domingo 26 de septiembre de 2021
Actualidad Paraná | Homicidio | contador

Homicidio del joven contador en Paraná: "Voy a usar la fuerza que me queda para encontrar a los responsables"

A cuatro días de la aparición del cuerpo sin vida de Gonzalo Calleja, su hermano Lucas habló con Aire Digital y aseguró que quiere encontrar a los responsables del homicidio.

Gonzalo Calleja tenía 29 años y era contador. Desde hacía ocho años trabajaba en una empresa constructora de Paraná y desde hacía un año se ocupaba de cambiar dólares a conocidos y personas cercanas. Este jueves 16 encontraron su cuerpo sin vida el este de la ciudad, en inmediaciones del cruce de las calles Montiel y Juan Báez, luego de estar 24 horas desaparecido. A cuatro días del hallazgo hay cuatro detenidos y buscan a un quinto sospechoso.

Según los estudios preliminares de la autopsia, Gonzalo murió por asfixia. “Su cuerpo no presentaba signos de violencia ni forcejeo”, dijo Lucas Callejo, su hermano, de 31 años a Aire Digital. "Hasta el momento no se encontraron sus pertenencias que son claves para la investigación: una mochila negra que él siempre usaba, su celular, su billetera, la llave del auto y un reloj", agregó.

Leer más ► El contador de Paraná murió por asfixia y el único sospechoso declarará este sábado

La investigación, a cargo del fiscal Santiago Alfieri, apunta a varias hipótesis. La más fuerte es la que vincula el homicidio con el cambio de dólares que hacía Gonzalo, ya que la última comunicación que tuvo fue con su novia a quien advirtió que iba a cambiar dólares en la zona de la Escuela Hogar.

Embed

"La comunicación con la policía es fluida pero no nos dan mucha información para no entorpecer la investigación. Vemos que trabajan incansablemente para descubrir qué fue lo que pasó", dijo Lucas Callejo. "Lo único que puedo asegurar es que si él fue hacia ese lugar, fue citado por un conocido, porque jamás se manejaba con desconocidos", agregó

El auto de Gonzalo fue encontrado detrás de la cancha de Don Bosco de la ciudad de Paraná horas antes de hallar su cuerpo que estaba a ocho kilómetros. En la guantera del vehículo había casi 9.000 dólares. Sus puertas no estaban violentadas y aún no encontraron la llave.

"Mi hermano jamás mencionó algo extraño respecto a la venta de dólares por eso no nos alarmamos. Siempre se manejaba con personas conocidas y eso lo hacía seguro", dijo el entrevistado.

La ciudad de Paraná se vio conmovida por la desaparición y muerte de Gonzalo. Desde un primer momento acompañó a la familia y amigos. "El pedido de paradero que largamos de Gonzalo fue realmente masivo. Estoy orgulloso de ver cómo todos querían a mi hermano", concluyó.

Dejá tu comentario