viernes 14 de agosto de 2020
Actualidad | Agricultura | agricultura familiar |

Advierten caída en ingresos de agricultores familiares en América Latina y el Caribe por coronavirus

Los resultados fueron relevados en un sondeo realizado durante mayo y junio entre 118 referentes de la agricultura familiar en 29 países de la región.

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) advirtió hoy que los ingresos de los agricultores familiares disminuyeron en los últimos meses en la región de América Latina y el Caribe y que la mayoría trabaja en un marco de carencia de equipos de protección y protocolos sanitarios en plena pandemia de coronavirus.

Los resultados fueron relevados en un sondeo del IICA realizado durante mayo y junio entre 118 referentes de la agricultura familiar en 29 países de la región, según comunicaron desde la entidad.

En el informe, afirmaron que para el 70% de los consultados, los ingresos de la agricultura familiar han disminuido por dos motivos principales: "la contracción de la economía asociada a la reducción en la demanda y el volumen de ventas" y por otro lado, por "diversos elementos vinculados con las dificultades de movilidad y acceso a mercados, incluyendo restricciones de transporte, el aumento en los costos de intermediación y las medidas de distanciamiento social".

Asimismo, se identificaron tres aspectos principales en las dificultades que enfrentan los agricultores familiares en la actual pandemia en relación a las actividades productivas y comerciales (más del 50% de los consultados afirmaron que son dificultades de alta afectación).

Por un lado, aquellos que tienen que ver con la carencia de equipos de protección y protocolos sanitarios y de bioseguridad que permitan a los productores trabajar en condiciones de seguridad.

En segundo lugar, las limitaciones de transporte y distribución, que “han sido afectadas por diferentes motivos, como las restricciones de tránsito y movilidad interna y/o externas a los países, dificultando el traslado comercial de productos provenientes de la agricultura familiar, o por la merma en la disponibilidad de choferes y transportistas, sea por restricciones impuestas como medidas preventivas o por temor asociado a los riesgos de circulación y contagio”, detallaron.

La tercera dificultad expresada en el estudio, "de alta incidencia negativa en la agricultura familiar", es la limitación en cuanto a acceso a capital financiero requerido para la producción y la propia reproducción de la unidad familiar.

En este marco, el gerente del Programa de Desarrollo Territorial y Agricultura Familiar de la Dirección de Cooperación Técnica del IICA y coordinador del sondeo, Mario León, aseguró que “se trata de una radiografía muy precisa del sector de la agricultura familiar realizada en un contexto muy desafiante” y en este sentido, "el sondeo presenta opciones de políticas públicas ante la pandemia para atender a un sector clave para el empleo agrícola, el abastecimiento de alimentos, la seguridad alimentaria y nutricional y la mitigación del éxodo rural. Es decir, un sector estratégico que debe ser prioridad".

Según el informe, el 88% de los entrevistados opinó que los productos que podrían verse más afectados serían los granos y cereales, las hortalizas, seguidas de las frutas, las raíces y tubérculos, y las carnes.

"Mirando a un escenario de pospandemia, surge la necesidad de considerar a la agricultura como un sector estratégico para la reactivación. Dentro de esto, es imprescindible fortalecer el desempeño de los agricultores familiares y de los circuitos cortos de comercialización de alimentos” puntualizó el Director General del IICA, Manuel Otero.

En este sentido, “es muy importante asegurar la implementación de buenas prácticas de seguridad e higiene para estos agricultores y políticas que den al asociativismo y al cooperativismo un papel mucho más importante", afirmó Otero.

Dejá tu comentario