jueves 26 de noviembre de 2020
Sociedad | Necochea | Solidaridad | Vida

Murió el juez de Necochea Mario Juliano

Falleció a la madrugada. En los últimos días, corría una maratón solidaria para juntar fondos para la construcción de una vivienda para una familia necochense, la localidad donde era juez.

Mario Juliano, juez penal de la ciudad de Necochea y director de la ONG Asociación Pensamiento Penal (APP), falleció esta madrugada, al sufrir un infarto en su casa. "Era un adelantado, y quizás la persona más generosa que conocí", señaló Sandra Saidman, integrante de APP y jueza de Faltas en la ciudad chaqueña de Barranqueras.

Colegas y allegados de Juliano coincidieron en que la suya era una mirada diferente, que apostaba por una sociedad menos violenta y más justa. Su postura, afirman quienes trabajaban a su lado, "siempre hacía ruido". "Cada meta, cada iniciativa, siempre tenía por delante un objetivo colectivo y para las personas menos favorecidas, tanto para las personas privadas de su libertad como para los sectores vulnerables de la sociedad", relató Fernando Gauna, abogado y director ejecutivo de APP.

"Mario siempre fue una persona controvertida, porque tenía el ideal de construir un sistema penal menos violento", señaló Gauna. A principios de este año, cuando comenzó el aislamiento social obligatorio por la pandemia de coronavirus, Juliano autorizó el uso de celulares dentro de los penales bonaerenses. "El vacío que deja es imposible de ocupar, por todo lo que motorizaba, hacía y pensaba", advirtió Gauna y afirmó que, como organización, "nos queda recomponernos y profundizar el trabajo que venía haciendo". Para Gauna, Juliano "era un padre, una persona que todos sentíamos como familia".

Cuando se le consultó por el aumento de robos y delitos contra la propiedad durante los últimos cuatro años, Juliano afirmó: "el delito contra la propiedad está muy vinculado con los procesos de aceleración de la marginación, la exclusión, y la falta de oportunidades. Hay que pensar sin pecar de ingenuidad en políticas de inclusión y acceso a los derechos".

Mario Juliano2.jpg
Falleció a la madrugada. En los últimos días, corría una maratón solidaria para juntar fondos para la construcción de una vivienda para una familia necochense, la localidad donde era juez.

Falleció a la madrugada. En los últimos días, corría una maratón solidaria para juntar fondos para la construcción de una vivienda para una familia necochense, la localidad donde era juez.

El juez que hacía la diferencia

Durante los últimos días, el juez a cargo del Tribunal en lo Criminal N°1 de Necochea, estaba en medio de una maratón solidaria de 280 kilómetros. "La vida nos sigue sonriendo: se dio vuelta el viento y parecería ser que hoy lo volveremos a tener de cola para regresar hasta el cruce de Fernández", escribió este miércoles en sus redes sociales. El evento, que tenía previsto recorrer seis localidades en 15 días, tenía como objetivo juntar fondos para la construcción de una vivienda para una familia necochense. "Estamos motivados y seguimos necesitando tu ayuda para levantar un techo digno", había posteado Juliano en su cuenta de Facebook.

Embed

Según Saidman, lo diferente en Juliano era "la posibilidad que se daba de cuestionar desde una norma hasta la forma de vestirse, e incluso el lenguaje judicial". Como juez, señaló Saidman, Juliano "era una persona que veía cosas que otros no veían, posibilidades de derechos para los más postergados".

Despedidas

En esta forma de describirlo coincidió Julián Axat, fundador de la Dirección General de Acceso a la Justicia (ATAJO) y ex Defensor del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de La Plata, quien le escribió: "tu desafío fue la vida, y la solidaridad con los demás". En sus redes sociales, Axat compartió el poema "El maratonista de la vida", que escribió para Juliano:

"Corriendo te fuiste

entregándolo todo

tu desafío fue la vida

y la solidaridad con los demás

En tu sueño de hospitalidad

está tu legado

tu corazón es de los que necesitan una casa

Amigo mío,

Juez de la coherencia,

te vamos a extrañar."

No sólo allegados del juez y personalidades de la Justicia y del Derecho lo despidieron en redes y lamentaron su muerte, remarcando su solidaridad y compromiso con la sociedad, sino también organismos públicos, como la Procuración Penitenciaria de la Nación. "Fue una persona inconmensurablemente solidaria", escribió el organismo, que también señaló que los fallos de Juliano "siempre reflejaron el respeto por los derechos humanos de las personas privadas de la libertad".

Embed
Embed