lunes 26 de octubre de 2020
Deportes | Maradona | Barcelona | Diego Maradona

"El Crimen": la patada que casi acaba con la carrera de Diego Maradona

Se cumplen 37 años de la patada criminal de Andoni Goikoetxea a Diego Maradona, que lo dejó 14 semanas sin jugar junto a serias complicaciones en su tobillo.

La vida de Diego Armando Maradona está repleta de sobresaltos en todos sus ámbitos, ya sean futbolísticos o extrafutbolísticos. Su vida privada y deportiva chocan en las subjetividades de quienes intentan juzgarlo de una u otra manera con sus opiniones, midiendo con varas distintas diversas vivencias que fue atravesando a lo largo de su vida, que lo ubica actualmente en el mando técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata.

El 24 de septiembre de 1983 no es un día cualquiera en la historia de Diego Maradona. Su carrera cambió para siempre a partir de aquel encuentro que disputaron el Barcelona y el Athletic de Bilbao en el Camp Nou, por la cuarta jornada de La Liga 1983/1984. Con goles de Periko Alonso (38’), Julio Alberto (45’, de cabeza), “Pichón” Marcos (88’) y “Lobo” Carrasco (89’); el Barcelona –en aquel momento dirigido por César Luis Menotti- goleó 4 a 0 a un conjunto vasco que luego ganaría aquel torneo liguista.

FC Barcelona 4 Athletic de Bilbao 0 (Liga 1983-1984). Lesión de Goikoetxea a Maradona

“El crimen”, título que redactó el periódico barcelonés El Mundo Deportivo en su portada al día siguiente del cotejo, ocurrió promediando los 15 minutos del segundo tiempo. El central vasco Andoni Goikoetxea -que un día antes había cumplido 27 años- barrió a Diego Armando Maradona, que debió abandonar el terreno de juego en camilla, claramente adolorido. El parte del cuerpo médico del Barcelona confirmó una terrible noticia: tenía “afectado el maléolo peroneal, junto a una desviación del tobillo y arrancamiento de ligamento lateral interno y subluxación de toda la zona ”.

Maradona 4.jpg

Se habló también de una triple fractura de tobillo al astro argentino, en lo que parecía el final de su carrera deportiva. El jugador del Bilbao que quedará recordado como una de las glorias de la institución vasca además de lesionar a Diego; ya tenía antecedentes debido a que le rompió los ligamentos cruzados en 1981 nada menos que a Bernd Schuster, otro de los jugadores estrellas del Barcelona en los albores de la década del ‘80. Por esta acción desmedida que podría haber terminado abruptamente con la carrera del “Diez”, le dieron 18 fechas, reducidas a 7 por el Comité de Disciplina del fútbol español.

La lesió de Goikoetxea a Maradona (24/09/1983)

Cómo vivió "El Crimen", Andoni Goicoetxea

Maradona Goicoetxea 3.jpg
A

A

En una entrevista otorgada a El Periódico de España, Andoni fue tajante respecto a estas cuestiones:

-Le nombran Barcelona y…

“- ¡Y nada! Yo ya pasé página. He estado muchas veces y la gente me saluda cariñosamente, me recuerdan la anécdota de Maradona, pero aquello se quedó ahí. Mi hija ha pasado mucho tiempo en Barcelona, que es una ciudad encantadora, y al final el tiempo pone a cada uno en su sitio.”

- ¿Tiene grabada aquella acción?

“-Yo lo que recuerdo es el cariño de mi gente en Bilbao en el partido siguiente, contra el Lech Poznan, que se me pusieron los pelos de punta, o cuando volví, que ganamos 0-1 y marqué. Tras muchos años, y con la tranquilidad de poder hablar de todo, digo que Maradona no murió en aquella entrada, que empezó curiosamente a ganar títulos justo después. Disputó la final de Copa contra nosotros, ganó el Scudetto con el Nápoles y el Mundial de México-86. Volvió a los campos cuatro meses después, como les pasa a muchos futbolistas en su carrera y, después de ser el mejor jugador de aquella década, sin duda, no supo administrar su vida personal, que fue un despropósito.”

Maradona 5.jpg
Diego Maradona, desplomado en el Camp Nou tras la patada de Goicoetxea.

Diego Maradona, desplomado en el Camp Nou tras la patada de Goicoetxea.

-En aquel momento en que recibía muchos insultos, ¿le llamó alguien de Barcelona? Además, venía precedido de la lesión a Schuster en diciembre de 1981 en San Mamés.

“-Siempre hubo quien me dijo que estuviera tranquilo. Lo de Schuster fue distinto. El propio jefe de los servicios médicos del Barcelona, el doctor González, reconoció que Schuster había venido lesionado del Colonia, pero se me cargó a mí…”

La recuperación minuciosa y quirúrgica que atravesó Maradona

Maradona - Volviendo

“Lo fundamental de Maradona fue después de la lesión de Goikoetxea. Ahí es cuando yo empiezo a entrenar con él. Diego tuvo que reacomodar toda la secuencia biomecánica para volver a ser. Y logró mejor efectividad incluso de la que tenía antes”, mencionó Fernando Signorini a Página 12, hombre que fue su preparador físico desde 1983 y, además, miembro del cuerpo técnico mientras Maradona fue el DT del seleccionado nacional. Luego de su recuperación -Oliva, uno de sus médicos, tuvo una intervención vital al quitarle el yeso en los primeros momentos-, que duró exactamente 106 días, notó que algo no andaba bien.

Maradona 2.jpg
Diego realizó un tratamiento especial debido a la gravedad de la lesión, que le quitó movilidad en su tobillo izquierdo.

Diego realizó un tratamiento especial debido a la gravedad de la lesión, que le quitó movilidad en su tobillo izquierdo.

Diego tras la lesión, perdió mucha movilidad en su tobillo, que con el correr de los años fue hinchándose con mayor facilidad, producto de las patadas que le propinaban sus rivales. Es por esto que, por recomendación de Fernando Signorini -el hombre que lo preparó personalmente, además de ser el preparador físico de Carlos Bilardo en el Mundial de 1986, y del propio Diego en el 2010-, viajó a Estados Unidos para obtener un tratamiento especial que le cambió la manera de moverse dentro de la cancha. He aquí la gran diferencia del Maradona de Argentinos Juniors y la selección juvenil, con el que luego explotó alcanzando la cima del mundo en México: gambetas más pronunciadas, pero explosivas.

Tras este inconveniente, Diego lo ganó todo: Scudetto tras irse al Napoli, la Copa UEFA y la Copa Mundial en México. Volvió a reinventarse de la mejor manera, para demostrar su esencia irrepetible, y su fuerza de voluntad inquebrantable. Historias de un hombre que son contadas y que nunca se desgastan a través de los años, y que en la actualidad nubla las rivalidades y es aplaudido por multitudes.