martes 20 de octubre de 2020
Sociedad | Santa Fe | Salud | médico

Cómo se trabaja en Santa Fe con los pacientes psiquiátricos

Tras las muertes en Palermo del policía y su atacante (quien actuó presuntamente por un brote psicótico) vuelve a ponerse en el centro de la discusión qué pasa con la Ley de Salud Mental en Argentina y, en particular, en Santa Fe.

La tragedia ocurrida el lunes en la que el policía Federal Juan Pablo Roldán fue asesinado a puñaladas por Rodrigo Facundo Roza, de 51 años -una persona con problemas psiquiátricos- quien también falleció en el Hospital Fernández a raíz de los balazos recibidos puso en el centro de la discusión el modo en que el Estado mediante la Ley de Salud mental debería trabajar con los pacientes que cursan esas patologías.

Es algo que podría haberse evitado, como otras situaciones que tuvieron el mismo desenlace desde la sanción de la Ley de Salud Mental 26.657, en diciembre de 2010. Los pacientes psiquiátricos son en forma excepcional autores de hechos violentos; el caso del lunes entra dentro del 5% del total, nacional e internacional, y en el 95% restante ellos son las víctimas de la violencia. En cualquier caso, deben ser protegidos, desde lo asistencial, lo social y lo judicial.

El Dr. José Domínguez (Mat. n° 4882) presidente de la Asociación de Psiquiatras de Santa Fe y Director médico de la Clínica Vitasur dijo en el programa 7AM con Geraldine Brezán por Aire de Santa Fe que la Ley de salud mental en el país fue sancionada en 2010 y reglamentada en 2013 y tiene puntos apropiados pero que en la práctica no se cumplen y otras cuestiones que deberían ser modificadas.

"Hay países del primer mundo con leyes parecidas a las de Argentina, como por ejemplo Estados Unidos donde los pacientes están solos en la calle pero la gente no los estigmatiza y la policía actúa de otro modo. La desgracia como la de Palermo es evitable. La ley apunta a que la internación psiquiátrica deje de existir salvo en casos urgentes. Busca que hospitales psiquiátricos no existan más".

Para el médico, en Santa Fe hay mejoras notorias. Destacó por ejemplo que desde desde el año pasado el director del Hospital Mira y López es un psiquiatra, cuestión que no ocurrió durante los 10 años previos.

"La psiquiatría fue perdiendo fuerza y sin psiquiatria no hay salud mental", manifestó el doctor José Domínguez

"Muchas veces los pacientes de riesgo están en la calle y la policía no actúa. Antes un paciente tenía un brote psicótico, se descom pensaba en la calles, la policía lo reducía y lo trasladaba a una institución privada. Ahora nadie toca a nadie en la calle porque todo es considerado delito, " destacó el entrevistado.

Cómo se trabaja con un paciente que presenta un brote psicótico

El médico explicó que en ocasiones por más de que se cumplan los protocolos, las recaídas se producen igual. Hay casos de pacientes con delirio persecutorio que representan un alto riesgo tanto para la persona atacada como para el propio paciente. Un paciente cpn ese estado mental debe cursar una internación de entre 10 y 15 días y luego cuando sale pero debería haber toda una red de contención para recibirlo de nuevo en el entramado social.

De todos modos, Domínguez destacó que desde hace un año se sienten más atendidos y escuchados a nivel nacional porque se determinó una metodología de trabajo en constante interacción con la Asociación Nacional ." Nos sentimos más escuchados, hace un año que tenemos un grupo organizado por A.S.A que nuclea a todos los presidentes de todas las provincias con la asociación nacional y tenemos reuniones donde planteamos todo tipo de cosas. Antes nos quedábamos en la queja de no ser escuchados. Por lo menos se empieza a ver un horizonte donde la cosa tiende a mejorar."

Por último, el médico destacó que la ley considera que el paciente no debe estar internado en un hospital psiquiátrico sino en una institución intermedia de contención pero de cinco años a esta parte no se destinó presupuesto para tal fin.

Entrevista con el doctor José Domínguez