y renovación para Bielsa

Bielsa Argentina
E

E

Marcelo Bielsa tenía una nueva oportunidad para demostrar el nivel futbolístico que les imprimió a sus futbolistas durante el ciclo anterior a Corea Japón. Todo iba viento a favor, pero nuevamente golpearon las puertas de la derrota: Argentina pierde una final insólita ante Brasil en la Copa América de Perú 2004, llegando a la final con un equipo extraordinario, poniéndose dos veces arriba en el marcador -la segunda, a cuatro minutos del final con un del “Chelito” Delgado-, y en la última jugada ve trunco el sueño con un gol de otro partido por parte de Adriano, forzando los penales y la posterior desazón.

Argentina 2 Brasil 2 Copa America 2004 (Resumen Completo)

Pese a este resultado, cabe destacar que la actuación del seleccionado de Bielsa en este torneo permitió la clasificación a la Copa Confederaciones celebrada al año siguiente en Alemania, ya con José Néstor Pekerman al mando del combinado nacional. Esta final, además, fue la segunda de las siete perdidas al hilo por parte de la selección en medio de la sequía de 28 años sin títulos en la selección mayor, cortada recientemente por Lionel Scaloni tras obtener la Copa América en Brasil, ganándole la final al conjunto local.

Bielsa Copa América 2004
Marcelo Bielsa consuela al

Marcelo Bielsa consuela al "Kily" González, luego de la derrota insólta por penales ante Brasil en la final de la Copa América disputada en Perú, en el año 2004. El seleccionado estuvo dos veces en ventaja, y le igualaron el partido en la última jugada del encuentro.

Los conflictos con Julio Grondona que desencadenaron en la salida de Marcelo Bielsa de la selección

Marcelo Bielsa
Marcelo Bielsa y Julio Humberto Grondona, presidente de la AFA, quien lo eligió para encarar el camino hacia el mundial de Corea Japón y luego le renovó el contrato.

Marcelo Bielsa y Julio Humberto Grondona, presidente de la AFA, quien lo eligió para encarar el camino hacia el mundial de Corea Japón y luego le renovó el contrato.

Rápidamente llegó la revancha futbolística de Bielsa, producida paradójicamente previo a la salida, en medio de la máxima expresión de su idea futbolística: Argentina arrasó en los Juegos Olímpicos de Atenas, ganando los seis partidos, marcando 17 goles a favor y manteniendo la valla invicta, con el detalle de brindarle al Comité Olímpico Argentino la primera medalla dorada tras 52 años de sequía a la delegación nacional.

Argentina Juegos Olímpicos Atenas 2004

Aquel combinado olímpico, con tres jugadores mayores de 23 años como indica el reglamento de la FIFA para este torneo, fueron en gran parte partícipes de próximos compromisos con la selección mayor, lo que dejó además de la presea conseguida en Grecia, un buen semillero de cara al futuro. Pero luego de la cita deportiva máxima, surgió un problema que Marcelo no estuvo dispuesto a tolerar de ninguna manera, fiel a su estilo y convicción.

Bielsa Atenas
La selección argentina olímpica de Marcelo Bielsa arrasó en los Juegos Olímpicos de Atenas, ganando los seis partidos y sin recibir goles en contra. En la foto, un dato para destacar: hay cuatro jugadores mundialistas dos años más tarde: Tévez, Coloccini, Heinze y

La selección argentina olímpica de Marcelo Bielsa arrasó en los Juegos Olímpicos de Atenas, ganando los seis partidos y sin recibir goles en contra. En la foto, un dato para destacar: hay cuatro jugadores mundialistas dos años más tarde: Tévez, Coloccini, Heinze y "Lucho" González.

Posterior al logro de la medalla de oro en Atenas, Bielsa inmediatamente se puso a pensar en los próximos objetivos de la selección argentina -jugaba ante Perú el 4 de septiembre por eliminatorias siete días más tarde de la consagración en Atenas, justamente el día que decide renunciar-, pero se encontró con algunas negativas por parte de los clubes a ceder jugadores. Furioso, solicitó sanciones al Valencia de España y al Inter de Italia, por negarse a ceder futbolistas al seleccionado nacional, ateniéndose al reglamento de la FIFA; el cual exige la cesión inmediata de futbolistas para defender los colores de sus respectivos países tanto en partidos considerados “Clase A”, como oficiales, siendo este el caso por Eliminatorias a una Copa Mundial de la FIFA.

El diario "Clarín", hizo eco de este conflicto en su edición digital el día 14 de septiembre de 2004, marcando la desacreditación pública por parte de Julio Humberto Grondona (fallecido en el año 2014 tras la Copa del Mundo de Brasil), quien declaró que "a la AFA no le gustan las situaciones conflictivas". Bielsa sintió una traición en torno a sus convicciones; generando el tan famoso “cansancio” expresado en su última conferencia de prensa, que sería irremontable desde las condiciones de seguir entrenando al equipo argentino.

FULL HD 1080P renuncia de BIELSA a la seleccion ARGENTINA

Grondona, lejos de inmutarse ante la pérdida, aseveró: “Tal vez es un desgaste general después de tanto tiempo. Hay momentos en que no hay energías para poder seguir y se ve que a Bielsa le pasó algo de esto”. De esta manera, sin ningún tipo de tapujos “le soltó el brazo” automáticamente, y tras recibir por parte de un colaborador en esa misma jornada la renuncia de Bielsa, puso todos sus esfuerzos en darle la oportunidad tan esperada a José Néstor Pekerman, quien para ese momento ya tenía un tricampeonato mundial juvenil con las selecciones argentinas en su haber, y un proyecto formativo con varios de los futbolistas dirigidos en las selecciones menores para dar el salto definitivo en la mayor.

Por consecuente a esta salida, Marcelo Bielsa tuvo varios hitos para destacar: es el único a quien se le logró renovar el contrato tras una cita mundialista; y uno de los pocos entrenadores que presentó su renuncia sin motivos absolutamente futbolísticos, en medio de un ciclo mundialista, con el plus de haber tomado la decisión dos semanas después de conseguir la medalla dorada en Atenas. Esta situación marcó a fondo su forma de pensar: un hombre que no soportó jamás la burocracia interna que perjudique su forma de tomar las decisiones que influyan dentro y fuera de la cancha.

Informe de TVR sobre Marcelo Bielsa - 13/10/2007

Finalmente, Pekerman lo sucedió en el cargo con un ciclo aceptable, alcanzando los Cuartos de Final de la Copa Mundial en Alemania 2006, donde cayó ante la selección local por la vía de los penales. Este ciclo contó con muchos jugadores que formaron parte de la transición iniciada por el propio Bielsa, y que la propia mala fortuna impidió que avancen más en aquella competición. La nobleza de los recursos utilizados siguió adelante, pero sin el hacedor de la frase en el cargo, del cual en el día de hoy se cumplen 17 años de aquella decisión que culminó en su salida de la selección argentina.

Todos los Juegos y Goles de ARGENTINA en el Mundial ALEMANIA 2006

El dato: estadísticas de Marcelo Bielsa al mando de la selección argentina

marcelo-bielsa-y-una-comparaci-n-entre-lo-vivido-en-leeds-y-su-epoca-en-la-selecci-n-1284998955680636929.webp

El ciclo de Bielsa en la selección argentina durante 1998 y 2004 marca números impresionantes: 70 partidos dirigidos, con 43 victorias, 16 empates y 11 derrotas; 127 goles a favor y 63 en contra.