martes 17 de mayo de 2022
Actualidad variante Delta | Argentina | vacuna

Desde Inglaterra, una experta advirtió que una dosis de la vacuna contra el coronavirus es "insuficiente"

La prestigiosa patóloga pediátrica argentina, Marta Cohen, aclaró en Aire de Santa Fe todas las dudas sobre la variante Delta, la inmunidad de rebaño, la vacunación y la posibilidad de combinar dosis.

En medio de la segunda ola del coronavirus en Argentina y de la preocupación por la variante Delta que ya fue detectada en cinco viajeros que ingresaron al país, la prestigiosa patóloga pediátrica argentina que vive en Inglaterra, Marta Cohen, analizó en Aire de Santa Fe la situación de la pandemia y aclaró las dudas sobre la efectividad de las vacunas y su posibilidad de combinarlas.

La profesional, distinguida con la "Orden del Imperio" por su investigación de más de diez años sobre la muerte súbita de niños lactantes en la ciudad de Sheffield, advirtió que una dosis de cualquier vacuna es "insuficiente" y que para hablar de inmunidad de rebaño hay que dar al menos dos al 66% de la población. Habló de una posible y cercana tercera ola de contagios en Argentina.

Sostuvo que hay que combinar las vacunas ante la faltante de dosis y reclamó que el país perdió tiempo en esto al comenzar recién ahora a investigarlo, cuando los estudios al respecto en el mundo comenzaron hace meses. Confirmó que habrá una tercera dosis y no descartó también una cuarta. Agregó que hay que vacunar a todos los niños mayores de 12 años y no solo a quienes padecen comorbilidades.

A la par del avance en la vacunación, Cohen dijo que los países deben seguir aumentando la capacidad de testeo y vigilancia epidemiológica, pero que la base de todo sigue siendo la "responsabilidad social con aceptación social".

MIRÁ LA ENTREVISTA

Embed

—Vamos a empezar hablando de inmunidad de rebaño: ¿la alcanzaremos o no en el 2021? La inmunidad colectiva es esa protección indirecta por inmunidad comunitaria de individuos cuando existe una población suficientemente grande de individuos inmunes. En otras palabras, es la incapacidad de los individuos infectados de propagar un brote epidémico debido a la falta de contacto con otro número suficiente de individuos susceptibles. Esto se puede conseguir mediante la infección natural o mediante la vacunación y así frenar el avance de la pandemia. Se trata de un contagio controlado, permitiendo el aumento de casos positivos de manera de acelerar la generación de anticuerpos en la sociedad y creando una barrera inmunológica.

—Sí, está bien en teoría.

—Por qué en teoría, ¿no ocurre en este momento?

—No, porque en este momento la inmunidad de rebaño natural, que es cuando uno tuvo una enfermedad X, le puede quedar la inmunidad por años. Pero en el caso del coronavirus quedaría por tan poco como tres meses o tan mucho como siete meses. Entonces, como es de corta duración, nunca hay un momento en que dos tercios de la población mínimo, que es lo que se necesita para la inmunidad de rebaño, mantengan esa inmunidad porque puede ser que duró tres meses o siete pero los números cambian. Entonces lo que hay que adquirir es la inmunidad de rebaño con dos tercios de la población vacunados con dos dosis.

Leer más►Ante la amenaza de la variante Delta, los investigadores consideran necesario acelerar la vacunación

—Estaríamos hablando de un 66%.

—Sí, vacunados con dos dosis. Eso es lo que se necesita como mínimo como para considerar que tenemos inmunidad de rebaño artificial, que es lo que está apuntando el Reino Unido ahora. Ya estamos por el 64% con dos dosis, el 86% con una dosis, y están apuntando a tener esa inmunidad de rebaño artificial con la vacunación masiva y el 19 de julio, que quedan dos semanas, poder abrir todo, a pesar de que los casos están aumentando.

—Cuál es el porcentaje que se estima con primera y segunda dosis necesario para que el coronavirus no nos termine por afectar.

