menu
search
Santa Fe Sequía en Santa Fe | Provincia de Santa Fe | INTA

Traslado de la hacienda y perforaciones: las medidas que aconseja el INTA a los productores de Tostado

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Tostado recomienda trasladar los animales para ajustar la demanda tanto de pasto como de agua. En torno a los cultivos, aconsejan realizar un uso consciente de los herbicidas para comenzar con la siembra.

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Tostado trabaja junto a los productores del departamento 9 de Julio, en el norte de la provincia de Santa Fe, en el acompañamiento de la delicada situación que atraviesan debido a la prolongada sequía. Los bajos rendimientos que los cultivos dejarán en la campaña 2022-2023, sumado a la posibilidad de que sus animales mueran ante la falta de agua, son los aspectos centrales en los que los expertos aconsejan a los propietarios de las tierras y del ganado.

El rendimiento de los cultivos de la actual campaña es una preocupación central, ya que se espera que esté muy por debajo de lo normal para la zona. "Creo que es lo que más preocupa en realidad a los productores, principalmente para lo que es la siembra de cultivos agrícolas, son los bajos rendimientos que tendrán cuando ha terminado lo que es la campaña de girasol prácticamente, o queda muy poco", detalló el ingeniero agrónomo, Germán Oprandi, director del INTA Tostado. El atraso en las siembras de cultivos como el maíz, el sorgo y la soja genera consecuencias directas sobre la baja de rendimientos futuros.

sequía en el norte de santa fe (19).jpg
Los cultivos no darán los rindes que se esperaban en esta campaña 2022-2023.

Los cultivos no darán los rindes que se esperaban en esta campaña 2022-2023.

En relación con lo que sucede con la hacienda en Tostado, lo más preocupante pasa por el abastecimiento de agua en la zona sur, en los campos que se proveen de agua del río Salado para el consumo animal, porque el pastizal natural no está respondiendo como debería en verano dadas las condiciones de sequía.

Consultado en torno a cuáles pueden ser las salidas más adecuadas tomando como punto de partida el contexto actual, el ingeniero Oprandi destacó que en el caso del ganado, una situación técnica rápida consiste en el ajuste de carga animal, que se traduce en el traslado de hacienda hacia otra zona o ver la posibilidad de adelantar la venta de las cabezas de ganado. Otra de las medidas que se aconseja aplicar es realizar perforaciones exploratorias para tratar de subsanar el problema de la falta de agua. "La principal medida que se debería tomar y que se aconseja, es el ajuste de carga justamente para balancear la demanda que hay tanto sobre el agua como del pasto que se necesita", explicó Oprandi.

"Respecto al cultivo agrícola, lo que principalmente hay que tratar de hacer lo mejor posible son los barbechos químicos (el uso de los herbicidas que se da entre una siembre y otra), para que haya el menor posible consumo de agua y para iniciar bien los cultivos. Obviamente, estamos todos esperando la lluvia", aseguró Oprandi. Las esperanzas para atravesar la situación están puestas en las lluvias que los pronósticos indican que tendrán lugar en febrero.

Sequía en el norte.
La principal medida que se debería tomar y que se aconseja, es el traslado de los animales para balancear la demanda que hay tanto sobre el agua como del pasto.

La principal medida que se debería tomar y que se aconseja, es el traslado de los animales para balancear la demanda que hay tanto sobre el agua como del pasto.

A pesar de que las consecuencias de las sequías son más manejables respecto a las que provoca una inundación, Oprandi recalcó que la falta de lluvias que se está dando es mucho más perjudicial que otras que se hayan registrado en etapas anteriores. "Por lo larga que se está haciendo y también por la gran superficie del territorio nacional que está cubriendo. Eso es lo que dificulta un poco más la situación", finalizó.

Carsfe: la provincia "está en rojo"

Desde la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe) aseguran que la provincia "está en rojo" y los productores a la espera de que el Estado tome resoluciones para resguardar el futuro de la provincia y del sector.

"La provincia de Santa Fe está completamente roja, hay dos o tres características que provocan un estado devastador. En el norte es la falta de agua y de pastura para la hacienda. En la zona central y el sur, que son zonas agrícolas y lecheras, están sufriendo porque no hay implantación de los cultivos de verano. Los maíces no producen nada porque se quemaron las plantas, al igual que el sorgo, en torno a la soja esto varía en relación con el estadio de la siembra", sostuvo Sara Gardiol, presidenta de Carsfe en diálogo con AIRE.