menu
search
Actualidad Paro de colectivos | UTA | Paritarias 2022

Reunión clave para destrabar el conflicto del transporte: las empresas afirman que el precio del boleto está retrasado en 23 pesos

Las empresas de colectivos, los choferes de la UTA y el gobierno nacional reanudan este viernes las negociaciones después de dos días sin servicio en el interior del país. Desde la FATAP señalaron que las inequidades en el reparto de los subsidios podrían salvarse con un nuevo aumento del boleto, pero aclararon: "Nosotros no queremos esto; queremos más subsidios nacionales y aportes provinciales".

Las empresas de transporte, los choferes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y el gobierno nacional reanudan este viernes las negociaciones después de dos días sin colectivos en el interior del país. Es una reunión clave que puede ayudar a destrabar el prolongado conflicto salarial. La UTA reclama que las empresas paguen en las provincias el mismo aumento que se les otorgó a los choferes del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Este viernes se normalizó el servicio de colectivos en las 20 jurisdicciones donde hubo paro el miércoles y jueves. En la previa de la nueva reunión paritaria, desde FATAP -la federación de empresas de transporte del interior del país- volvieron a poner sobre la mesa el problema de las asimetrías en el financiamiento del sistema.

En el AMBA el boleto de colectivos cuesta $25,20 y en la ciudad de Santa Fe $85. Los choferes del AMBA ganan hoy $165.000 y llegarán a $200.000 a fin de año, después de haber acordado un aumento anualizado del 100%; sus colegas del interior ganan $150.000 y siguen reclamando, hasta ahora sin resultados, que se equiparen los salarios. Cada colectivo que circula por AMBA recibe subsidios por $1.600.000 mensuales; en la provincias esa cifra es mucho más baja: $300.000 en el mismo lapso de tiempo.

A partir de esas inequidades, el representante de FATAP, Gerardo Ingaramo, anticipó este viernes en diálogo con AIRE que si no se aumentan las partidas para los subsidios, no quedará otra alternativa que volver a aumentar el boleto: “Seguimos con estas diferencias y, con una inflación cada vez más alta, es cada vez más dinero el que necesita Buenos Aires y nosotros terminamos aumentando la tarifa”.

Ingaramo reconoció que una de alternativas "es un aumento de tarifas de 23 pesos en el interior del país para cubrir los salarios solamente. Nosotros no queremos esto: queremos que nos reconozcan lo que la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados aprobó, pero no legisló, que son los 59 mil millones de pesos para subsidios. Con eso, más los aportes provinciales, no estaríamos en conflicto. Pero el Ministerio de Transporte de la Nación y las provincias no se sientan a la mesa. Y la gente queda en el medio".

Cabe recordar que en la ciudad de Santa Fe, como ocurrió en muchas otras localidades del interior del país, hubo aumentos de tarifas recientes. El boleto de colectivos aumentó el viernes 7 de octubre, hace apenas una semana. La suba fue de $15,50, con lo que la tarifa general pasó de 69,50 pesos a 85 pesos.

Con la suba, el boleto frecuente pasó de 69,50 pesos a 85 pesos (+22,3%); el boleto centro pasará de 54 pesos a 66,30 pesos (+22,7%); el boleto escolar, que hasta ahora tenía un costo de 30,90 pesos, valdrá 37,40 pesos (+21%); el boleto para Jubilados pasará de 38,60 pesos a 47 pesos (+21,7%); el boleto estudiantil, para terciarios y universitarios, pasa de 46,35 pesos a 57 pesos (23%); y el seguro pasará de 15,45 pesos a 18,70 pesos (+21%).

Reunión clave por el conflicto del transporte

Los choferes de la UTA cumplieron el jueves la segunda jornada del paro de 48 horas, en todo el interior del país, para reclamar que las empresas les paguen el mismo aumento salarial que acordaron para el AMBA. En medio del conflicto, este viernes habrá una reunión clave en la ciudad de Buenos Aires para tratar de destrabar el conflicto.

