viernes 26 de noviembre de 2021
Ambiente | Presupuesto | Ambiente |

El presupuesto nacional 2022 vuelve a desfinanciar el cuidado del ambiente

El proyecto enviado por el Ejecutivo al Congreso otorga más importancia a subsidiar combustibles fósiles que a la Ley de Bosques.

El año próximo, una vez más, el cuidado del ambiente estará fuertemente desfinanciado en el presupuesto nacional, que destinará más recursos al desarrollo de combustibles fósiles que a normativas tendientes a proteger la naturaleza, con el caso emblemático de la Ley de Bosques a la cabeza.

Así se desprende de un primer análisis preliminar del proyecto presupuestario presentado por el Ejecutivo ante el Congreso, que aún debe aprobarlo. “Algunos de los puntos clave del presupuesto no se condicen con los compromisos asumidos por Argentina en el Acuerdo de París, como comenzar a llevar a cabo la transición energética y darle protagonismo a las fuentes de recursos renovables”, aseguraron desde la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

Desde esa organización agregaron que, si bien queda claro que el presupuesto “refleja la necesidad de dar respuesta a la crisis económica en la que nuestro país está sumergido”, siempre las prioridades quedan supeditadas “al corto plazo”. “Para que la política ambiental tenga una mirada superadora, con objetivos y proyecciones a largo plazo, debe ser dotada de fondos que manifiesten la real voluntad de cumplir con los compromisos asumidos en materia ambiental, climática y de derechos”, agregaron.

Leer más ► Río plástico: envases de bebidas y envoltorios de alimentos son los residuos que más contaminan las costas del río Paraná

El proyecto de presupuesto 2022 sigue la línea de años anteriores en relación a la escasa ambición por dotar de recursos al cuidado de la naturaleza. Durante este año, las partidas compatibles con el cuidado ambiental representaron el 0,5% de los gastos, mientras que aquellas destinadas a los combustibles fósiles alcanzaron el 8,2%.

Subsidios a los combustibles fósiles

La falta de interés por el cuidado del ambiente que destila el proyecto presupuestario diseñado por el gobierno nacional para 2022 se expresa, sobre todo, en las partidas que estarán destinadas a subsidiar a los combustibles fósiles, que alcanzarán el 0,62% del total del presupuesto, discriminado de la siguiente forma: un 0,10% para Vaca Muerta y un 0,52% para el plan Gas.AR.

industria hidrocarburos imagen generica.jpg
Los subsidios al consumo de combustibles fósiles representan el 0,45% de los desembolsos que hará el Estado nacional en 2022.

Los subsidios al consumo de combustibles fósiles representan el 0,45% de los desembolsos que hará el Estado nacional en 2022.

En total, según detalló la Fundación, los subsidios al consumo de combustibles fósiles representan el 0,45% de los desembolsos que hará el Estado nacional el año próximo. Además, a Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima) y a Ieasa (Integración Energética Argentina Sociedad Anónima) se les va a otorgar, también en conceptos de subsidios, un 4,5% del total del presupuesto 2022.

Leer más ► El agro argentino pone la lupa sobre los efectos del cambio climático

Según la FARN, el Proyecto de Energías Renovables en Mercados Rurales (PERMER), recibirá por su parte un 4% de lo que reciben las empresas hidrocarburíferas en concepto de subsidios a la oferta. Atucha III (energía nuclear) recibirá 7.900 millones de dólares para las operaciones de crédito público, “operaciones por las que el país incrementará su caudal de deuda”, detallaron desde esa organización. Esa cifra contrasta fuertemente con los 785 millones de dólares que irán a los siete proyectos asociados a operaciones de crédito público para la generación de energía a través de parques eólicos o solares.

Finalmente, las grandes hidroeléctricas como la Kirchner-Cepernic (antes llamada Cóndor Cliff-La Barrancosa) recibirán 21.975 millones de pesos, un monto similar al presupuesto total del Ministerio de Ambiente de la Nación.

Ley de Bosques

Como ya ocurrió en los gobiernos de Cristina Fernández y Mauricio Macri, la gestión de Alberto Fernández seguirá esa política de Estado donde no existe la grieta y desfinanciará fuertemente la Ley de Bosques, sancionada a fines de 2007, para ponerle tope a la deforestación.

Leer más ► La verdadera importancia de los bosques para la vida en la Tierra

El año próximo la partida destinada a esa normativa será de apenas 1.332 millones de pesos, el 3,3% de los fondos que le corresponden por ley, que es el equivalente al 0,01% del total del presupuesto. Desde la FARN marcaron un punto clave que evidencia dónde están las prioridades: solo se destinarán 22 pesos por hectárea para la protección de los bosques en áreas rojas y amarillas (las áreas más críticas), mientras que las zonas con bosques cultivados recibirán 78 pesos por hectárea.

Este año, el Fondo para Protección de los Bosques Nativos tuvo asignado un 4,9% del monto que le corresponde por ley, es decir apenas un 0,015% del presupuesto 2021, muy lejos del 0,3% que le debería haber sido asignado.

Dejá tu comentario