menu
search
Santa Fe Río Salado |

Villa Minetti: bidones y perforaciones para garantizar el agua a los animales

Hasta hace tres meses, en Villa Minetti, el agua de red se suministraba a través de un canal a cielo abierto para que la gente la empleara en sus tareas diarias. Con un lecho del río Salado casi seco, las autoridades esperan que finalice la instalación de un acueducto de emergencia.

La población de Villa Minetti, localidad del departamento 9 de Julio, sufre la sequía. A las consecuencias que trae el fenómeno de La Niña para el sector agropecuario, es necesario agregar los efectos que genera en la vida diaria de la comunidad. Las autoridades no dudan en describir la situación como "complicada", a pesar de que el pueblo nunca contó con agua potable, pero sí con agua de red que hasta hace tres meses se suministraba a través de un canal a cielo abierto para que la gente empleara en sus tareas diarias.

Con un lecho del Salado casi seco, hoy las expectativas están puestas en la situación de Salta, en donde se registraron algunas lluvias. "Esto hace que tengamos una esperanza en los próximos siete a diez días. La verdad que dependerá de algunos factores que no los manejamos nosotros, pero hoy la situación es bastante complicada", afirmó Gabriel Gentilli, el presidente comunal de Villa Minetti.

El agua para consumo se acarrea a través de bidones o depósitos, hoy los 2.000 litros se venden a $2.000. Un valor simbólico para acarrear gastos menores. "La situación es muy complicada, tanto sea en el sector productivo, si no también para la vida diaria", recalcó Gentilli. Desde hace tres meses la sequía terminó de inutilizar el canal a cielo abierto que proveía agua del río Salado desde Tostado.

Sequía en el norte.
Por la falta de agua, los pequeños productores sufren la muerte de sus animales.

Por la falta de agua, los pequeños productores sufren la muerte de sus animales.

Al respecto, Gentilli confirmó que se está trabajando en la instalación un acueducto de emergencia para poder trasladar el agua a diez kilómetros de la localidad.

Ante la falta de agua de red, los vecinos optan por realizar perforaciones para de esta manera contar con el suministro de agua para las actividades diarias. Sin embargo, Gentilli destacó que este tipo de medidas son "soluciones a corto o mediano plazo".

"Estamos en una situación complicada por ese motivo se tiene que poner este caño para asegurar la llegada de agua para la red, para los servicios", reiteró el funcionario.

En el paraje La Hiedra, la mortandad de animales afecta a los pequeños productores

A 15 kilómetros al oeste de Villa Minetti se ubica el paraje Colonia La Hiedra en donde 30 familias conviven a diario con la falta de agua para consumo personal y luchan para poder conseguir recursos para sus animales. A pesar de que la comuna instaló un molino para asegurar el consumo para los animales, el riego de quintas y huertas y el agua potable es suministrada por las autoridades, los animales siguen muriendo y los pequeños cultivos se pierden.

“Tenemos un solo molino que está a los 1.100 metros y ya tenemos agua para todas las casas. Estamos necesitando otro molino, porque a veces no tenemos para comprar”, contó Simón Puky Córdoba, vecino de La Hiedra, que recalca que es "urgente" resolver el problema. El panorama afecta a todas las familias que se dedican a la producción y cría de animales en pequeña escala: “Los animales se le mueren de sed, de calor, el chat, se murieron un montón de chanchos”, cuenta.

Sequía río Salado Logroño

"Perdimos gallinas y cerdos. La calidad del agua para darle a los animales es fea. Para nosotros tenemos que comprar agua, que es caro, a veces", contó Margarita Córdoba.

"Perdimos gallinas y cerdos. La calidad del agua para darle a los animales es fea. Para nosotros tenemos que comprar agua, que es caro, a veces", contó Margarita Córdoba por su lado. El agua para los animales es sustraída de los aljibes, pero en reiteradas ocasiones el consumo del líquido que tiene una alta carga de salinidad provocó la muerte de los animales.

Ambos vecinos coincidieron al asegurar que muchas veces adquirir agua para el consumo humano es complicado porque significa un gasto importante. "Nosotros hicimos una perforación, pero el agua era muy salada y traía mucho virus", relata la mujer.

La familia de Simón está conformada por 36 personas, desde padres a nietos, adquirir la cantidad de agua suficiente para el consumo es complicado. "Preferimos que si aparecen un molino y que se pueda pagar de a poquito. En la comunidad estamos gastando mucha plata y no podemos seguir así", contó el hombre.

Temas