miércoles 18 de mayo de 2022
Ambiente | Incendios | Quemas | Paraná

La interminable crisis de quemas en el Delta del Paraná

Este año ya se quemó una superficie igual a 8 veces la ciudad de Rosario, solo en la zona Piecas Delta del Paraná. El 2021 ya es el segundo peor año en cuanto a los incendios, por detrás del 2020.

Con idénticas o incluso peores condiciones naturales y escasas y tardías respuestas gubernamentales, los incendios en la zona del Delta del río Paraná volvieron a hacer su aparición este invierno, con foco esta semana frente a Villa Constitución, en el sur de la provincia de Santa Fe. Sin agua en las Islas por la prolongadísima bajante, sin coordinación entre jurisdicciones para atacar el fuego y sin Ley de Humedales, el año 2021 ya es el segundo peor en cuanto a cantidad de focos de la última década, sólo superado por el 2020.

Los números hablan por si solos y no precisan demasiadas interpretaciones: según el último reporte semanal del museo de Ciencias Naturales Antonio Scasso de la ciudad de San Nicolás, desde enero a esta parte se registraron casi 6.000 focos de calor solo en la zona Piecas Delta del Paraná, que comprende las islas y la planicie de inundación desde la ciudad de Santa Fe al norte, hasta Campana (Buenos Aires) al sur.

quema de pastizales colastiné sur portada.jpg
Cada vez hay más quemas de pastizales e incendios en las cercanías de ciudades como Santa Fe y Paraná.

Cada vez hay más quemas de pastizales e incendios en las cercanías de ciudades como Santa Fe y Paraná.

¿Cuánto significa eso en superficie? César Massi, de la Red Nacional de Humedales (Renahu) estimó esta semana que la superficie quemada sólo en zona Piecas ya superó este año las 150.000 hectáreas, unos 1.500 kilómetros cuadrados, con los meses de enero, mayo y julio (los más duros hasta ahora), promediando las 30.000 hectáreas. Para dimensionar: una superficie equivalente a más de ocho veces la ciudad de Rosario(180 kilómetros cuadrados).

2020, Annus Horribilis

Si bien las cifras de superficie quemada que se acumulan semana tras semana son escalofriantes, es poco probable que las quemas este año superen la feroz crisis del año pasado, cuando -según los cálculos de Massi- se pulverizaron unas 680.000 hectáreas con picos en los meses de julio (115.000), agosto (250.000) y septiembre (112.000). “El inicio del 2021 fue más severo que el inicio del 2020 pero todo lo quemado y menor cantidad de biomasa marcan una diferencia: ya en julio se vio eso, con las 115.000 hectáreas quemadas del año pasado contra las 28.000 de este año”, dijo el naturalista.

Leer más ► La emergencia hídrica por la bajante "cuida" la producción, pero no el ambiente

En este punto, agregó que lo que se quemó el año pasado y se sigue quemando este año es “muchísimo más” de lo registrado desde el Estado, ya que a la zona Piecas Delta del Paraná hay que agregarle las inmediaciones de la ciudad de Santa Fe y de Paraná, la costa correntina, casi 200 mil hectáreas en Jaaukanigás (extremo noreste de la provincia) y la zona de los Bajos Submeridionales y de los Esteros del Iberá. “Todo este trabajo podría y debería hacerse con precisión y con profesionales desde el estado, pero si las organizaciones no denunciamos no pasa nada, parece”, señaló Massi.

Provincias que no cuentan

La faltan de rigor en las estadísticas es constante y no hace falta hacer un trabajo demasiado profundo para que salte a los ojos. Por ejemplo, si cada día se consulta el informe sobre incendios que elabora el ministerio de Ambiente de Nación, pueden constatarse al menos dos cosas: que rara vez Entre Ríos reporta los focos que ocurren bajo su jurisdicción, y que la provincia de Santa Fe no reportó ni una sola hectárea quemada en su territorio durante todo 2021.

captura incendios 2.jpg
Ni Entre Ríos ni Santa Fe reportan con rigor la cantidad de incendios de pastizales.

Ni Entre Ríos ni Santa Fe reportan con rigor la cantidad de incendios de pastizales.

“El Estado midió de manera incompleta los focos hasta septiembre pasado y luego cortó, pero el río siguió en llamas 9 meses más. ¿Es desidia, no querer mostrar la realidad, no querer comprometer a las provincias?” se preguntó el referente de la Renahu. En los primeros siete meses del año, Entre Ríos lleva reportadas 1.125 hectáreas quemadas, diez veces menos de lo que llevan contabilizadas las organizaciones socioambientales que monitorean de manera permanente el territorio.

Reclamos ambientalistas

Desde la Multisectorial de Humedales, un conglomerado de organizaciones ambientalistas nacida hace un año en Rosario con el objetivo de defender el territorio e insistir con la sanción de una Ley de Humedales, volvieron a alertar sobre la gravedad de la crisis de quemas en el Delta. “Sólo frente a Villa Constitución el área incendiada en los últimos días fue de 1.700 hectáreas, una superficie mayor a la de esa localidad”, dijeron los ecologistas, quienes volvieron a repudiar “una práctica que se repite incansablemente”.

Leer más ► Quema de pastizales: realizaron numerosos procedimientos para controlar incendios en Santa Fe y alrededores

Por su parte desde El Paraná No Se Toca agregaron que “los fuegos en ningún momento cesaron y la situación es la misma de los últimos meses”. “La extrema bajante del río, la falta de agua, el invierno y la gran masa vegetal seca es un combo muy propicio para que cualquier foco de incendio se descontrole y se torne mucho más grande”, afirmaron desde esa organización.

Dejá tu comentario