viernes 21 de enero de 2022
Sociedad | prematuro |

Por qué se conmemora hoy el Día del Prematuro

Desde el 2009, cada 17 de noviembre se celebra el trabajo de los médicos neonatales, quienes logran salvar cada año a millones de bebés nacidos antes de las 37 semanas de gestación.

El 17 de noviembre es el Día del Prematuro, en conmemoración al riesgo que sufren estos bebés al nacer y con la intención de prevenir y ayudar a las familias para que puedan superar esta circunstancia con éxito.

Además, durante esta jornada, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se enfoca en reivindicar a los centros de salud que tienen la capacidad de prevenir millones de muertes cada año gracias a los cuidados proporcionados a los nenes que nacen en estas circunstancias.

Un bebé prematuro es aquel cuyo nacimiento se produce antes de la semana treinta y siete de embarazo. La preñez normal suele durar cuarenta semanas, es decir más de nueve meses.

Algunos de los factores más frecuentes que contribuyen a este tipo de parto es que la madre tenga antecedentes de nacimiento anticipado o que el embarazo sea múltiple.

Entre las complicaciones que pueden enfrentar los bebés prematuros están la inmadurez de los pulmones, la dificultad para regular la temperatura corporal, la alimentación deficiente y la lentitud en el aumento de peso.

Muchos nenes que nacen estas circunstancias poseen dificultades salvables, pero hay casos límites que sólo pueden vencerse en unidades de cuidados intensivos neonatales, dotadas de equipo de alta tecnología, y tras meses y meses de utilización de ventiladores, goteros y demás sistemas de apoyo.

A partir de la evidencia científica aportada por la OMS, Naciones Unidas adoptó una estrategia para reducir drásticamente las muertes de recién nacidos que consiste en:

  • Fortalecer, mediante inversiones, la atención durante el parto y la primera semana de vida.
  • Mejorar la calidad de la atención materna y neonatal.
  • Llegar a todas las mujeres y todos los recién nacidos, en particular los más pobres.
  • Contabilizar a todos los recién nacidos para poder hacer un seguimiento de todos los nacimientos y muertes.

La estrategia prevé asimismo que todos estos esfuerzos deberán contar con el apoyo de sólidos sistemas de salud capaces de prestar unos servicios de calidad a todas las personas, cuando quiera y donde quiera se precisen.

Temas