menu
search
Sociedad Efemérides | Medicina | Embarazo

Día internacional de la obstetricia: ¿por qué se celebra el 31 de agosto?

Todos los 31 de agosto se celebra, a nivel mundial, el Día de la Obstetricia, la especialidad médica encargada de la atención del embarazo, el nacimiento y el postparto o puerperio. La fecha fue escogida en honor al natalicio de San Ramón Nonato, santo patrono de la obstetricia, las mujeres embarazadas y las parturientas

La principal finalidad de este Día Internacional es sensibilizar y concientizar a la población acerca de la mortalidad materna a nivel mundial. Por otra parte, se destaca la importancia de la labor ejercida por los médicos obstetras en el cuidado de la mujer durante la etapa de embarazo, parto y cuidados del recién nacido. De acuerdo a las estadísticas, anualmente mueren 10 millones de mujeres por causa de lesiones, enfermedades e infecciones ocurridas durante el embarazo, parto y postparto.

Origen del Día Internacional de la Obstetricia

El Día Internacional de la Obstetricia se celebra cada 31 de agosto, en honor al día en que falleció San Ramón Nonato (patrono de la obstetricia, mujeres embarazadas y parturientas) en el año 1240.

image.png
El Día Internacional de la Obstetricia se celebra cada 31 de agosto, en honor al día en que falleció San Ramón Nonato (patrono de la obstetricia, mujeres embarazadas y parturientas) en el año 1240.

El Día Internacional de la Obstetricia se celebra cada 31 de agosto, en honor al día en que falleció San Ramón Nonato (patrono de la obstetricia, mujeres embarazadas y parturientas) en el año 1240.

Dedicó su vida a la redención de los cristianos cautivos. Fue sacerdote de la Orden de la Merced, siendo posteriormente nombrado cardenal por el Papa Gregorio IX.

Este cardenal nació en Lérida (España) en el año 1204 y fue extraído con vida del vientre de su madre muerta el día anterior. Es por ello que se evoca a este santo para la protección de las mujeres embarazadas y de sus hijos por nacer.

¿Qué es la Obstetricia?

La Obstetricia es la especialidad médica encargada de la atención del embarazo, el nacimiento y el postparto o puerperio. Está ampliamente vinculada con la Ginecología, especialidad médica orientada a la revisión y tratamiento de enfermedades del órgano reproductivo femenino. El obstetra es el profesional de la medicina que se encarga de la atención médica a la mujer embarazada y el feto.

image.png
La atención y contención integral que brindan estos equipos de salud comprenden aspectos psicológicos y sociales de un periodo tan especial como es la maternidad. La relación humana es tan importante como la experiencia profesional.

La atención y contención integral que brindan estos equipos de salud comprenden aspectos psicológicos y sociales de un periodo tan especial como es la maternidad. La relación humana es tan importante como la experiencia profesional.

La atención y contención integral que brindan estos equipos de salud comprenden aspectos psicológicos y sociales de un periodo tan especial como es la maternidad. La relación humana es tan importante como la experiencia profesional.

Algunas de las tareas que cumple un profesional en obstetricia son:

  • Seguimiento y controles prenatales en embarazos de bajo riesgo
  • Preparación integral de la futura madre para el parto
  • Examen y evaluación del recién nacido
  • Facilitar el apego con el bebé
  • Apoyar y fomentar la lactancia materna
  • Asesoramiento sobre crianza temprana
  • Seguimiento y cuidado de la mujer y del recién nacido luego del parto
  • Asesoramiento y educación para la salud sexual y reproductiva
image.png
La Obstetricia es la especialidad médica encargada de la atención del embarazo, el nacimiento y el postparto o puerperio.

La Obstetricia es la especialidad médica encargada de la atención del embarazo, el nacimiento y el postparto o puerperio.

El trabajo de los equipos de salud especialistas en obstetricia:

  • Reduce los índices de mortalidad materno y neonatal
  • Disminuye la tasa de nacimientos prematuros
  • Permite una experiencia segura y positiva de parir y nacer, donde cada futura madre obtenga la atención y cuidados que merece, ejerciendo el pleno goce de sus derechos y los de su bebé.