martes 17 de mayo de 2022
Actualidad Justicia |

Diana Cohen Agrest dijo que la Justicia es un "negocio" y la reinserción de presos una "utopía"

Este miércoles en AIRE, la filósofa Diana Cohen Agrest, fundadora de la asociación civil Usina de Justicia, afirmó que "hoy hay más menores que delinquen", que "la reinserción de los presos es una utopía" y que el sistema jurídico "es un negocio".

La filósofa Diana Cohen Agrest, fundadora de la asociación civil Usina de Justicia que es una ONG que busca fortalecer los derechos de las víctimas del delito, empezó su lucha hace 10 años, cuando asesinaron a su hijo Ezequiel, de 26 años, cuando intentaba defender a una amiga en una entradera.

Este miércoles, en una entrevista con Luis Mino en Ahora Vengo, por Aire de Santa Fe, Cohen Agrest afirmó que "hoy hay más menores que delinquen", que "la reinserción de los presos es una utopía", y que el sistema jurídico "es un negocio". También se refirió a la liberación masiva de presos en el 2020 por la excusa de la pandemia, la cual fue "irregular", según señaló. Y habló del abolicionismo, al que definió como "la defensa del delito".

La última vez que la filósofa conversó con Aire de Santa Fe fue en el 2018. En aquella oportunidad había dicho que "este es el único país donde se mata por un celular”.

— ¿Algo cambió en la Argentina en estos cuatro años?

— No, en realidad se agravó. Ahora hay más menores que delinquen. Ese quiebre entre la ética y la legalidad se va a profundizar cada vez más. Ahora, los jueces recibieron una nota del Servicio Penitenciario Federal para eliminar algunos términos en las evaluaciones que hacen de los presos en caso de que tengan que salir. Uno de los términos es el arrepentimiento. Más allá de lo que cada uno piense, hasta ahora si un preso iba a salir y decía 'estoy arrepentido', se lo ponía como algo positivo. En esta nota se ordena expresamente no incluir el arrepentimiento por ser un término proveniente de la moral. Por un lado estoy de acuerdo porque decir 'estoy arrepentido' y que lo larguen por eso, no me parece lógico. El arrepentimiento o el perdón son nociones personales, privadas, y nada modifica el cumplimiento de la ley.

Embed

— En el reportaje del 2018 nos decía que ya la palabra 'peligrosidad' no tenía que usarse más porque se estaba estigmatizando al sujeto. ¿A dónde vamos con esta realidad?

— En ese momento eliminaron el concepto de peligrosidad para juzgar a un individuo para no estigmatizarlo. En el derecho penal hay una especie de asimetría porque se divide al imputado en un antes y después. En el momento en el que va al juicio solo se puede juzgar el acto, su vida anterior no importa porque supuestamente ya pagó la pena, cuando en realidad no es así, son reincidentes que vienen delinquiendo y se los pescó en ese momento.

Cuando empieza a correr el cumplimiento de la pena, lo único que se puede imponer son evaluaciones positivas como 'está trabajando, se está rehabilitando, muestra una conducta confiable', entonces ¿en qué quedamos? Es como si ese pasado se borrara y empieza a contarse a partir del hecho en el futuro. El ser humano es una unidad integral. No se puede rescindir en la historia de vida un antes y después. Somos el producto de nuestras decisiones. Lo que pasa es que, de esta manera, se favorece al delincuente porque 'entra un chico que se equivocó y sale una persona hecha y derecha que se va a reinsertar en la sociedad', cuando la reinserción, tal como lo demuestra la experiencia, es una utopía de la que se valen los operadores jurídicos.

El sistema jurídico es un negocio. La Corte Internacional de Derechos Humanos lo que ordena son dos instancias. El reo, una vez que es condenado, puede apelar, la querella va a responder, y se puede apelar de nuevo. Hasta que no tengan dos tribunales que condenen al reo, el reo sigue siendo inocente. Cuando se dice que la cárcel está llena de inocentes, de perejiles en prisión preventiva, en realidad, muchas veces se están refiriendo a esta gente que apela una y otra vez y nunca llegan a tener la sentencia definitiva.

