domingo 5 de julio de 2020
Cocina |

El error más común al cocinar ajo (y el sencillo truco para solucionarlo)

Un gran alimento que aporta muchísimos beneficios al consumirlo es el ajo, pero el problema es que se comete un error muy común al cocinarlo.

Sin dudas el ajo aporta muchísimos beneficios para el organismo, de hecho Hiporcrates, conocido en la historia como el padre de la medicina moderna, lo consideraba muy importante para tratar problemas respiratorios y también digestivos. Es que el ajo aumenta las defensas del organismo y también aporta un aumento en la respuesta del cuerpo ante posibles ataques de virus y bacterias. A esto hay que sumarle sus beneficios para tratar problemas respiratorios o una simple tos.

El ajo tiene dos componentes que son clave para tantos aportes al organismo, uno es la aliina y el otro es la alinasa, y cuando estos dos se combinan, forman la alicina. La forma en que se juntan es al picar o machacar un diente de ajo crudo (también al masticarlo).

El tema es, y es un error muy común, que desaparece si ponemos el ajo inmediatamente en la olla o en la sartén. El problema es que el calor neutraliza la alicina y hace que el ajo pierda todas sus propiedades positivas.

Si querés comer ajo para que te porte todos los beneficios que tiene, lo único que tenes que tener es paciencia. Una vez que lo picaste o lo trituraste, dejalo unos diez minutos en reposo y después si, cocinalo de la forma que quieras.

Esos diez minutos que el ajo esta en reposo, va a generar una elevada cantidad de alicina y aunque con el fuego algo va a desaparecer, no va a ser todo. De lo contrario, si no lo querés cocinar y comerlo crudo, vas a tener todos los beneficios completos. Eso si, no hables muy cerca de las personas porque afecta al aliento.

FUENTE: La cien