lunes 24 de febrero de 2020
Actualidad | Fernando Báez Sosa |

La madre de Fernando Báez convocó a una marcha a un mes del asesinato de su hijo

El próximo martes a las 18 horas frente al Congreso de la Nación.

La madre de Fernando Báez Sosa, asesinado a golpes en Villa Gesell a la salida de un boliche, convocó a una marcha frente al Congreso Nacional para el próximo martes, cuando se cumpla un mes del crimen del joven, y aseguró que se pedirá “justicia” por su hijo “y por todas las víctimas de violencia”.

Graciela, la madre de Fernando, dijo a la prensa que “hasta el momento” confía “plenamente en que se va a hacer justicia” por su hijo, que “va a llegar ese momento y ese día” su “corazón va a estar tranquilo”, y posteriormente leyó un texto en el que invitó a la ciudadanía a una marcha la semana que viene, al cumplirse un mes del asesinato del estudiante.

“La violencia es un flagelo que arrasa y destruye sin distinción alguna. No hay religión, clase social, nacionalidad, raza o edad que la frene. Por eso queremos decir basta de violencia, con energía y decisión, para que se escuche en cada rincón de la Argentina. Por ese motivo, el martes 18 de febrero, a las 18 horas, vamos a pedir justicia por Fernando, asesinado brutalmente en Villa Gesell el pasado 18 de enero, y por todas las víctimas de violencia", manifestó mediante el comunicado.

Leer más ► "Sabíamos que era inocente", afirmó la madre de uno de los rugbiers

El texto, leído por Graciela mientras era acompañada por su marido Silvino, concluyó al señalar que la convocatoria es "en el Congreso Nacional", para que el "mensaje llegue a cada familia y a cada ciudadano que quiera sumarse a este pedido de condena a la violencia”.

Luego Graciela señaló que recibieron un mensaje telefónico del Papa Francisco, al que sienten “muy cerca” de ellos, porque los apoya y les dio “su bendición”, y cree que “esa luz divina está llegando”.

Por último, aseguró que está “pasando un momento muy difícil” ya que esta semana recibió “la valija” de su hijo, y “no es fácil sacar cada ropa” del joven, a la que “olía” y se “tiraba arriba”.