martes 17 de mayo de 2022
Sociedad Vida |

Las peores frases que nos decimos y que debemos desterrar

La PNL se convirtió en una herramienta de coaching para ayudar a las personas a modificar formas de pensar y decretos mentales que actúan como limitantes. ¿Cuáles son las palabras que pueden transformar nuestro estilo de vida?

El reconocido biólogo estadounidense Bruce Lipton fue uno de los científicos que dedicó gran parte de su tiempo a estudiar cómo las creencias de nuestro subconsciente pueden influir directamente en nuestro ser biológico.

Para Lipton, el subconsciente es mucho más poderoso que la mente consciente y lo utilizamos el 95% del tiempo. Refleja patrones y hábitos que se fueron programando a lo largo de la vida, en especial, en el primer septenio.

Pero ¿cuáles son las palabras y frases negativas que actúan como un ancla mental que nos impide desarrollarnos plenamente y que hemos aprendido de niños?

PNL
A lo largo de nuestra vida utilizamos el subconsciente mucho más que la mente consciente

A lo largo de nuestra vida utilizamos el subconsciente mucho más que la mente consciente

La Programación Neuro Lingüística (PNL) ayuda a identificarlas y modificarlas, y es una herramienta que, si bien data de los años ’70, ha cobrado mayor notoriedad en la última década con actividades como el coaching ontológico, aunque vale aclarar que no se trata de una ciencia.

“El lenguaje positivo es hablar de una manera que me permita conocerme y escucharme, detectar de qué manera me hablo yo, desde qué lugar me hablo; si me hablo desde los NO que conozco y que traigo desde hace mucho tiempo, o si me estoy hablando desde la posibilidad que puedo ser”, explicó a Aire Digital la psicoterapeuta y trainer en PNL Gabriela Perezlindo.

Perezlindo no duda en asegurar que “el lenguaje transforma y crea”.

“Cuando empezamos a conocernos y a escuchar cómo nos hablamos podemos darnos cuenta si nos estamos castigando. Es allí que podemos modificar esas palabras y empezar a usar otras más positivas. De esa forma primero transformamos nuestro día, para luego transformar la semana, nuestros proyectos y finalmente nuestra vida”, aseguró.

Gabriela Perezlindo

Las peores frases que nos decimos

Una manera de hablar distinta permite ir desactivando viejas creencias y formando nuevos hábitos: el de las palabras que nos guíen a una mejor versión de nosotros mismos.

“La vida es una lucha” figura en el top 10 de las más repetidas, dice Perezlindo. “La pregunta es ¿contra quién estoy luchando? El ‘no puedo’, ‘qué tonta que soy’, ‘qué estúpido fui’ son otras de las frases más comunes y muchas veces las decimos ni bien nos levantamos. Así arranca nuestro día”, sostiene.

Por eso insiste en que la clave está en escucharse y llevar al plano consciente las frases negativas. “La pregunta es ¿quién las dijo? ¿quién nos dijo eso? Cuando nos hacemos esa pregunta las estamos cuestionando y entendemos que es algo que no es nuestro, que es algo que viene impuesto de algún lugar. Generalmente son frases que vienen de creencias y mandatos implantados, es nuestra programación, es lo que venimos trayendo desde niños”, apuntó.

Gabriela Perezlindo_MG_9476-1200_MTH.jpg
Gabriela Perezlindo, trainer en PNL, habló con Aire Digital 

Gabriela Perezlindo, trainer en PNL, habló con Aire Digital

Así como entrenamos el cuerpo también podemos entrenar la mente, la palabra. Y existen palabras que para Perezlindo son transformadoras y hay que habitarlas: asegura que el “gracias” es una de las más poderosas.

“Hay que mirarse al espejo. A veces se hace difícil porque nos solemos focalizar en el aspecto físico. Pero hay que mirarse a los ojos y decir ‘me acepto tal como soy’. El concentrarnos en la respiración, respirar profundo, tomar consciencia del lugar, buscar aire libre en lo posible, el estar en contacto con la naturaleza, caminar, son hábitos que se crean y que pueden cambiar y transformar la vida de las personas”, confió.

Temas

Dejá tu comentario