menu
search
Deportes Mundial Qatar 2022 | Copa Mundial de Fútbol | Lionel Messi

El beso del alma: la Copa del Mundo, Leo Messi y una fiesta interminable

Desde el entrenador menos pensado hasta el campeón más deseado. Entre Scaloni y Messi un equipo consagrado al vértigo, al sufrimiento y a la eternidad. El domingo con todos sus derechos sigue pidiendo fiesta.

Desde el entrenador menos pensado hasta el campeón más deseado. Entre Scaloni y Messi un equipo consagrado al vértigo, al sufrimiento y a la eternidad.

Luego de haber jugado para la milonga ochenta minutos arrolladores el acento francés nos ahogó como esos perfumes que se meten en la piel y nos dejan esas fragancias que marean. La final ya olía a otra cosa.

argentina francia mundial qatar 2022 lionel messi 5.jpg

Con las cadenas sueltas todo entró en un caos que hasta la pudimos perder. Un cuerpo salvaje, capaz de estirarse más que los músculos y una extremidad instintiva detuvo ese destino de red en la última jugada cuando casi, de no ser por el “Dibu” Martínez, la última bala pudo haber sido de Francia.

Parece mentira, pero la partida, con todas las cartas en la mesa, el mejor del mundo y Mbappé en la cancha, se terminó definiendo con un 4. Acaso como un símbolo de lo que ha sido esta selección campeona del mundo tras ese tiro del final de Montiel: un equipo que necesitó de todo y de todos, desde la derrota en el debut hasta el inesperado sufrimiento en partidos que estaban resueltos y, sin embargo, los caprichos del destino los llevaron hasta los penales.

De repente doblando una esquina el lunes vuelve a ser domingo y todo entra otra vez en estado de locura. El corazón se desboca nuevamente desesperado buscando por cada arteria recuperar el aliento, mientras el alma con la respiración agitada, sudando mares, inunda ese desierto de 36 años en la tierra de Diego y Lionel.