lunes 21 de septiembre de 2020
Salud y Ciencia | hidroxicloroquina | Covid-19 | Coronavirus

Coronavirus: Estados Unidos anuló la autorización para el uso de la hidroxicloroquina

La FDA dijo que "ya no es razonable creer" que la droga pueda ser efectiva contra el covid-19 o que sus beneficios sean mayores a los riesgos conocidos o potenciales.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, que controla los alimentos y los fármacos que se venden en ese país, revocó su autorización para el uso de emergencia de los medicamentos hidroxicloroquina y cloroquina para el tratamiento de COVID-19, promovido por el presidente Donald Trump. Consideró que no sirve como tratamiento y que sus efectos secundarios podrían ser letales.

Desde el organismo establecieron que el fármaco "no es efectivo" frente al covid-19 y que "los beneficios potenciales del medicamento para este uso no compensan sus riesgos conocidos y potenciales". Estas medicinas, también recetadas para combatir el lupus y la artritis reumatoidea, pueden causar problemas en el ritmo cardíaco, reducir severamente la presión arterial y provocar daño muscular o nervioso.

El anuncio significa que los envíos de esos medicamentos obtenidos por el gobierno federal ya no se distribuirán a las autoridades de salud, de manera oficial.

Además, desde la FDA indicaron que los datos recientes no arrojan ninguna prueba de que sean beneficiosos para disminuir la mortalidad entre los pacientes de coronavirus o que ofrezcan alguna otra ventaja, como la reducción de días en el hospital.

El anuncio significa que los envíos de esos medicamentos obtenidos por el gobierno federal ya no se distribuirán a las autoridades de salud, de manera oficial. Sin embargo, aún estarán disponibles para usos alternativos, por lo que los médicos estadounidenses aún podrían recetarlos para COVID-19, una práctica conocida como prescripción no autorizada.

La FDA dijo que "ya no es razonable creer" que la droga pueda ser efectiva contra el covid-19

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha sido uno de los mayores promotores de la hidroxicloroquina para tratar el coronavirus, lo que ha generado tensiones en su Gobierno. Incluso llegó a revelar que la tomaba diario de manera preventiva, aunque aseguró que no tenía síntomas de la COVID-19.

hidroxicloroquina8.jpg
Pastillas de hidroxicloroquina.

Pastillas de hidroxicloroquina.

Varios estudios han puesto en tela de juicio la efectividad de la hidroxicloroquina, como el publicado el pasado 22 de mayo por la prestigiosa revista británica The Lancet, con datos de cientos de hospitales y que involucró a 90.000 pacientes hospitalizados por infección con coronavirus de todo el mundo.

Ese informe determinó que quienes recibieron hidroxicloroquina, o el compuesto relacionado cloroquina, tenían un riesgo de muerte significativamente mayor que quienes no recibieron el tratamiento.

Días después de la publicación del estudio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que detenía temporalmente los ensayos clínicos con hidroxicloroquina enmarcados en su ensayo Solidarity. Sin embargo, poco después, tres de los cuatro autores de este estudio decidieron retractarse por las "varias preocupaciones con respecto a la veracidad de los datos y análisis" presentados en el documento

Dejá tu comentario