menu
search
Actualidad Ciudad de Santa Fe |

Una nena con autismo escapó del jardín y la encontraron a punto de cruzar avenida Blas Parera

Ámbar tiene cinco años y, en un descuido del personal del jardín de infantes, salió a la calle y caminó una cuadra hacia avenida Blas Parera. Una mujer la encontró y la retuvo hasta que llegaron las maestras. "Cuando vi a mi hija bien, lo único que hice fue agradecer a Dios", contó la mamá, que ahora busca a la desconocida que contuvo a la nena para agradecerle que se haya involucrado en la situación.

Florencia Gerlero es mamá de Ámbar, una nena de cinco años que padece autismo y vivió una situación límite el jueves 30 de junio cuando llegó al mediodía a retirar a su hija del jardín de infantes al que asiste y las maestras le informaron que la nena se había escapado de la institución, ubicada sobre Blas Parera al 7600. Una mujer, de la que hasta el momento se desconoce la identidad, notó que la menor caminaba sola por la vereda y la contuvo antes de que se lanzara a cruzar la avenida. Ahora, Florencia busca a esta mujer para agradecerle que haya salvado la vida de Ámbar.

"El jueves voy a retirar a Ámbar a las 12, la hora de salida, y me encuentro con que las directoras del jardín me dicen que se les había escapado. Piensan que fue cuando la portera estaba baldeando el frente y pudo haber estado entreabierta la puerta o sin llave", comenzó relatando angustiada la mamá, en una charla con AIRE.

Móvil de AIRE | Una nena con autismo escapó del jardín y la encontraron en avenida Blas Parera

Al día de hoy, el personal del jardín todavía no sabe exactamente de qué manera Ámbar logró salir de la institución. Lo cierto es que apenas notaron que la nena faltaba del establecimiento, los directivos salieron a buscarla y se encontraron con la mujer que estaba reteniendo a la niña en la vereda de avenida Blas Parera para que no siga caminando.

"El jardín tiene dos entradas, una por Blas Parera y la otra es en una calle que está entre el jardín y la escuela Centenario de Bolivia. Ámbar salió por ese lado, así que creemos que al menos una cuadra hizo", explicó Florencia.

Sobre la situación que derivó en la salida de su hija de la institución, la mujer concluyó que "Ámbar deambulaba por el jardín. No estaba contenida por un maestro, por alguien que la esté cuidando. Pasaron tantas cosas por mi cabeza y por mi cuerpo. Cuando vi a mi hija bien, lo único que hice fue agradecer a Dios que estaba viva, porque podrían haber pasado un montón de cosas", contó la mamá sobre el reencuentro con su hija.

Florencia Gerlero madre Ámbar nena jardín Blas Parera

"Cuando vi a mi hija bien, lo único que hice fue agradecer a Dios", dijo Florencia sobre el momento en el que se reencontró con Ámbar luego de que la nena se escapara del jardín de infantes.

La mamá contó que ese mismo día fue a radicar la denuncia del hecho a la Seccional 10°, pero en la dependencia solo le hicieron una constancia, ya que a su hija no le había sucedido "nada grave". A su vez, informó que también tomó contacto con la Defensoría del Niño.

De cualquier manera, Florencia aseguró que Ámbar no volverá al jardín de infantes hasta que su obra social autorice una maestra acompañante para la niña. "Estoy peleando hace más de un mes por esto. La obra social lo cubre, pero aún no me la autorizaron. No la voy a enviar más al jardín, porque tengo mucho miedo de que vuelva a sufrir algún inconveniente", cerró la mamá.