martes 17 de mayo de 2022
Turismo Mendoza | Argentina | Buenos Aires

5 bodegas imperdibles para visitar en Mendoza

Se trata de empresas familiares que forman parte de lo mejor de la producción vitivinícola de Argentina. Se pueden hacer visitas guiadas, degustaciones y almuerzos con maridaje. 

Las bodegas de Mendoza se posicionan como un destino de naturaleza, relax y placeres gastronómicos. A continuación una lista de las bodegas imperdibles en Mendoza.

image.png

1- Bodega Santa Julia - Maipú

Está ubicada a 40 km de la ciudad de Mendoza y es uno de los únicos viñedos de Argentina que está certificado como 100% orgánico por Letis, una empresa dedicada a la auditoría y certificación de estándares nacionales e internacionales de calidad y sustentabilidad en productos y procesos.

Se trata de una viña de 180 hectáreas donde se cultivan uvas Malbec, Cabernet Sauvignon, Sauvignon Blanc y Torrontés. Los turistas pueden visitarla, hacer un recorrido y disfrutar de un almuerzo en Casa del Visitante o Pan y Oliva.

image.png

2- Los Toneles - Guaymallén

La bodega perteneció a una familia italiana y fue fundada en 1922. Luego de estar unos 20 años cerrada, la bodega fue adquirida por la familia Millan quienes volvieron a ponerla en funcionando. Es “Patrimonio Cultural de la provincia de Mendoza” por su historia y su tradición.

Una experiencia única es disfrutar de un almuerzo en su restaurante Abrasado, elegido el mejor restaurante de vinos del mundo según las Great Wine Capitals. Su especialidad es la carne madurada y los embutidos artesanales.

image.png

3- Zuccardi - Valle de Uco

Esta bodega pertenece a una de las familias más influyentes del mundo del vino en Argentina. Sebastián Zuccardi, tercera generación a cargo de la bodega, es quien está detrás de cada uno de los detalles de esta experiencia. Está ubicada en Valle de Uco y fue elegida en varias ocasiones como la Mejor del Mundo.

Sus viñedos están a los pies de la Cordillera y ofrece visitas guiadas para turistas. También almuerzos en su restaurante Piedra Infinita, con un menú de varios pasos maridados con diferentes etiquetas de la bodega.

image.png

4- Trapiche - Maipú

Tiene más de 130 años de historia y una trascendencia importantísima en la vitivinicultura mendocina. Tal es así que el tren San Martín desvió su recorrido para llegar hasta la puerta de la bodega desde donde salían cargamentos de vino hacia Buenos Aires.

En las visitas guiadas, se pueden visitar todas las instalaciones y hasta las vías de tren que aún se conservan. Hoy uno de los vagones fue restaurado y transformado en un bar de vino tirado que se puede disfrutar al atardecer.

image.png

5- Kaiken - Luján de Cuyo

Fue construida en 1920 y hoy tiene una capacidad de producción de 7 millones de litros de vino. Esta bodega es hermana de la chilena Bodega Montes de Chile. Por su antigüedad, tiene algunas plantaciones que tienen más de 100 años que se guardan en una cava que es única en toda la Ruta del Vino mendocina.

Este lugar es una especie de santuario a donde suenan cantos gregorianos y donde se rinde homenaje a la tradición vitivinícola del lugar. El restaurante de la bodega es uno de los más elegidos por los turistas: se trata de Ramos Generales, a cargo del chef Francis Mallmann.