menu
search
Sociedad suicidio | pandemia | depresión

En el mes de la prevención del suicidio, un especialista advierte sobre algunos mitos: "Contrariamente a lo que pensamos, hay que hablar del tema"

En el mes de la concientización para la prevención del suicidio, especialistas advierten sobre algunos mitos en torno a la enfermedad de la depresión. "Contrariamente a lo que siempre pensamos, hay que hablar del suicidio, porque así se tiene chances de ayudar a personas en riesgo. Una palabra puede hacer la diferencia", dijo en diálogo con AIRE Marcelo Cetkovich, psiquiatra, Director Médico de INECO y Vicepresidente de la Asociación Argentina de Psiquiatras.

En todo el mundo, durante el mes de septiembre se lleva a cabo la campaña “Septiembre Amarillo”, establecido para la prevención del suicidio, además del 10 de septiembre instaurado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Día Mundial de la Prevención del Suicidio. En ese contexto, especialistas advierten sobre la necesidad de derribar algunos mitos en materia de prevención. ¿Es conveniente hablar de suicidios?

En diálogo con AIRE, Marcelo Cetkovich, psiquiatra, Director Médico de INECO y Vicepresidente de la Asociación Argentina de Psiquiatras (AAP) aseguró que “es necesario reconocer que es una realidad importante. Muchas personas fallecen por suicidios cada año. Y muchas de ellas, son personas jóvenes”.

En cuanto a los mitos, Cetkovich destacó que “contrariamente a lo que siempre pensamos, hay que hablar del suicidio, porque así se tiene chances de ayudar a personas en riesgo. Una palabra puede hacer la diferencia”. Aunque aclaró: Debe hablarse, pero con normas”. El psiquiatra precisó que nunca hay que mencionar la metodología utilizada para el suicidio y apuntó que “las palabras son importantes: las personas no se suicidan, las personas fallecen por suicidio. No se quitan la vida. Es como una muerte por cualquier otra enfermedad”.

Además, según director médico de INECO, hay que evitar romantizar o darle carácter histórico al hecho. “No se quitan la vida por un conflicto sentimental. La mayor parte de las veces es causada por trastornos mentales que pueden tener tratamiento”, explicó.

“Hay que hablar adecuadamente. Otra fantasía es que “el que avisa no lo hace”. Es falso. Frecuentemente, tienen contacto con el sistema de salud. Siempre que alguien menciona el tema hay que tomarlo con seriedad. Hay que acercarse y decirle “te escucho. La estás pasando mal, busquemos ayuda””.

Embed

Al ser consultado sobre si los casos de suicidios son repentinos, Cetkovich lo relativizó. “Pueden ser repentinos o pueden ser resultado de proceso de elaboración previa. Es difícil de predecir. Conocemos los factores de riesgo, pero no los detonantes de un suicidio”. Al referirse a los detonantes, dio algunos ejemplos: malestar general, tragedias previas, quedarse sin trabajo, fracaso afectivo, problemas económicos. “Son factores detonantes que pueden incidir”, sostuvo.

“Cuando uno ve a alguien que está mal, hay que estrecharle y ofrecerle una mano tendida”, dijo el especialista y afirmó que “en general, las personas permiten que las ayuden, siempre y cuando se tengan en cuenta sus procesos, sus sentimientos. La mayor parte de las veces los casos se dan en personas con enfermedades que son tratables”. En este punto, hizo hincapié en que no se debe invalidar el pensamiento, el problema o el sentimiento de la persona. “No hay que decir jamás “dejate de pavadas, mira la vida, tu familia, mira lo que tenes”.

Además, Cetkovich confió que “el abuso de sustancias es un indicador de riesgo en todas las edades”.

En cuanto a cómo abordar a una persona con ese cuadro psicológico, Cetkovich insistió con que “cuando uno lo sospecha, hay que acercarse con cariño, con suavidad” y tranquilizó: “No se necesitan herramientas psicológicas, sino la intención de acompañar a la persona que lo necesita”.