"La reinserción, tal como lo demuestra la experiencia, es una utopía de la que se valen los operadores jurídicos", dijo la filósofa.

— ¿Qué sintió cuando el año pasado se liberaron una gran cantidad de presos?

— A nivel personal, mucha bronca. Desde la Usina de Justicia hicimos una presentación para que se pare la liberación de presos por el juez Violini, que fue totalmente irregular. Cada preso, así como es juzgado individualmente, también para ser liberado tiene que pasar por una serie de filtros hasta que, finalmente, por el juez de ejecución penal, se les da la liberación. Nadie puede liberar libremente a 4.500 personas de un saque sin haber pasado por ese proceso.

Los argentinos pecamos de ingenuidad ¿Quién piensa que van a volver a la cárcel los presos liberados? Se usó a la pandemia como excusa para liberar presos. En diciembre del 2020 fuimos a la provincia de Buenos Aires a hablar con una autoridad para formar parte de una mesa de dialogo, y fracasamos. Ya lo venían pensando desde el año anterior y, cuando vino la pandemia, aprovecharon. La cárcel fue uno de los lugares más seguros del país porque, prácticamente, no se produjeron contagios porque era una comunidad cerrada.

presos.jpg
Para la filósofa, la reinserción es una utopía.

Para la filósofa, la reinserción es una utopía.

Abolicionismo y justicia "por mano propia"

La filósofa afirmó que "quieren implosionar el sistema penal" y que no haya cárceles ni presos. Por esto, contó que desde la Usina de Justicia presentaron un amparo pidiendo la construcción de cárceles porque "fue una de las excusas para liberar presos durante la pandemia".

"Cuando se dice que la cárcel está llena de inocentes, de perejiles en prisión preventiva, en realidad, muchas veces se están refiriendo a esta gente que apela una y otra vez y nunca llegan a tener la sentencia definitiva", afirmó Cohen Agrest.

Y afirmó que "estamos orientados al abolicionismo pleno". El abolicionismo, la teoría penal según la cual la pena no tiene sentido alguno, "es la defensa del delito", según Cohen Agrest.

Por esto, la filósofa dijo que solicitaron que el abolicionismo sea incluido en el artículo 213 del Código Penal, que establece: 'será reprimido con prisión de un mes a un año el que hiciera públicamente, y por cualquier medio, la apología de un delito o un condenado por un delito'.

Embed

"Pedimos incluir al abolicionismo dentro del artículo vigente, que se lo conoce como apología del crimen. Cuando liberan al delincuente se hace una defensa del delito. Con el artículo 213 podríamos transformar el acto del abolicionismo en un delito penal tipificado por el código. Y no hablo de modificar el código. Nunca fueron buenas las modificaciones", contó.

— Los vecinos salen a hacer justicia por mano propia, a hacer lo que el sistema no te está dando. ¿Qué piensa de esto?

— A la semana de la muerte de Ezequiel me vinieron a ofrecer cinco mil pesos para 'resolverme el problema'. Si tuviera que hacer algo, no lo haría contra el asesino sino contra los jueces que soltaron al asesino. Justifico la acción de los vecinos porque existe lo que se llama desobediencia civil, que es cuando uno reacciona ante una ley injusta. La gente se tiene que levantar porque es la única manera de que haya una justicia justa. No podemos condenar a una multitud que se reunió. Son personas que salen a defenderse ante la ausencia del Estado. Por más agentes que pongan en las calles, nunca van allegar a cubrir la totalidad de una ciudad o región. Las cámaras de seguridad sirven para comprobar y descubrir quién fue el autor del delito. La solución a la inseguridad es no largar delincuentes.

"Estamos orientados al abolicionismo pleno". El abolicionismo, la teoría penal según la cual la pena no tiene sentido alguno, "es la defensa del delito", según Cohen Agrest.

-

Para acompañamiento a víctimas del delito: info@usinadejusticia.org.ar

Temas