menu
search
Actualidad UBA | Presupuesto | universidad

Crisis en la UBA: implementan medidas extremas ante la emergencia presupuestaria

La UBA enfrenta una emergencia de presupuesto con medidas drásticas, como la limitación de ascensores y calefacción, ante los recortes de Milei.

Ante la dramática reducción de su presupuesto, el Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires (UBA) declaró estado de emergencia presupuestaria. Esta situación llevó a la institución a implementar una serie de medidas severas para gestionar la crisis, anunciando su adhesión a la próxima Marcha Federal Universitaria programada para el 23 de abril.

LEER MÁS ► Milei acusó adoctrinamiento en la UBA y los estudiantes se defendieron: "Son charlas"

Emergencia presupuestaria de la UBA: pasillos a oscuras, ascensores sólo para algunos y calderas apagadas

Con el objetivo de preservar recursos, la UBA suspendió el uso de acondicionadores de aire y calefacción en todos sus edificios, excepto en los hospitales universitarios. Además, restringió el uso de iluminación artificial, aprovechando la luz natural durante el día y limitando el encendido de luces al inicio y al final de las actividades académicas.

La utilización de ascensores se limitará exclusivamente a personas con dificultades de movilidad y situaciones de emergencia. Del mismo modo, los sistemas de calefacción central que funcionan a gas serán apagados, excepto en instalaciones críticas como los hospitales mencionados.

uba (1).jpg
En la antesala de un aula de la UBA, los estudiantes de Medicina esperan a oscuras.

En la antesala de un aula de la UBA, los estudiantes de Medicina esperan a oscuras.

Esta crisis también afectó profundamente los programas de investigación y extensión de la UBA, con la suspensión de nuevas convocatorias para proyectos y una restricción en las actividades financiadas exclusivamente por fuentes externas o privadas.

La situación financiera de la UBA se ve exacerbada por la decisión del gobierno de prorrogar el presupuesto del año anterior en un contexto de inflación que alcanza el 276%. Aunque el gobierno anunció un aumento presupuestal del 70% para las universidades públicas en 2024, este incremento resulta insuficiente para compensar la inflación acumulada, resultando en un efectivo recorte del 80% en términos reales.

En respuesta a esta situación, el Consejo Superior de la UBA convocó a la comunidad educativa a unirse a la Marcha Federal Universitaria. Esta movilización cuenta con el apoyo del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), sindicatos docentes y no docentes, la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), y la Federación Universitaria Argentina (FUA), buscando presionar por un cambio en las políticas de financiamiento universitario.