La reunión será en el Ministerio de Trabajo de la Nación y participarán representantes de las empresas del transporte público de pasajeros, los choferes de la UTA y el gobierno nacional. “Esperamos la reunión de mañana y evaluaremos los caminos a seguir”, anticipó Roberto Fernández, secretario general dela UTA a nivel nacional, en diálogo con AIRE.

Las medidas de fuerza de la UTA afectan a todas las líneas de transporte urbano de pasajeros en el interior del país y de media distancia. No comprende el AMBA –ni tampoco las provincias de Río Negro, Chaco y La Rioja–, distritos donde ya se cerraron acuerdos salariales con los empresarios locales.

colectivos C Santo Tome.jpg
En Santa Fe, el boleto aumentó hace una semana pero los empresarios afirman que el precio está atrasado.

En Santa Fe, el boleto aumentó hace una semana pero los empresarios afirman que el precio está atrasado.

En el resto del país, los choferes de colectivos iniciaron el miércoles 12 un nuevo paro de actividades que se extenderá hasta la medianoche de este jueves, ante “el fracaso de las negociaciones salariales con la federación empresaria del interior del país (Fatap)”.

Al lanzar el nuevo paro, la UTA indicó que se agotaron todas las instancias de negociación previas para “no perjudicar a los 9 millones de usuarios que a diario utilizan los servicios”, aunque afirmó que los empresarios “niegan el acuerdo y no abonan el aumento”.

“La UTA luchará por la efectivización de la mejora salarial a los trabajadores del interior y adoptó por ello medidas de acción gremial. El sindicato exige el cumplimiento del acuerdo, de la misma manera que realizó en su momento gestiones estatales para consensuar el incremento de los haberes para el personal del AMBA”, detallaron desde la UTA en un comunicado de prensa.

Los choferes sostienen la necesidad de que se cumpla la premisa de “igual remuneración por igual tarea” para los trabajadores del interior del país y exigen “un mayor compromiso y participación de los gobernantes y de la cartera de Interior, que en definitiva son los que deben enfocarse en la resolución definitiva del conflicto”.

AMBA concentra la mayor parte de los subsidios para el transporte

El reclamo salarial de la UTA deja a la vista las desigualdades entre el AMBA, donde hubo acuerdo salarial y donde el gobierno nacional vuelca la mayor parte de los subsidios, y el resto del país, donde a pesar de los aumentos del boleto los choferes siguen cobrando menos que sus colegas de Buenos Aires.

La UTA exige que las empresas que prestan el servicio de transporte público en el interior del país paguen el mismo aumento que acordaron los choferes que trabajan en el AMBA.

Días atrás, el secretario de Transporte de la provincia de Santa Fe, Osvaldo Miatello habló con AIRE sobre el conflicto y la situación que atraviesa el sector. “Nunca hay plata para el interior, pero para el Amba siempre aparece”, indicó el funcionario.

En este sentido explicó que “lo que está empantanado es la paritaria por un pedido razonable de los trabajadores que quieren ganar lo mismo que los choferes de Buenos Aires. Amba cerró la paritaria con un 35 % aumento sin problema, pero nunca hay plata para el interior. Nación sí tiene presupuesto para el Amba”.

A su criterio “es un problema que no se termina de resolver porque a nivel nacional no se entiende que es necesario tener una política de mayor equidad entre los subsidios del Amba y el interior. Las provincias estamos poniendo todo lo que hay que poner y no estamos atrasados en materia de subsidios. La semana pasada se pagaron 450 millones de pesos del subsidio de Nación, se pagaron 700 millones de pesos de provincia, adelantados, es decir que no hay deuda salarial con los choferes”.

En tanto, Miatello explicó que es necesario que “se preste mucha atención a lo que se va a destinar al subsidio del interior en el presupuesto 2023”. Y advirtió: “Estamos a tiempo de discutir lo del año que viene y evitar que se repita esta problemática. Diputadas y diputados del interior tienen el poder para poder decir: no lo vamos a acompañar”, expresó.