Además, precisó que la reserva o el secreto debe tener sus condiciones. “La reserva va si me permitís cuidarte. Si me permitís cuidarte, yo te cuido, no lo cuento. Pero tenemos un pacto. Busquemos ayuda”, explicó.

Cetkovich alertó sobre un dato preocupante: hay cada vez más personas jóvenes que fallecen por suicidio. “Es muy frecuente. No se sabe el motivo. Quizás sea porque son más impulsivos, pero es un dato muy reciente”, dijo.

Por otro lado, el especialista conformó que durante la pandemia “la salud mental se vio muy afectada. Estamos viendo los resultados y todo indica que hay aumento de las tasas de suicidios, sobre todo de los jóvenes”.

Por último, el profesional aseguró que no en todos los casos, los intentos de suicidio quedan como una marcha negativa en las personas sobrevivientes. “Ven ese hecho como hito en su vida que le permite cambiar el rumbo de su vida”, remarcó.

Marcelo Cetkovich.jpg
En diálogo con AIRE, Marcelo Cetkovich, psiquiatra, Director Médico de INECO y Vicepresidente de la Asociación Argentina de Psiquiatras (AAP) aseguró que “es necesario reconocer que es una realidad importante.

En diálogo con AIRE, Marcelo Cetkovich, psiquiatra, Director Médico de INECO y Vicepresidente de la Asociación Argentina de Psiquiatras (AAP) aseguró que “es necesario reconocer que es una realidad importante.

Depresión en cifras

Se estima que la depresión afecta al 4,4% de la población mundial, eso significa que en este momento alrededor de 322 millones de personas están deprimidas. Estar deprimido aumenta el riesgo de suicidio y los datos muestran que hay un suicidio cada 40 segundos. El primer episodio depresivo iniciará en el período comprendido entre mediados de la adolescencia y mediados de los 40 años. Además, es hasta dos veces más frecuente en mujeres.

Según el Estudio epidemiológico de salud mental en población general de la República Argentina, uno de los desórdenes con prevalencia de vida más elevada fue con un 8,7% el Trastorno depresivo mayor. En Chile según los datos nacionales en 2017, un 6,2% de los adultos (mayores de 18 años) cumplirían criterios de Depresión, aproximadamente un millón de personas anualmente; de ellos, según la Encuesta Nacional de Salud 2016/2017 menos del 50% ha consultado y recibido ayuda.

¿Qué es la depresión?

Estar deprimido no se refiere a un malestar transitorio, es una condición médica que se presenta durante la mayor parte del día, casi todos los días. No solo se afecta tu ánimo con tristeza o irritabilidad, también tu autoestima con recurrentes pensamientos negativos, tu concentración y memoria, tu voluntad, sueño y también apetito. Es frecuente además experimentar síntomas físicos como dolores de cabeza, tensión muscular, malestares digestivos. Es de profunda importancia el reconocimiento de esta condición para llegar a su tratamiento oportuno. Y lo más importante es saber que existen medicamentos y psicoterapias muy eficaces, capaces de mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen.

Embed

Depresión

¿Qué es?

La depresión es una enfermedad que afecta:

  • Tu ánimo
  • Tu concentración
  • Tu capacidad de disfrutar
  • Tu voluntad y tu energía
  • Te provoca pensamientos negativos
  • Sobre vos mismo
  • Sobre tus decisiones
  • Te hace sentir inseguro
  • Tendés a aislarte
  • Conectás menos con tu familia
  • Podés no querer ver a tus amigos
  • Te aleja de tu pareja, no disfrutas ni te interesa el sexo
  • Podés pensar que la vida no vale la pena

¿Qué NO es la depresión?

  • No es ser perezoso o no tener voluntad
  • No es una reacción normal a situaciones difíciles
  • No es solo estar triste
  • No es una cuestión de carácter o poca fortaleza
  • No mejora pensando en positivo
  • No es una parte normal del crecimiento tampoco del envejecimiento ni de la personalidad
  • No es una elección