jueves 20 de enero de 2022
Sociedad DNI |

No binaries: la incorporación de una X en el DNI trajo festejos y algunas críticas

Argentina es el primer país de América Latina que incorpora una tercera opción de género en el documento nacional de identidad, una medida que ya tomaron países como Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Por qué algunos colectivos consideran que es insuficiente. 

"No somos una X", decía la remera que Valentine Machado mostró el miércoles, en el acto de entrega de los primeros DNI no binaries en la Argentina. Alguien más, desde el público, arengó: "Mi sentimiento interno no es una X”. Hubo quienes aplaudieron y festejaron el Documento Nacional de Identidad que suma una X a las opciones Femenino y Masculino. Las personas que escapan a los binarismos de género saben lo que es la incomodidad y la violencia: la pregunta sobre su identidad de género transita desde la curiosidad, al cuestionamiento y la impugnación. "Pero entonces qué sos", "¿Cuántos son?", "No se entiende", son algunas de las frases que escuchan. Les pasa en las escuelas, en el gimnasio, en el trabajo, en los centros de salud. "No es fácil habitar una identidad que se encuentre dentro del espectro no binarie, ser quienes somos nos expone (en distintos grados e intensidad) a un sinfín de escenarios de discriminación y violencia", explican desde Liga Mostrix, un colectivo de personas no binarias de Rosario.

"Ni muy muy, ni tan tan", definió con contundencia SaSa Testa, autorx del libro "Soy Sabrina, Soy Santiago, género fluido y nuevas identidades". Desde hace décadas, se sabe que los géneros son construcciones sociales. Todavía, algunas personas los atan a determinaciones biológicas y entonces, rechazan las existencias que no se inscriben en esa lógica binaria. Ser varón o ser mujer es actuar en el cuerpo una serie de atributos que la sociedad identifica en esos casilleros tradicionales. Quienes no aceptan entrar en esas categorías, van más allá de una posición singular: rechazan la organización social en torno a la diferencia sexual. Parece difícil, dicho así. Lo que sí se sabe es que, desde siempre, hay personas que no encajan en los mandatos sociales. Y por eso sufren represalias.

Cansados de la marginación y el insulto, los colectivos de la diversidad sexual se movilizaron para obtener los derechos que les negaban. Son esos colectivos y sus reclamos los que empujan los límites de lo posible. Hace décadas, era imposible pensar en matrimonios de personas del mismo género. Mucho más impensable que las personas pudieran modificar en el DNI el género asignado al nacer. Esa ley, la 26743, se conquistó en 2012. El decreto 476 firmado el miércoles 20 de julio por el presidente Alberto Fernández es un paso más en ese sentido. Lo que establece, es que las personas podrán inscribirse y contar con un DNI donde el campo del género (aunque los documentos oficiales hablan de sexo) esté marcado con la X.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de SaSa Testa (@testasasa)

La celebración por esta medida estatal no fue unánime. "Hay momentos en los que la emoción te deja sin palabras. Hoy es un día de esos. Tenemos un Estado presente, que se hace eco de nuestras problemáticas. Tenemos un Estado que tomó la decisión política de garantizar nuestro derecho humano a la identidad no binaria. Tenemos un Estado que nos reconoce como ciudadanos, ciudadanas, ciudadanes. Orgullo es poco", escribió en sus redes sociales SaSa Testa, docente de lengua y literatura que, con su libro editado por Planeta, fue una de las voces que le dio visibilidad a la identidad no binaria.

Por otro lado, la Liga Mostrix es un colectivo de personas que venían reclamando una respuesta estatal de ampliación de las identidades. "Desde hace al menos un año, sabíamos que el Ministerio del Interior estaba trabajando junto al Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad para 'resolver' esto que les representaba un 'problema', porque se habían expedido partidas no binarias en algunas provincias, pero el Renaper se negaba a expedir los DNI. Cada vez existían más personas indocumentadas y se incrementaban las presentaciones judiciales", dice la declaración colectiva de Liga Mostrix.

Estas personas reclaman: "¡Nada sobre nosotres, sin nosotres!". Y plantean que esta decisión no les contempla. "Nuestras voces no estuvieron presentes en la construcción de esta medida que aparece como un avance, pero que solo le resuelve un problema administrativo al Estado. Nuestra lucha es otra y no supieron escucharnos", escribieron en conjunto.

Embed

La solución que encontró el Estado argentino está en sintonía con la Organización de Aviación Civil Internacional (Oaci), creada por medio del Convenio de Chicago. La integran 193 estados y si bien no todos contemplan esta opción, sí lo hacen Canadá, India, Australia y Nueva Zelanda. Así, los pasaportes argentinos tendrán una nomenclatura aceptable a nivel internacional. Argentina es el primer país de América Latina en incorporarlo.

Leer más ► Por qué el DNI no binario lleva la letra "X" en la descripción del sexo

En esa línea, el Estado provincial anunció que desde este lunes 26 de julio se podrá solicitar el DNI no binario. "Es un avance que vuelve a colocar a la Argentina a la vanguardia", subrayó Nerea Tacari, subsecretaria de Igualdad y Diversidad de la provincia.

Desde la sanción de la ley 26.743, en 2012, el Registro Civil de Santa Fe recibió 1201 solicitudes de cambios registrales. En ese contexto, siete personas solicitaron y obtuvieron la calificación de personas autopercibidas, una propuesta realizada por el Registro Civil de Santa Fe en 2019.

Aquella solución de 2019 no dejó conformes a todas las personas no binarias. Actualmente existen 12 solicitudes sin resolución. La X tampoco es lo solicitado por algunas de estas 12 personas.

"Es comprensible que no pudieran consignarse todas las identidades que existen y las por venir, ¿pero no habría sido al menos posible reconocer al paraguas identitario del espectro no binarie en lugar de ofrecer una 'X' que tiene sabor a etcétera? Si es tan fundamental consignar en los DNI las identidades que aparecen como "M" o "F", en la cual ya se autopercibe gran parte de la población, ¿es la 'X' la representación de una identidad? Seguramente dirán que allí se consigna todo 'lo otro', pero muches no podemos dejar de sentir que en ese 'todo' está la invisibilización y la nada", dicen desde Liga Mostrix.

La ampliación de derechos no es un camino lineal aunque, siempre, el combustible que la impulsa es la lucha de los movimientos sociales. Mientras algunos sectores de la sociedad desestiman la importancia de tener un DNI que refleje la propia identidad, y otros directamente rechazan la diversidad de las identidades, en el colectivo de la diversidad sexual pelean para que el estado reconozca sus existencias. Y por eso, ante esta medida inédita, hay quienes festejan el avance y quienes lo consideran un corsé para lo deseable.

Temas

Dejá tu comentario