menu
search
Santa Fe Hospital Orlando Alassia |

Un chico de cuatro años murió tras ser picado por un alacrán en Santa Fe

Un chico de cuatro años falleció el miércoles por la tarde tras sufrir una picadura de alacrán. Desde el hospital de Niños confirmaron que el paciente tuvo una mala evolución y recomendaron tomar las precauciones para prevenir estos casos.

Un chico de cuatro años murió el miércoles por la tarde tras sufrir la picadura de un alacrán. El director del hospital de Niños Orlando Alassia, Dr. Osvaldo González Carrillo, confirmó en AIRE que el paciente tuvo una mala evolución y durante el tratamiento que recibió en el efector sufrió una falla cardíaca. El chico murió durante la tarde. "Es un hecho lamentable. Se hizo en forma tardía el suero porque el chico se demoró en llegar al hospital", explicó el director del Alassia.

Carrillo recordó que "hacía años" que en el hospital no se registraba una muerte por escorpionismo. El paciente fue trasladado al mediodía desde la zona oeste de la capital provincial. El chico fue picado en el pie y Carrillo explicó que junto a las manos, esta es una de las zonas más frecuentes de picaduras de alacranes.

Un niño terminó en el hospital después de que le pusieran un alacrán en la panza
El riesgo de una picadura de alacrán depende de la especie y de la cantidad de veneno que tenga el insecto. Cuando pican a un chico que pesa menos de 30 kilos hay que llevarlo inmediatamente al Hospital de Niños.

El riesgo de una picadura de alacrán depende de la especie y de la cantidad de veneno que tenga el insecto. Cuando pican a un chico que pesa menos de 30 kilos hay que llevarlo inmediatamente al Hospital de Niños.

El médico advirtió que la picadura de una alacrán es riesgosa en un chico que pesa menos de 30 kilos y que la gravedad del caso depende de la especie y la cantidad de veneno que tenga el insecto. Carrillo recalcó que el suero se debe administrar dentro de las dos horas posteriores a sufrir la picadura.

El alacrán se encuentra en la zonas húmedas y oscuras de la casa, es por esto que se recomienda chequear los calzados de los chicos, y en los baños se aconseja tapar las rejillas para impedir su ingreso.

"Lo más típico es que el chico esté jugando y de golpe empieza a llorar sin consuelo", explicó Carrillo. El médico explicó que en la ciudad de Santa Fe y en zonas aledañas, un chico que generalmente se encuentra en buen estado y en forma abrupta empieza a llorar por un dolor intenso, una de las primeras cosas que se sospecha es que se trata de un alacrán. La escena también puede darse en la cama, ya que los escorpiones tienen la posibilidad de trepar.

Cuáles son los síntomas de una picadura de alacrán

El ataque de un alacrán se manifiesta con dolor en el sitio de la picadura, que en general es intenso (en los niños provoca llanto) y una variedad de signos y síntomas locales y generales que se expresan con diferentes grados de severidad, entre ellos: palidez, náuseas, vómitos, salivación excesiva, ‘piel de gallina’, y palpitaciones.

Por lo general, el accidente sucede de noche y la población más afectada son los niños pequeños.

En caso de picadura se recomienda concurrir rápidamente al centro de salud más cercano para atención y tratamiento. Como produce dolor intenso, se puede colocar hielo o frío en el sitio afectado para aliviar las molestias mientras se transporta a la persona.

Recomendaciones generales

>Mantener el hogar y alrededores libres de escombros, ladrillos, tejas, leña, maderas.

>Tapar las grietas u orificios de los revoques de las paredes, sobre todo si estas son de ladrillo hueco, y sellar las cámaras de las cloacas.

> Colocar malla metálica en las rejillas de las casas.

> Siempre revisar la cama antes de acostarse, sacudir las sabanas, principalmente las de niños menores de 12 años.

> No dejar ropa en el suelo y, si ello sucede, sacudirla y revisarla siempre antes de utilizarla.

> Revisar además los zapatos, sobre todo los de los niños, antes de colocárselos.

> Alejar las camas, cunas y sillones de las paredes porque los alacranes trepan.

> Las cunas de los niños pequeños pueden, además, resguardarse colocando un frasco de vidrio en cada pata, porque los alacranes resbalan en el vidrio y eso impide que trepen.

> Los insecticidas en general no son efectivos por lo que se desaconseja su uso.

> En caso de picadura consultar inmediatamente al centro de salud más cercano, fundamentalmente cuando se trata de un niño o niña, que son más vulnerables al veneno. Mientras tanto, puede aplicarse hielo de manera local, en la picadura, antes de recibir asistencia médica.

> Controlar la presencia de otros insectos como las cucarachas, ya que son su fuente principal de alimentación.

> Mantener lo más ordenado y limpio el hogar, patios y zonas exteriores.