menu
search
Santa Fe Vicentin | Concurso de Vicentin | Santa Fe

Vicentin: el juez Lorenzini resolvió excusarse y abandona la causa de la convocatoria de acreedores

El juez de Reconquista, Fabián Lorenzini, se excusó por violencia moral en el marco de la causa de la convocatoria de acreedores de la empresa agroexportadora Vicentin. El magistrado abandona el caso y el proceso entra en un contexto de incertidumbre.

Tres años después de habilitar el concurso preventivo de Vicentin, el más grande de la historia al menos en Santa Fe, el juez civil y comercial N°2 de Reconquista, Fabián Lorenzini, resolvió abandonar la causa. En un escrito que ingresó formalmente en la mañana de este viernes, comunicó su decisión de excusarse, aduciendo “violencia moral”, y enviar todo el expediente al juzgado civil y comercial N°3 de la misma ciudad.

“Considero indispensable formular mi excusación para continuar actuando como juez en este expediente, con fundamento en la violencia moral que me produce una solicitud de Juicio Político presentada ante la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, por parte de un representante de acreedores”, dice Lorenzini en su resolución.

El expediente del proceso concursal, que Lorenzini describe como “de dimensiones nunca antes conocidas en la historia judicial de la Argentina”, había retornado a sus manos el 27 de febrero pasado, después que la Corte Suprema rechazara el que había solicitado el acreedor Commodities SA.

Vicentin avellaneda.jpg

Uno de los abogados de esa firma, Gustavo Feldman, fue quien el año pasado motorizó el pedido de jury contra Lorenzini. Lo hizo a título personal, no en representación de sus clientes.

En su excusación, el juez sostiene: “Soy consciente de mis deberes funcionales, pero no puedo soslayar la violencia moral que me genera dicho planteo, porque siento que me condiciona a la hora de continuar ejerciendo libremente la jurisdicción en este proceso tan relevante y complejo”.

Recuerda que en esos 3 años sorteó “numerosos pedidos de recusación, planteos de incompetencia, críticas y postulaciones de la más diversa índole jurídicas, políticas y económicas, pero un pedido de juicio político en las actuales circunstancias de alta sensibilidad, me expone en un grado que no me parece apropiado ni digno tolerar. Desde mi perspectiva, implica una agresión desmedida y me genera la necesidad de ponerme a disposición de quienes deben analizar aquel pedido, favoreciendo el pleno escrutinio de los fundamentos que pudiera esgrimir semejante planteo”.

Remata: “Considero indispensable remover cualquier condicionamiento que mi continuidad en el caso Vicentin pudiera representar”.

Al mismo tiempo, Lorenzini dice que “no habiéndose expedido hasta el momento nuestra Corte Suprema sobre aquella postulación (el pedido de jury), me siento inhibido de continuar ejerciendo mi rol”. Y un párrafo más adelante ofrece “disculpas a los acreedores que aguardan pacientemente el trámite de este proceso y a las personas que trabajan para la concursada”.

vicentín complejo avellaneda _ph Germán de los Santos _9x16_marca.jpg
Se espera que el próximo miércoles el juez responda si acepta o no la intervención de Vicentin SA propuesta por el Gobierno de Santa Fe.

Se espera que el próximo miércoles el juez responda si acepta o no la intervención de Vicentin SA propuesta por el Gobierno de Santa Fe.

La primera reacción fue del propio denunciante. El abogado Feldman dijo que no cree que los motivos que expuso Lorenzini sean ciertos. “Creo que se excusa para no tener que firmar la caducidad del período de exclusividad y la apertura del cram down”, afirmó. En diálogo con AIRE, abundó, duró con el magistrado. “¿Ahora siente violencia moral? ¿Ahora reconoce que estábamos ante un caso sui generis en el que el cuidado de los acreedores debió ser mucho mayor? Todo lo que los fiscales (penales) de Rosario le enviaron (en relación a las imputaciones al directorio por estafa y otros delitos) Lorenzini siempre puso «ténganse presente» y ahí quedó”.

Si bien la Corte en noviembre pasado rechazó avocarse el concurso y ordenó devolvérselo a Lorenzini, lo hizo con una serie de requerimientos que condicionaban al juez del concurso y que prácticamente hacían inviable que homologara la oferta de pago de Vicentin, por más que esta había conseguido los pisos de aceptación que exige la ley.

El máximo tribunal, en apretada síntesis, le marcó la cancha: que tenga cuidado de no interferir en el proceso penal que se sigue en Rosario a los directivos (la oferta de pago estaba condicionada a la venta de activos de la agroexportadora que están inhibidos, o sea que no pueden venderse); que la propuesta de pago no sea abusiva; que atienda las advertencias que hizo la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (en relación a que el ingreso de inversores para pagar podría derivar en una mayor concentración del mercado agroexportador); y que preserve las fuentes de trabajo.

Cómo continúa

En su resolución Lorenzini remite el expediente (que acumula más de 10.000 fojas) al juzgado civil y comercial N°3 de Reconquista, a cargo de Ramiro Avilé Crespo. El magistrado puede aceptarlo o rechazarlo. En caso de que lo rechace, define el destino la Cámara Civil y Comercial de Reconquista.

En cualquier caso el trámite se demorará, aunque los acreedores que no aceptaron la oferta de pago de Vicentin van a presentarse rápidamente para sea quien fuere el juez que quede a cargo, lo primero que haga es dar por terminado el periodo de exclusividad de oferta de la concursada y abrir el proceso de cram down. Este es un paso previo que contempla la ley de quiebras que posibilita que acreedores o algún otro grupo tome el control de la empresa.

Esta instancia es la que hace tiempo exigen acreedores como Commodities SA y el Banco Nación, que es el principal acreedor individual de Vicentin, entre otros.

Mientras tanto, la Procuración de la Corte ya habría recomendado no hacer lugar al pedido de enjuiciamiento de Lorenzini, aunque todavía falta la decisión del tribunal de enjuiciamiento que argumenta el magistrado.