domingo 25 de octubre de 2020
Policía | nena | Indonesia

Abandonan en una estación de servicio a una nena de 8 años porque "se portaba mal"

Un historia está dando la vuelta al mundo y cuenta como una nena de tan solo 8 años es abandonada en una estación de servicio porque se portaba mal.

Sucedió en Kabupaten Pelalawan, Indonesia. La historia tiene como protagonista a una nena de tan solo 8 años. Según publicó el medio inglés “Mirror”, la pequeña fue abandonada por los padres en una estación de servicio.

La nena abandonada llevaba consigo una nota en la mano y ahora la Policía de ese país inició una búsqueda de los padres de la menor, a la que dejaron abandonada y le dijeron que básicamente que “cuidara de ella misma”.

image.png
La historia tiene como protagonista a una nena de tan solo 8 años. La pequeña fue abandonada por los padres en una estación de servicio.

La historia tiene como protagonista a una nena de tan solo 8 años. La pequeña fue abandonada por los padres en una estación de servicio.

Los medios que se hicieron eco de la noticia, contaron que decía la nota que llevaba la nena abandonada: “Hija, perdóname. Me veo obligada a dejarte en la calle. No estoy dispuesta a hacerte sufrir o torturarte por tu mal comportamiento. Todos los días causas problemas. Perdóname. Cuídate”.

Leer más►Una casa abandonada se convierte en una 'cápsula del tiempo' al mantener objetos de hace más de un siglo

Qué sabe la policía del caso

La policía dice que no tienen ninguna información sobre la desaparición de la niña y aún no ha logrado identificar a la niña que se encuentra actualmente bajo cuidado. El pasado 28 de septiembre fue abandonada la menor. El mensaje que dejó la madre fue compartido en las redes sociales y se volvió viral. Obviamente que los usuarios desataron su furia contra los padres por el repudiable accionar.

Otro hecho similar se produjo en noviembre de 2019 cuando una joven de 18 años encontró una bebé dentro de una caja de cartón en el este de Java. Según los datos que aportaron las autoridades, estimaron que la menor tenía apenas tres semanas de nacida.