menu
search
Deportes Italia | Eurocopa |

¡Kiricocho! Italia utilizó la frase argentina previo a ser campeona de Europa

El capitán de Italia Giorgio Chiellini, tuvo presente las mañas del Doctor Bilardo: evocó el famoso grito para "mufar" a Saka en el último penal. Creer, o reventar.

La leyenda de "Kiricocho" dijo presente en Wembley para coronar a Italia en la Eurocopa. Increible pero real, parece que así fue. Giorgio Chiellini, capitán y emblema de la Azzurra, parece ser conocedor de las mañas que se tramaba Carlos Bilardo en sus épocas. "Kiricocho", se lee en sus labios justo cuando Bukayo Saka impactó la redonda con destino al arco que protegía Gigi Donnarumma.

https://twitter.com/UEFAcom_es/status/1414530473468915714

En el segundo tres del video se puede apreciar a la perfección el intento por mufar a Saka en el último penal de la Eurocopa. ¡Y qué bien le salió! Al toque de pegar el grito en el cielo, el arquero le tapó el tiro del jugador del Arsenal e Italia levantó su segunda Euro y le festejó a los ingleses en su casa.

¿Cómo habrá llegado Kiricocho a los oídos de Giorgio? Probablemente por Paulo Dybala, Gonzalo Higuaín o Carlos Tevez, de los argentinos que se pusieron la de la Vecchia Signora en el último tiempo.

La leyenda de "Kiricocho" que se utilizó en la Eurocopa

Para hablar de Kiricocho hay que situarnos en 1982, en el famoso equipo del Estudiantes de Bilardo. Cada vez que el equipo rival llegaba al Estadio, este fanático pincharrata los saludaba, para luego caer derrotados. Cuenta la leyenda fogoneada por Carlos Bilardo que en el único partido en el que no lo hizo, Estudiantes perdió.

En situaciones límite, es común escucharlo en el fútbol argentino, y en los últimos tiempos, con la explosión de la información y la televisación, se exportó.

Chiellini, emocionado tras ganar la Eurocopa con Italia

“Estoy con lágrimas, entramos en la historia. Después de ver tantos años a Cannavaro levantando la Copa del Mundo, ahora estamos juntos", se emocionó zaguero de la Juventus. Y contó cómo venía el grupo: “Llevábamos diciendo desde mayo que notábamos un ambiente particular, había algo mágico en nuestro vestuario”. ¡Salud, campeón!