—Hablamos de segunda dosis. Primera dosis es insuficiente. Todas las vacunas despiertan anticuerpos contra un virus que ya no existe, que es el virus inicial de Wuhan. Ese virus dejó de existir porque ha sido superado por las variantes. Cada uno va modificando, modificando, modificando. Entonces, como los anticuerpos de la vacuna siguen siendo modelo viejo porque sigue teniendo el virus L, quiere decir que ahora la vacuna es cada vez menos eficiente. Y si bien antes con una dosis se protegía mucho y por eso se podía separar hasta tres meses, ahora se sabe que, como dijo la ministra de Salud -Carla Vizzotti-, la primera dosis no se vence; que es un término medio difícil de entender porque no es que se vence, sino que aquellos vacunados a los que le han dado la segunda dosis meses después de la primera se les despertó la inmunidad y volvieron a generar anticuerpos. O sea que funciona dar una segunda dosis, no es que se pierde la primera. Pero es importante saber que para la variante Delta, que es la que en este momento está dominando al mundo, una dosis de cualquier vacuna es insuficiente. Es un 33% de eficacia y cualquier cosa que sea menos del 50% es insuficientemente inadecuado. Entonces hay que dar las dos dosis para hablar de inmunidad de rebaño. ¿Cuántos hay vacunados en Argentina en este momento con dos dosis? El 10%. ¿Se va a adquirir la inmunidad de rebaño para el 2021? Me parece difícil, pero depende de que se acelere la provisión de vacunas y la vacunación de la segunda dosis.

—¿Usted entiende que el primer semestre con la vacuna se logró controlar la mortalidad y en este segundo va a servir para disminuir lentamente la transmisibilidad? ¿Y que recién en 2022, en algunos casos porque hay una inequidad de vacunación enorme, vamos a empezar a controlar definitivamente la pandemia, aunque el alivio empezaría a notarse a finales de este año?

—Sí. De hecho fíjese la diferencia entre Estados Unidos, el Reino Unido y Europa, que tienen tanta cantidad de gente vacunada y que están abriéndose pese a que los casos siguen muy altos pero siguen bajas las muertes. Fíjese que nosotros tenemos 24.000 a 25.000 casos diarios, pero con solamente 15 o 20 muertos; mientras que el mismo número de casos en la segunda ola, donde no había prácticamente vacunas -solamente un 12% vacunados versus 85% ahora- teníamos 1.200 fallecidos. Es decir que la diferencia la hace la vacuna. Una vez que esté la vacuna para más de dos tercios de la población, incluyendo los niños mayores a 12 años, las embarazadas y toda la población, ahí se va a ver que va a disminuir muchísimo la transmisión del virus, y si hay transmisión va a ser poco sintomática. Esto se va a ir atenuando durante el 2022. Y finalmente después del 2022 mi estimación es que quedará la vacuna como un residuo para aquellas personas vulnerables, personal de salud de primera línea, personas de más de 60 años, etc.

Embed

—¿Hay novedades concretas de la inmunidad del coronavirus? Hay revistas destacadas que hablan de que las células que conservan la memoria del virus persisten en la médula ósea y podrían producir anticuerpos cuando se necesiten y hay otro estudio que se está revisando donde las llamadas células B de la memoria seguirían madurando y podrían llegar a dar 12 meses de inmunidad después de la infección inicial.

—Es lo que digo cuando la ministra Vizzotti dice no se vence. El profesor Andrew Pollard, el jefe de la vacuna de Oxford, dijo que una dosis de vacunas era suficiente y yo le dije que hay contradicción, que con una dosis no se previene la infección. Él me aclaró esto de que aunque la primera dosis y la segunda estén ocho meses apartadas, al dar la vacuna o si la persona se contagia nuevamente se va a despertar las células y se van a volver a generar anticuerpos, y sobre todo son los linfocitos T los que van a intervenir en esto. Entonces, la vacuna con dos dosis previene muy bien no solamente la hospitalización, las muertes, las infecciones y el contagio. Ahora, el virus va evolucionando y si vos tenías una vacuna con la cepa original L, que está hecha para una variante que ya no existe, y te contagiás con la Epsilon, que es la última, los anticuerpos de la infección pasada potencialmente podrían no protegerte tan bien porque el virus ha evolucionado; por eso es muy importante disminuir la transmisión del virus.

—En Argentina hay una gran duda en la combinación de vacunas. Hay una fuerte intención de vacunar en todo julio y ver si se llega a los 12 años. Y hoy comienza una convocatoria que hizo el Gobierno a investigadores del Conicet para estudiar esquemas combinados de vacunas. ¿Cuál es el grado de certidumbre que existe en cuanto a la combinación de vacunas? Puntualmente en el país hay una faltante muy grande de segundas dosis de Sputnik V y una gran preocupación de casi 6 millones de personas porque no llega la segunda dosis. ¿Se pueden combinar todas las vacunas? ¿Cuáles son las mejores?

