jueves 26 de noviembre de 2020
Sociedad | Gauchito Gil | Corrientes |

Quién fue el Gauchito Gil

Quién fue el Gauchito Gil y por qué miles de personas le rinden culto a esta figura.

El gaucho Antonio Plutarco Cruz Mamerto Gil Núñez (1847- 1868) fue un joven correntino que luego de participar en la guerra de la Triple Alianza fue reclutado por el Partido Autonomista para pelear en la guerra civil correntina contra el opositor Partido Liberal, pero desertó. Dado que la deserción era delito, fue capturado, colgado en un árbol de Espinillo y muerto por un corte en la garganta.

image.png
Personas devotas del Gauchito Gil.

Personas devotas del Gauchito Gil.

Cuenta la leyenda que Gil le dijo a su verdugo que debería rezar en su nombre por la vida de su hijo, que estaba muy enfermo. Luego de matarlo, el hombre llegó a su casa y encontró a su hijo al borde de la muerte.

El verdugo, de apellido Zalazar, rezó al Gauchito Gil y su hijo sanó milagrosamente. Las personas que se enteraron del milagro construyeron un santuario, que aún permanece y donde se le rinde culto.

image.png
Santería del Gauchito Gil.

Santería del Gauchito Gil.

Según informó Clarín, desde entonces, los devotos del Gauchito le hacen ofrendas y le prenden velas rojas en el santuario ubicado a kilómetros de la ciudad correntina.

A su vez, se toma la tradición de envolver con banderas rojas o pintar de rojo los santuarios de veneración al Gauchito Gil, dado a que es el color que caracteriza al Partido Autonomista en la provincia de Corrientes, al que pertenecía él.

¿Es un santo?

image.png
Altar del Gauchito Gil.

Altar del Gauchito Gil.

Si bien no es una figura que forma parte del santoral ni está en proceso de canonización, se convirtió en un centro de culto.

Esta catalogado dentro de las "devociones paganas" vistas de reojo por la Iglesia, por el clamor popular que generan.

Al Gauchito se lo invoca por cuestiones de salud, trabajo, necesidades materiales o para tener fuerza de voluntad y protección en momentos difíciles. Muchos lo consideran el santo de los desahuciados.

A su vez, al no ser considerado santo por la Iglesia, varios hacen pedidos por cuestiones consideradas pecaminosas o para ayuda en el amor.