lunes 24 de febrero de 2020

Caso cura Monzón: la querella sostuvo que es contundente el informe contra el sacerdote

El abogado que querella a Monzón sostuvo que el informe psicológico “es contundente” al asociar los daños que sufre el nene con el abuso sexual, y que por su estado deben esperar para hacer la cámara gesell.

Remarcó que “el menor es muy claro en su relato, no presenta confusiones y es muy coherente”, lo dice la psicóloga, quien va a declarar en el juicio.

El abogado querellante contó que luego de reunirse con el padre del niño de 4 años de edad y la psicóloga que lo atiende en forma particular, Pamela Funes, tomaron la decisión de pedir al juez de garantías Gonzalo Basualdo que por ahora no se realice la Cámara Gesell porque “sería dañar aún más al menor que esta padeciendo una situación psíquica complicada”; y que si bien el adelantamiento de la prueba es importante, “lo primero que tenemos que proteger es la salud del menor y su integridad”; y aclaró que de ninguna manera van a renuncian a esa prueba, y que también harán valer en el juicio el contundente testimonio de la psicóloga Funes que lo presentaron por escrito en tribunales.

Explicó que la psicóloga particular “manifiesta fervientemente que desaconseja que se le realice en este momento la cámara Gesell debido a que esta padeciendo  una situación psisiquica complicada y podría afectarlo aún más”, que por eso han solicitado que se suspenda la cámara Gesell hasta tanto la profesional que lo trata determine que está en condiciones de afrontarla, “desde ningún punto de vista se desiste de la Cámara Gesell, pasa que el primer bien jurídico que se protege es el menor”, aclaró para que nadie se preste a confusión frente a lo que entiende es una velada maniobra en ese sentido.

Picech reveló que el informe de la psicóloga dice que “el menor es muy claro en su relato, no presenta confusiones y es muy coherente, todo su relato va en ese sentido”, en relación al abuso padecido por el cura.

Refiere el querellante que el menor “ha sufrido un perjuicio consecuencia del hecho que guarda directa relación con la causa que estamos tratando, y la reproducción que hace el informe de la licenciada Pamela Funes se dirige a hechos relacionados con el imputado en esta causa, en forma directa y excluyente”.

Néstor Monzón está imputado de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por su condición de sacerdote, en perjuicio de dos menores de 3 y 4 años de edad.

El primer hecho fue denunciado el 23 de diciembre de 2015, y más tarde se sumó la denuncia del otro menor. Ambas familias actúan como querellantes con abogados particulares.

Monzón siempre se declaró inocente y se puso a disposición de todas las pruebas. Estuvo varios meses en prisión preventiva, y ahora está en libertad con restricciones.

La iglesia lo suspendió como sacerdote y lo investiga por posibles violaciones al derecho canónico.

Reconquistahoy.com

Dejá tu comentario