—En teoría sí. Yo lo he dicho desde el mes de septiembre cuando abrí mi Instagram -@drmartacohen- para informar a la gente en Argentina y ahora en Latinoamérica sobre las vacunas. Siempre sostuve que hay que combinarlas. Cuando éramos chicos y nos íbamos a dar la vacuna contra las paperas o el sarampión no sabías cuál había sido la primera dosis y te ponían una segunda; pero esas vacunas llevaban de 10 a 15 años, mientras que ahora se hicieron en 10 meses. Me resulta frustrante porque en el mes de agosto era público y notorio que el laboratorio Gamaleya iba a tener faltante de la segundas dosis por falta de componentes esenciales. Ahí es donde muchos, entre ellos yo, empezamos a decir «hay que combinar vacunas». El Reino Unido comenzó los estudios en enero. ¿Por qué en Argentina comenzaron ahora? Es frustrante porque se perdió tiempo. No se puede esperar a terminar el análisis de 6 meses, que es lo que tarda el estudio para ver los resultados. Hay que analizar ahora. Gamaleya estaba viendo de combinarla con Oxford, creo que es la mejor combinación; no con Cansino porque es una vacuna nueva y no se probó en mayores, que son los 6 millones que están esperando la segunda dosis. Cuando se suspende la de Oxford-AstraZeneca en marzo en España, Francia, Dinamarca y Alemania decidieron dar una segunda dosis y fue la de Pfizer. No hubo tiempo de probar porque había que dar la segunda dosis para que la gente tenga la protección adecuada. Los resultados se publicaron hace un mes y son muy buenos. Se ha perdido tiempo y generó frustración.

—Entonces la demora en la segunda dosis termina bajando la inmunidad.

—Sí. Es muy importante por eso que la gente se de la segunda dosis. Es triste que estamos diciendo desde septiembre que hay que combinar vacunas y recién ahora estemos viendo cómo las combinamos. No hay tiempo.

—Si uno tuvo coronavirus y tuvo primera dosis, tiene un refuerzo importante de anticuerpos.

—Sí, seguro. Es posible que una persona que tuvo un coronavirus y una dosis esté protegido como si fueran dos vacunas; pero también es verdad que la vacuna no despierta la inmunidad en todos y la enfermedad tampoco. Estás jugando con que seguramente tuviste anticuerpos porque tenés una dosis y la enfermedad, pero en realidad no lo sabés. Si yo te digo que las vacunas tienen un 70% de eficacia, quiere decir que 30% de esas personas que tuvieron la dosis no van a tener inmunidad y vos no sabés si estás en el 70% o en los 30%.

—¿Es decir que no hay un modelo predictivo que pueda calcular la robustez y la duración de la protección inmunitaria de cada vacuna?

—Si hay, pero es global, en la población. Si yo vacuno 100 hay 70% de inmunidad: 70 personas están protegidas y 30 no. De ahí la importancia de que un vacunado tiene que seguir protegiéndose, cuidándose, usando el barbijo. Un cuarto de los que se están muriendo en este momento, que son pocos, tienen las dos dosis de las vacunas.

—En Argentina en este momento existen variantes como la de Manaos, hay un 41% de la Gamma, un 14% de Lambda y la Alfa un 11%; pero sin haber transmisión comunitaria apareció la Delta y se habla de que es más virulenta y tiene mayor transmisibilidad.

—El 100% de los contagios en el Reino Unido son por la variante Delta. En Reino Unido se hacen entre 1.6 o 1.2 millones de test diarios y en Argentina menos de 100.000. No podeos decir que el porcentaje circulando o que no está la variante Delta, no lo sabemos. Si no sabemos quiénes son y dónde están porque no hacemos test, no podemos pretender que sabemos el porcentaje y es exacto.

—La variante Delta es más contagiosa

—Entre un 40% y un 60% más contagiosa. Un 40% en ambientes al aire libre y el 60% en medio familiar, pero es en promedio un 50% más contagiosa que la variante Alfa anterior.

Marta Cohen en vivo por Aire de Santa Fe Ahora Vengo 05-07-21 007 _9x16.jpg
Marta Cohen es una médica argentina radicada en Reino Unido.

Marta Cohen es una médica argentina radicada en Reino Unido.

—Una nueva variante que también está empezando a preocupar es la Epsilon. Algunos estudios indican que reduce entre 2,5 y 3 veces los anticuerpos conferidos por las vacunas.

