viernes 23 de octubre de 2020
Sociedad | Mendoza |

La increíble historia del bebé mendocino que nació en la semana 24 con 500 gramos y después de 100 días de internación logró el alta

Al pequeño le tuvieron que hacer una reanimación cardiopulmonar durante su internación en la neo, por lo que debió ser conectado a un respirador.

Lautaro Valentín nació con 24 semanas de gestación. Su madre tuvo preclamsia y el bebé llegó al mundo con 500 gramos. Durante 98 día luchó en la terapia intensiva de la maternidad del hospital del Carmen, en Godoy Cruz, Mendoza.

La imagen de Lautaro Valentín, el nuevo superhéroe que peleó por salir adelante y logró el alta médica en medio de la pandemia, circuló rápidamente en redes sociales. Antes de salir del hospital para regresar a casa con sus padres, a Lautaro le fabricaron una capa similar a la de Superman y antifaces confeccionados especialmente para el pequeño gran héroe rodearon al bebé, que luchó para recuperarse.

image.png
Lautaro Valentín nació con 24 semanas de gestación

Lautaro Valentín nació con 24 semanas de gestación

Los encargados de fotografiar al pequeño compartieron las imágenes en las redes sociales de la Obra Social de Empleados Públicos de Mendoza. Junto a la sesión de fotos indicaron: “Brenda cursaba su embarazo con los controles de rutina habituales. En junio se le detectó una suba inesperada de presión (preclampsia) que llevó a los profesionales a tomar la decisión de interrumpir el embarazo”.

Los primeros días de vida de Lautaro fueron difíciles, requirió de reanimación cardiopulmonar al nacer y necesitó respirador y asistencia permanente. Pediatras, enfermeras y diferentes profesionales de la salud estuvieron abocados a la recuperación del pequeño. Finalmente, tras pasar 98 días en neonatología, logró superar los obstáculos y fue mejorando considerablemente su condición le permitió irse a casa”, indicaron.

En la página de la obra social se indicó: “Actualmente Lautaro Valentín se encuentra muy bien de salud, es alimentado con lactancia materna y ha logrado un peso muy saludable: de 2.5 kilos. Sus padres, Brenda y Pablo están muy felices del gran luchador que ha sido su hijo y continúan asistiendo al seguimiento de los controles y evolución de su pequeño”.

Temas