sábado 4 de abril de 2020
Actualidad | Política | Bonadio | Cristina Kirchner

Bonadio, una trayectoria polémica y el gran "dolor de cabeza" de Cristina Kirchner

Recientemente había trascendido que el Gobierno trabajaba en la posibilidad de forzar la renuncia del magistrado. Sin embargo, Bonadio nunca dio señales de querer renunciar, pese a la enfermedad que padecía.

Alegría en el kirchnerismo, consternación en las filas opositoras. La repentina muerte del juez federal Claudio Bonadio, quien estaba al frente de las principales causas de corrupción contra exfuncionarios kirchneristas, sacudió desde temprano el tablero político y judicial y puso un signo de interrogación sobre el derrotero que tendrán, de ahora en más, las investigaciones que llevaba adelante el magistrado, la mayoría de las cuales ya fueron elevadas a juicio oral.

Leer más ► Murió el juez federal Claudio Bonadio

Generó amores y odios, pero nunca indiferencia: el juez Bonadio tuvo una trayectoria judicial polémica desde que fue nombrado por el expresidente Carlos Menem en 1994 al frente del Juzgado Federal N°11 de la Capital. Quienes lo frecuentaron en los últimos años coinciden, no obstante, en que su obsesión en investigar al kirchnerismo buscaba un solo objetivo más bien personal: pasar a la historia como el juez que desenmascaró las corruptelas cometidas durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. “Quería el bronce”, afirman quienes lo conocían.

Bonadío 3.jpg
Claudio Bonadío murió este martes a los 64 años.

Claudio Bonadío murió este martes a los 64 años.

Bonadio fue un verdadero verdugo para el kirchnerismo: en el último tiempo elevó a juicio más de cinco causas contra la expresidenta Cristina Kirchner, la citó a siete indagatorias en un solo día y le dictó nueve prisiones preventivas, seguidas de pedidos de desafuero al Congreso. Entre las causas más resonantes figuran la de Hotesur, Los Sauces, dólar futuro y la denuncia de Alberto Nisman vinculada al memorándum con Irán por el atentado a la AMIA. Además, investigó la tragedia de Once y procesó a exfuncionarios kirchneristas y empresarios actualmente condenados por el siniestro ferroviario, que causó 51 muertos. La última investigación que instruyó fue, tal vez, la más importante de su vida judicial: la causa de los cuadernos de la corrupción. El caso ya fue elevado a juicio y está en manos del Tribunal Oral N°7, que debe aún fijar la fecha de inicio del proceso que tiene como protagonistas a la actual vicepresidenta y a importantes empresarios.

Leer más ► "Bonadio era un lobo solitario, que cosechó amores y odios"

"Pistolero, mafioso y extorsionador", asestó la expresidenta ante la embestida del juez contra su familia. Es que Bonadio también investigó a los hijos de la vicepresidenta, Máximo y Florencia. Cristina lo acusó de persecución política y lo calificó como el ejemplo del lawfare. En la misma sintonía, el presidente Alberto Fernández dijo que Bonadio era uno de los jueces que iban a tener que explicar sus fallos. De hecho, en los últimos días trascendió que el Gobierno trabajaba en la posibilidad de forzar la renuncia del magistrado, una salida similar a la que en su momento impulsó el gobierno de Cambiemos respecto del polémico exjuez federal Norberto Oyarbide. Sin embargo, Bonadio nunca dio señales de querer renunciar, pese a la enfermedad que padecía.

Bonadio 1.jpg

En la oposición hay cierta preocupación por el futuro de las causas que instruía Bonadio y que ahora están elevadas a juicio oral. “Desde Juntos por el Cambio esperamos que las causas que él llevaba adelante sigan el ritmo que los judiciables precisan para que la Justicia llegue a tiempo y sea verdaderamente justicia”, expresaron, en un comunicado, cuatro de los jerarcas del principal espacio opositor, Alfredo Cornejo (UCR), Patricia Bullrich (Pro), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) y el excandidato a vicepresidente Miguel Pichetto.

Leer más ► Juntos por el Cambio lamentó el fallecimiento de Bonadio y pidió que sus causas sigan adelante

Como ahora el kirchnerismo, la oposición supo cuestionar duramente la actuación del juez Bonadio durante los 90. En esos años, Bonadio estuvo al frente de causas trascendentales, como la del atentado a la AMIA; el caso PAMI, en el que se juzgó por corrupción al entonces interventor, Víctor Alderete; y el caso de los préstamos irregulares obtenidos por la Curtiembre Yoma. Por el expediente Alderete, fue denunciado por la Oficina Anticorrupción.

En 1996, Domingo Cavallo denunció en los medios la existencia de una servilleta escrita a puño y letra por Carlos Corach, en la que el poderoso funcionario menemista le enumeraba los nombres de los jueces que "jugaban a favor del gobierno", entre los que figuraban Bonadio.

cfk y bonadio.jpg

A raíz de la denuncia, comenzó una investigación y varios magistrados fueron apartados de sus cargos, pero Bonadio supo resistir pese a las múltiples denuncias en el Consejo de la Magistratura.

Durante la época kirchnerista tuvo momentos de acercamiento con el Gobierno. De hecho, estuvo al frente del caso Skanska y sobreseyó a los exsecretarios privados de Néstor Kirchner por enriquecimiento. Sin embargo, la luna de miel no duraría demasiado. A fines del gobierno de Cristina Kirchner la enemistad era manifiesta. Intentó llevar a prisión a la expresidenta, pero murió sin cumplir ese objetivo. Cristina Kirchner tiene motivos para sonreír.

Dejá tu comentario