—Eso es porque el virus evoluciona. Cada variante nueva va a responder menos a la vacuna porque el virus va evolucionando, se va a ir haciendo más contagioso, prevalente y la vacuna sigue siendo una vacuna contra un virus que ya no existe. De esa manera los anticuerpos que se siguen haciendo con la vacuna para el virus viejo no reconocen al virus nuevo o no lo reconocen tanto, y de ahí es la menor eficacia de las vacunas. Hay una vacuna que me gustaría que se considerada para Argentina, es la de Novavax. No está terminada, está en Fase 3, es de un laboratorio chico de Maryland y ha utilizado un nuevo método de proteínas, el mismo que se utiliza para la vacuna de la hepatitis V y el HPV que se da en jóvenes. Está mostrando que tiene el mismo nivel de eficacia con la variante Epsilon porque se desarrolló con un virus más desarrollado que el de Wuhan.

—Entonces nosotros tendríamos una tercer ola a la vuelta de la esquina, en cualquier momento.

—Exactamente. A ustedes probablemente se les va a juntar la segunda ola con la tercera. Y eso depende de la capacidad de vacunación, de la responsabilidad de la gente para vacunarse y evitar ir a fiestas ilegales y usar barbijo, y del gobierno de hacer muchos test para aislar los casos.

—¿Se recomienda vacunar a menores de 18 y pediátricos?

En este momento los niños y jóvenes son los que están llevando adelante la infección sin saberlo muchas veces, porque son asintomáticos o poco sintomáticos. Y la mayoría de los test positivos con la Delta ahora son los niños y jóvenes menores de 30 años porque tienen una dosis o ninguna. Acá todavía no se ha vacunado a los niños, se está empezando. Mi idea es que sí, se tienen que vacunar los mayores de 12 años; no solo en Argentina los 100.000 con comorbilidades preexistentes, sino a todos. Y esto seguramente después va a bajar de 6 años en adelante, porque de esta manera van a poder hacer una vida más normal. También es importante que la única vacuna para esto es la de Pfizer, entiendo que en Argentina se está destrabando el problema. Esa vacuna también se recomienda para embarazadas y personas en tratamiento oncológico con inmunodeficiencias.

—Algunas vacunas, ¿tienen menos protección que otras? Lo consulto por la cantidad de vacunas de China que estamos por recibir en el país.

Las vacunas de virus inactivado, como la Sinovac y Sinopharm, son vacunas de buena eficiencia pero utilizan un método que tiene 70 años de antigüedad, que es el método de la vacuna de la polio. Yo considero que va a ser la última vez que ese método se utilice porque sin dudas otras vacunas como las de ARN mensajero lo han superado y van a ser la nueva tecnología. Pero en este momento, donde todo el mundo necesita vacunas, todas las vacunas son importantes.

—¿Habrá una visión de los principales países del mundo para preparar un plan mundial de preparación para futuras pandemias?

—Debería ser así, es en lo que falló la OMS que no estuvo a la altura de las circunstancias, no se comportó, no tenía un plan, no había una medida de respuesta estandarizada ni un relevamiento epidemiológico que pudiera identificar que nos estaba por pasar la pandemia. Espero que el mundo entienda que para la preparación para las pandemias no solo está la parte epidemiológica y de salud pública, sino que la salud en general debe mejorar. Tienen que haber inversiones en salud, educación y nuevas tecnologías, que hoy no hay y es muy desigual. Un país de África y Latinoamérica no está en la misma situación que países de Europa y eso no es justo.

—Más allá de la responsabilidad social y testeos, ¿habrá que reforzar con una tercera dosis y quizá el coronavirus quede como una enfermedad endémica y esta vacuna pase a estar en el calendario?.

La tercera dosis está a la vuelta de la esquina. Aquí la planificación va a ser a partir de los 50 años, con comorbilidades o personal de salud que en septiembre se van a empezar a vacunar con la tercera dosis de refuerzo. En un brazo se va a dar la tercera dosis de la vacuna del covid y simultáneamente la antigripal. Una vez que haya terminado la pandemia, que no será antes de diciembre 2022, mi visión es que quedará en el calendario de vacunación como la vacuna de la gripe, para personas de más de 60, con comorbilidades y personal de salud. Y a lo mejor va a ir con una cuarta dosis el año que viene. Es decir que lo vamos a sostener hasta que termine la pandemia y después quedará para una población más restringida. Y esta tercera dosis va a venir con cobertura de las variantes, no de la Epsilon porque surgió el mes pasado; la Delta espero que sí. De todas maneras, vacunas como la de Pfizer o Moderna que son de ARN mensajero es mucho más fácil adaptarlas a nuevas variantes.

