lunes 19 de octubre de 2020
Sociedad | San Luis | Córdoba | cuarentena

Murió su hija de 27 años, viajó a despedirla y no la dejan volver a su provincia

A pesar de certificar su resultado negativo del hisopado por Covid, Marina Carrara tuvo que dormir dos noches en su auto en el límite entre Córdoba y San Luis.

El caso de Solange Musse conmovió a un país entero. Su padre había viajado para despedirla pero las autoridades le negaron el ingreso a Córdoba y lo obligaron a dar marcha atrás. La historia se volvió viral y muchas otras similares salieron a la luz. Este jueves, Marina Carrara fue protagonista de otro pésimo manejo por parte de las autoridades. Su hija de 27 años murió en Córdoba, ella viajó para darle su último adiós y cuando quiso volver a San Luis, le prohibieron la entrada a la provincia.

Leer más► Tenía perimetral y le dio una golpiza en medio de la calle

Una vez más la pandemia del coronavirus y las arduas medidas sobre el aislamiento se antepusieron en una tragedia familiar. Marina Carrera tiene 51 años, es docente y vive en la ciudad de Villa Mercedes, en San Luis. Durante la cuarentena, 125 kilómetros la separaban de su hija Antonella quien vivía en Río Cuarto, Córdoba.

Sin embargo, Carrara decidió viajar un mes atrás para asistir a la joven, quien finalmente murió en la ciudad cordobesa. Su madre se encargó de desocupar su departamento, armó nuevamente las valijas y encaró la vuelta a casa. Pero jamás pensó que su dolor se multiplicaría por la frialdad del sistema.

Tras despedir a su hija, un nuevo calvario sin fin

Al llegar al límite entre Córdoba y San Luis no la dejaron seguir su camino. Ella se había hisopado y el resultado había sido negativo. Presentó el certificado pero le dijeron que estaba vencido. Le exigieron hacer la cuarentena en la ciudad de La Punta pero Carrara solo quiere regresar a hogar para realizar el duelo correspondiente.

Así fue como durmió dos noches seguidas en su auto, en la frontera de ambas provincias. Su hermana Graciela se comunicó con La Voz, donde aseguró: “Desde ayer mi hermana está varada en la ruta y no la dejan entrar. Es inhumano lo que están haciendo con ella“. Con respecto a la propuesta de las autoridades, sostuvo: “Ella sola en La Punta se muere de tristeza. Ella no se niega a hacer nada pero quiere hacer la cuarentena en su casa. Está tirada en la ruta con todo el dolor que lleva encima. Necesitamos que la ayuden“.

FUENTE: radiomitre