—Y esta tercera vacuna, ¿también puede ser una combinación? Es decir que puedo llegar a ponerme Sputnik, AstraZeneca, y Pfizer o Moderna.

—Va a ser lo más probable. Es a lo que se apunta. Los estudios comenzaron en febrero. Pero no con Sinopharm porque es arcaica en método y hay otras de vida más duradera.

—¿Cómo terminamos el 2021? Hagamos de cuenta que estamos en un ring de boxeo: ¿lo tenemos entre las cuerdas al virus o nos va a seguir doliendo la cabeza y vamos a seguir preocupados?

—Veo dos mundos. El mundo desarrollado donde hay muchos test, vacunas y educación de la gente para mantener una responsabilidad individual: Europa, Australia, Norteamérica probablemente van a estar en esa situación a fines del 2021 con un virus controlado, pero sin que haya terminado la pandemia. Países que no tenga vacunación masiva, testeos masivos y la gente no respete las medidas, como puede ser gran parte de Latinoamérica, Centroamérica, África, parte de Asia, van a ser responsables de que el mundo entero siga en pandemia. Pero no me queda duda que el mundo desarrollado tiene la obligación de ayudar al no desarrollado para que el mundo termine con la pandemia porque si no le va a volver como un boomerang.

—Es decir que hasta diciembre del 2021 en Argentina todavía vamos a estar con una situación difícil.

—Por supuesto, a no ser que se pongan las pilas y se pasen a hacer un millón de testeos diarios, la gente sea responsable, que no haya manifestaciones, no hagan fiestas ilegales, usen barbijo y se consigan más segundas dosis para vacunar por lo menos al 66% de la población antes de fin de año.

—Queda claro que es necesario completar las segundas dosis.

—Además tienen que vacunar a los jóvenes y los niños mayores de 12 años.

—Nos veremos en 2022 un poco mejor si hacemos todo bien

—Sí. Yo creo que sí. Por eso siempre hablo en mis redes de responsabilidad social con aceptación social.

Frases destacadas de la doctora Marta Cohen

  • "Se necesita dos tercios de la población vacunada con dos dosis para obtener inmunidad de rebaño artificial".
  • "El covid de Wuhan ya no existe por los cambios en las cepas".
  • "Una dosis de cualquier vacuna es insuficiente".
  • "Me parece difícil que argentina consiga la inmunidad de rebaño en 2021".
  • "Después del 2022 la vacuna quedará como un residuo para personas vulnerables o de más de 60 años".
  • "La vacuna con dos dosis previene muy bien la hospitalización, el contagio y la muerte, pero con una dosis también se puede prevenir la hospitalización".
  • "En teoría se pueden combinar las vacunas".
  • "Siempre sostuve que hay que combinarlas".
  • "La demora en la segunda dosis termina bajando la inmunidad, defiende muy poco de los contagios y de los síntomas".
  • "El 100% de los contagios en el Reino Unido son por la variante Delta".
  • "Es entre 40 y 60% mas contagiosa que las otras variantes".
  • "El virus evoluciona, cada variante nueva responderá menos a las vacunas".
  • "Hay una vacuna que me gustaría que se pruebe para Argentina, que es la de Novavax".
  • "Es la que sí está mostrando con la variante Epsilon el nivel de eficacia que las variantes anteriores".
  • "Probablemente la segunda ola se junte con la tercera, y dependerá de la responsabilidad de la población y del gobierno de hacer muchísimos test".
  • "Los niños y jóvenes son los que están llevando adelante la infección sin saberlo".
  • "Se tienen que vacunar los niños de 12 años para arriba".
  • "En este momento todas las vacunas son importantes, todas dan mas del 50% de inmunidad".
  • "La tercera dosis está a la vuelta de la esquina".
  • "En septiembre aquí se va a vacunar con la tercera dosis de refuerzo".
  • "Mi visión es que esta vacuna quedará en el calendario de vacunación como la de la vacuna de la gripe".
  • "La tercera dosis vendrá con cobertura de las variantes".
  • "Veo dos mundos: el mundo desarrollado donde hay muchos test, vacunas y educación (Europa, Australia y EE.UU.) con un virus controlado y lugares como América, Centroamérica, África y parte de Asia que pueden ser responsables de que el mundo entero siga en pandemia. El mundo desarrollado debe ayudar al mundo subdesarrollado porque le volverá la enfermedad como un boomerang".